Defensoría hizo llamado al Gobierno: debe prevenir la violencia si fracasan los diálogos de paz con los grupos armados

A través de una alerta temprana, la entidad indicó que doce municipios del Cauca y dos del Valle del Cauca continúan en riesgo inminente de violencia

Compartir
Compartir articulo
La Alerta Temprana de Inminencia 036 del 2023 busca que se prevengan acciones desproporcionadas y sin precaución en 14 municipios de los departamentos del Cauca y Valle del Cauca - crédito imagen de referencia Colprensa
La Alerta Temprana de Inminencia 036 del 2023 busca que se prevengan acciones desproporcionadas y sin precaución en 14 municipios de los departamentos del Cauca y Valle del Cauca - crédito imagen de referencia Colprensa

La Defensoría del Pueblo hizo un llamado al Gobierno nacional para que prevenga, a toda costa, los hechos de violencia ante un posible fracaso de los diálogos de paz con grupos armados ilegales.

Para la entidad defensora de los derechos humanos, el Gobierno, además, debe establecer medidas para evitar que los actores armados al margen de la ley acudan a acciones violentas tras una eventual suspensión de los ceses al fuego pactados.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

El defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, recordó la recientemente Alerta Temprana de Inminencia 036 del 2023, en la que la entidad solicitó a al Estado adelantar acciones preventivas sobre la base del derecho internacional humanitario (DIH).

Lo anterior, ante hechos de violencia desproporcionada registrados en 14 municipios de los departamentos del Cauca y Valle del Cauca, por parte de dos frentes del Estado Mayor Central (EMC) de las disidencias de las Farc.

“Si eventualmente son suspendidos los diálogos con los grupos armados ilegales con los que son adelantadas conversaciones, el Gobierno nacional debe prevenir posibles acciones bélicas indiscriminadas contra la población y sus bienes civiles”, señaló el defensor del Pueblo.

El documento de advertencia emitido por la Defensoría indicó que continúa un riesgo inminente, particularmente en doce municipios del Cauca y dos del Valle del Cauca, por el alto riesgo de que se presenten ataques indiscriminados de los frentes Jaime Martínez y Dagoberto Ramos comandados por Iván Mordisco, que en su accionar han afectado a las comunidades.

Los municipios advertidos en la alerta temprana son: Buenos Aires, Santander de Quilichao, Suárez, Miranda, Corinto, Caloto, Guachené, Toribío, Jambaló, Caldono, Morales y Cajibío, en el Cauca, y Dagua y Jamundí, en Valle del Cauca, localidades donde hace presencia la disidencia de las Farc.

Dos hechos violentos recientes perpetrados por disidencias de las Farc fueron el ataque en Timba (municipio de Buenos Aires, Cauca) y el atentado en Potrerito (Jamundí, Valle del Cauca) - crédito Colprensa
Dos hechos violentos recientes perpetrados por disidencias de las Farc fueron el ataque en Timba (municipio de Buenos Aires, Cauca) y el atentado en Potrerito (Jamundí, Valle del Cauca) - crédito Colprensa

“El Gobierno, igualmente, debe establecer medidas para evitar que los actores armados al margen de la ley acudan a acciones violentas tras una eventual suspensión de ceses al fuego acordados, tal como sucedió en mayo de este año con el Estado Mayor Central en Putumayo, Caquetá, Guaviare y Meta”, es otro de los llamados de Carlos Camargo Assis.

En la alerta temprana son detallados algunos hechos de violencia que los dos frentes de las disidencias han llevado a cabo como ofensivas armadas contra la fuerza pública, especialmente, en estaciones de policía, bases militares y puntos de control, afectando también a la población civil, lo cual supone el desconocimiento de principios del DIH en particular, la proporcionalidad y precaución de las acciones armadas.

Dos hechos violentos recientes fueron el ataque en Timba (municipio de Buenos Aires, Cauca), el 20 de septiembre de 2023, y el atentado en Potrerito (Jamundí, Valle del Cauca), tan solo dos días después.

En ambos casos, el Frente Jaime Martínez habría utilizado artefactos explosivos improvisados para atentar contra las estaciones de Policía de los dos corregimientos.

La acción criminal en Timba dejó dos personas muertas y cinco más heridas; a estos lamentables hechos se sumaron el desplazamiento de 20 familias y la destrucción parcial o total de algunas viviendas. El atentado en Potrerito, entre tanto, dejó heridas a 10 personas.

“En la Defensoría del Pueblo apoyamos los diálogos de paz que el Gobierno adelanta con los grupos armados ilegales, sin embargo, deben ajustarse a las condiciones reales de un proceso complejo y cambiante, por eso hacemos esta nueva advertencia”, enfatizó el defensor del Pueblo.

Adicionalmente, reiteró que los grupos armados ilegales deben demostrar con acciones que tienen una “voluntad de paz genuina”, y fue enfático en decir: “no queremos que los grupos armados sigan burlando el anhelo de paz que tenemos todos los colombianos”.