Migración Colombia no puede atender sola la crisis migratoria en El Darién, así lo reconoció su director

De acuerdo con las cifras de la entidad, el número de migrantes que cruzaron la frontera con Panamá pasó de cerca de 80.000 en 2021 a unos 198.000 en 2022. Para 2023 se prevé que unas 228.000 personas intenten atravesar la selva

Guardar

Nuevo

Carlos Fernando García, director de Migración Colombia, reconoció que su entidad no puede antender sola la crisis migratoria en El Darién. @MigracionCol/Twitter.
Carlos Fernando García, director de Migración Colombia, reconoció que su entidad no puede antender sola la crisis migratoria en El Darién. @MigracionCol/Twitter.

El 24 de mayo, el director de Migración Colombia, Carlos Fernando García, durante el debate de control político al canciller Álvaro Leyva Durán por la crisis migratoria en la frontera con Panamá, especialmente en El Darién, reconoció que la entidad a su cargo no puede atender esta crisis sola. También advirtió que las olas migratorias no van a cesar, y reparó en los acuerdos a los que se han llegado con las comunidades de Necoclí, Acandí, Turbo y Capurganá tras una serie de visitas al territorio.

“El asenso y el incremento de las corrientes migratorias es una constante, solamente voy a referirme a una cifra, en este caso, y es que mientras para 2021 el asenso por Necoclí y Turbo de migrantes llegó a 80.736, en 2022, se dobló a 198.330, y en los dos meses, con corte a 28 de febrero de 2023, tenemos 38.963, que si lo proyectamos a todo el año, hablaríamos de 228.000, casi un cuarto de millón de personas que van a pasar este año por Necoclí y Turbo en dirección del Darién”, dijo García en la Comisión Segunda de la Cámara de Representes

Con estas cifras, el director expuso que “las corrientes migratorias no van a cesar”, y señaló que si bien la mayoría de los migrantes son cubanos, venezolanos, haitianos y los ecuatorianos, también se han registrado migrantes de India, China, otros países asiáticos y africanos, a los que se suman migrantes de países centroeuropeos, “seguramente tiene que ver con los efectos de la guerra en Ucrania”, explicó García.

Fue entonces cuando, tras exponer el panorama que se vive en la frontera con Panamá, García reconoció que “Migración no está en capacidad de resolver” la crisis migratoria “en términos de estar en el terreno”, advirtiendo que con dificultades la entidad tiene presencia en Nacoclí, Acandí y Capurganá:

“El panorama que yo veo es bastante complejo, tanto en Necoclí como en Turbo, vuelvo y repito, todas las personas, debido a que no hay otras fuentes de trabajo significativas sacan provecho de las corrientes migratorias, de todo el comercio que les pueda brindar ingresos. Allí el panorama es bastante complejo, adentro del Darién, no solamente se está destruyendo el bosque, sino que desaparecen personas, hay muertos, hay muchas calamidades humanas; pero son situaciones que Migración Colombia no está en capacidad de resolver en términos de estar en el terreno, porque difícilmente tenemos presencia en Necoclí, en Acandí y en Capurganá”.

El ministro Leyva advirtió, interrumpiendo a García, que tras “Dos o tres reuniones con Plan Nacional de Desarrollo, se está previendo unas partidas adicionales para este año”. Sin embargo, esta partida, que sería por 10.000 millones, sería insuficiente, pues, según un estudio de cargas laborales, que dejó la el gobierno anterior, en Migración Colombia hay un déficit en la planta laboral: “faltan 600 cargos”.

García advirtió: “Con la partida presupuestal adicional, que se espera se apruebe, se cubrirían solo 100 cargos”.

La solución de Migración Colombia para proteger los derechos humanos de los migrantes

Cruz Roja alertó por cifra récord de migrantes en el Darién: cerca de 127.000 migrantes han cruzado la frontera entre Colombia y Panamá. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
Cruz Roja alertó por cifra récord de migrantes en el Darién: cerca de 127.000 migrantes han cruzado la frontera entre Colombia y Panamá. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Frente a la garantía de los derechos humanos de los migrantes, el director García dijo que “lo más concreto que hemos planteado, y que requiere también recursos, es que el Estado garantice el paso por mar, hasta antes de llegar a Panamá, de tal manera que podamos evitar que la gente se vea en la necesidad de atravesar la selva del Darién”.

Con esto, García advirtió que se podría proteger a los migrantes que se aprovechan “de este mercado de migrantes” al garantizar el transporte de Necoclí, o Turbo, a las playas que limitan con Panamá.

“Esto requiere un esfuerzo junto con la Armada y con la Dimar, y esto involucra necesariamente recursos económicos para que pueda ser una realidad”

El director también reparó en que, además de solucionar la crisis migratoria, también se debe pensar en soluciones para proteger a las comunidades de mestizos, afros e indígenas que se ven abocados, ante la falta de oportunidades, al comercio con los migrantes. Por esto advierte que se requieren proyectos productivos:

“De otra parte, la población que quedaría y me refiero las comunidades negras, las comunidades afro, las comunidades indígenas que quedan en el Darién sí requieren de proyectos productivos y de carácter ambiental sostenibles, que tampoco el Estado ha tenido el músculo, y son poblaciones que se ven obligadas a vivir del comercio con los migrantes”

Los acuerdos con las comunidades

Migrantes que intentan cruzar la selva de El Darién para llegar a Estados Unidos. @MigracionCol/Twitter.
Migrantes que intentan cruzar la selva de El Darién para llegar a Estados Unidos. @MigracionCol/Twitter.

El director de Migración Colombia, también durante el debate de control político al ministro de Relaciones Exteriores, socializó que la entidad a su cargo realizó, hace quince días, unas mesas con las comunidades en Necoclí en las que se llegaron a una serie de acuerdos.

En estas mesas, dijo García, “asistieron 480 personas, entre las que estaba el pueblo guandule, el pueblo zenú, nueve lideresas de nueve consejos comunitarios, docentes y otros tipos de actores sociales”.

Estos son los acuerdos a los que se llegaron, se transcriben tal cual los enunció el director García en la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes:

  1. “Se acordó la construcción de centros de verificación migratoria, que se están haciendo de manera conjunta con la Alcaldía de Necoclí, Acandí y realizar una mesa migratoria en Turbo y Acandí para avanzar de manera integral, junto con el Icbf, la policía y las comisarías de familia, para tratar el tema de niños, niñas y adolescentes no acompañados en muelles”.
  2. “Mesa de trabajo de Migración Colombia y el Icbf para la socialización de la problemática de los niños y niñas no acompañados”.
  3. “Socializar avances de la política integral migratoria”
  4. “Habilitar albergues con carpas instaladas por World Vission, que es una ONG internacional para migrantes en extrema vulnerabilidad”
  5. “Centro de verificación de Migración Colombia y crear un centro de atención fronteriza”
  6. “En la última semana de mayo nos reuniremos con empresarios, hoteleros, transportadores y comerciantes para clarificar los proceso normativos con entidades como la Dimar, Fiscalía y la regional Antioquia Chocó con personas de Acandí, Turbo y Capurganá”.
Guardar

Nuevo