El COI le puso un tiempo límite al boxeo si es que quiere estar en Los Angeles

El organismo aseguró que “a principios de 2025″ debe haber una nueva Federación que se haga cargo del boxeo olímpico y afirmó que en este momento el deporte está afuera de los próximos Juegos Olímpicos.

Compartir
Compartir articulo

El Comité Olímpico Internacional (COI) le puso plazo al boxeo para que pueda permanecer en el programa olímpico en Los Angeles 2028 y reiteró que no organizará las competencias clasificatorias, como ocurrió para Tokio 2020 y París 2024.

El COI estableció como “principio de 2025″ el tiempo límite para que una nueva Federación se haga cargo luego de que a la Asociación Internacional de Boxeo (IBA) le quitara el reconocimiento, decisión ratificada el martes pasado por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

“Por el momento, el boxeo no figura en el programa deportivo de los Juegos Olímpicos LA28. Para remediar esto, el COI necesita tener una Federación Internacional de Boxeo asociada a principios de 2025″, comunicó el organismo presidido por Thomas Bach.

“Por razones de gobernanza, el COI no está en condiciones de organizar otro torneo olímpico de boxeo. Para mantener el boxeo en el programa olímpico, el COI necesita una Federación Internacional reconocida y confiable como socio, como ocurre con todos los demás deportes olímpicos”, agregó.

infobae

Si el boxeo estará en Los Angeles será sin la IBA, que se mostró en contra del fallo del TAS y lamentó “que sus iniciativas hayan sido ignoradas”. Además, puntualizó: “El COI nunca proporcionó a la IBA una hoja de ruta coherente ni estableció un canal directo de comunicación, incluso después de que la IBA propuso una persona de enlace 24 horas al día, 7 días a la semana para estos asuntos relacionados”.

La IBA explicó que en busca de levantar la suspensión, que le impuso el COI en 2019, “eligió una nueva Junta Directiva a través de un riguroso proceso de selección, que refleja la mayoría de las recomendaciones del Grupo de Reforma de la Gobernanza de Ulrich Haas, y estableció la Unidad de Integridad Independiente del Boxeo (BIIU)”; al mismo tiempo, señaló haber realizado “una limpieza de los oficiales de competencia y se han implementado procesos para la evaluación de todo el personal en el campo, incluidos los oficiales técnicos internacionales, árbitros y jueces”.

En cuanto a su situación financiera, otro de los puntos que marcó el COI para la suspensión, la Asociación Internacional manifestó que “ha pagado millones de dólares de deuda. Se ha vuelto financieramente sostenible y completamente independiente de los ingresos olímpicos con sus ingresos de eventos y patrocinadores. Ha sido reorganizada de arriba a abajo y en toda la organización”.

El presidente de la IBA, Umar Kremlev, lamentó el fallo del TAS (Credito IBA)
El presidente de la IBA, Umar Kremlev, lamentó el fallo del TAS (Credito IBA)

El boxeo no estará en Los Angeles con la IBA y la gran pregunta es saber con quién estará. En medio del conflicto entre el COI y la Asociación Internacional, surgió World Boxing, que celebró el fallo del TAS y buscará posicionarse como la Federación que mantendrá el deporte en el programa olímpico.

“La decisión del TAS y los comentarios del COI envían un mensaje claro e inequívoco a todas las Federaciones Nacionales de que si quieren que sus boxeadores tengan la oportunidad de cambiar sus vidas al continuar compitiendo en futuros Juegos Olímpicos, deben hacerlo. Debemos apoyar y buscar sumarnos a World Boxing”, comentó la nueva Federación, que tiene a Estados Unidos y Gran Bretaña entre sus miembros.

World Boxing afirmó que “esta es la última esperanza que queda para que el deporte mantenga su estatuto olímpico más allá de París 2024. No hay alternativa. Sería devastador para los boxeadores. Sin los Juegos Olímpicos, el boxeo y los boxeadores sufrirán”.

El COI dejó en manos de las Federaciones y Comités Nacionales el futuro del boxeo, que desde Saint Louis 1904, con la excepción de Estocolmo 1912 (estaba prohibido en Suecia), se mantiene de manera ininterrumpida en los Juegos Olímpicos. ¿Seguirá?