El futuro del boxeo olímpico, una vez más contra las cuerdas

El COI reiteró que después de París no organizará más los torneos clasificatorios y ratificó que la IBA “de ninguna manera estará implicada” si se mantiene en el programa olímpico en Los Ángeles, lo que provocó una fuerte respuesta del organismo presidido por el ruso Umar Kremlev.

Compartir
Compartir articulo
El ruso Umar Kremlev, presidente de la IBA, afirmó que el boxeo es víctima de la agenda política.
Crédito. Getty Images
El ruso Umar Kremlev, presidente de la IBA, afirmó que el boxeo es víctima de la agenda política. Crédito. Getty Images

Mientras el proceso de clasificación continúa y casi 200 boxeadores ya obtuvieron su clasificación a los Juegos Olímpicos de París 2024, el Comité Olímpico Internacional (COI) volvió a poner en duda que el deporte se mantenga en el programa olímpico en Los Ángeles 2028 y provocó una fuerte respuesta de la Asociación Internacional de Boxeo (IBA).

Luego de la suspensión de la IBA en 2019 por irregularidades financieras y la investigación por peleas manipuladas en los Juegos de Río 2016, el COI se encargó de organizar los torneos clasificatorios para Tokio 2020 y París 2024, aunque ya advirtió que no habrá una tercera vez. Esta decisión fue ratificada por el director de Deportes del organismo, Kit McConnell, en la reciente reunión del Comité Ejecutivo en Lausana.

“Si no tenemos un nuevo órgano boxístico para trabajar en colaboración con el COI, no estaremos en disposición de incluir el boxeo en el programa de Los Ángeles”, aseguró McConnell y ratificó sobre la IBA: “De ninguna manera estará implicada si el boxeo forma parte de Los Ángeles 2028″.

La declaración derivó en un extenso y fuerte comunicado de la IBA, en el que expresó que “la dirección del COI intenta de nuevo destruir a la familia deportiva y violar todas las reglas de la democracia clara y la transparencia… Con sus declaraciones, crea deliberadamente una división, incertidumbre e inestabilidad en la comunidad deportiva. Estos individuos, con sus acciones, obligan a los atletas a convertirse en ‘esclavos’ de esta ridícula situación, mientras que los actuales líderes del COI continúan tomando dinero de nuestros atletas, llenándose los bolsillos”.

“La realidad y la verdad es que no hay alternativa a la IBA como órgano de gobierno, ni financieramente, ni en términos de organización y experiencia. Con sus declaraciones, la elite gobernante del COI interfiere constantemente en los asuntos de la IBA y otras federaciones deportivas internacionales, violando los principios de su propia Carta Olímpica, la libertad de expresión e imponiendo sus propias reglas ficticias”, agrega el organismo presidido por el ruso Umar Kremlev.

El ruso Umar Kremlev, presidente de la Asociación Internacional de Boxeo, suspendida por el Comité Olímpico Internacional en 2019.
Crédito. IBA
El ruso Umar Kremlev, presidente de la Asociación Internacional de Boxeo, suspendida por el Comité Olímpico Internacional en 2019. Crédito. IBA

En medio de un conflicto que ya lleva cinco años, impulsado por Estados Unidos y Gran Bretaña, en abril del año pasado surgió World Boxing, que busca el reconocimiento del COI y ser la encargada de mantener el deporte en Los Ángeles. Poco a poco, algunos miembros se han sumado a la nueva Federación, que también fue mencionada en el comunicado de IBA.

“Hemos visto que este llamado World Boxing no ha logrado reunir la masa crítica o el apoyo financiero necesario para sobrevivir, lo que ha dejado a la organización rebelde en una posición precaria… La IBA es una organización totalmente transparente y gratuita, el hogar del boxeo para atletas y entrenadores. Siempre defenderemos nuestros derechos legales, protegeremos a nuestros atletas y entrenadores, y ya no permitiremos que los líderes del COI dicten sus términos e interfieran en los asuntos de la IBA”, afirmó.

“Nos negamos a permitir que el boxeo se convierta en una víctima de las agendas políticas. Mantendremos los más altos estándares, incluso frente a tácticas solapadas. Nuestro compromiso sigue siendo inquebrantable: el futuro del boxeo no se verá comprometido. Utilizaremos todos los métodos legales posibles, a diferencia del COI, para demostrar que tenemos razón. Defenderemos nuestros derechos legales, protegeremos a nuestros atletas y entrenadores, y ya no permitiremos que el COI dicte sus términos e interfiera en los asuntos de la IBA”, declaró el presidente Kremlev, en el cierre del comunicado de IBA.

El boxeo tuvo su debut en los Juegos Olímpicos en Saint Louis 1904 y se mantuvo de manera ininterrumpida. En Londres 2012 participaron por primera vez las mujeres. Hasta el momento, 197 boxeadores están clasificados y del 23 de mayo al 3 de junio, en Tailandia, se realizará el segundo Preolímpico. Será el último organizado por el COI. Qué pasará de París hacia Los Ángeles, es una incógnita.