Hong Kong: por la presión de China, el diario pro democracia ‘Apple Daily’ podría cerrar en pocos días

Con sus activos congelados por el gobierno de Hong Kong, podría dejar de operar tan pronto como el viernes, según una nota interna a la que accedió The Washington Post

Copias del Apple Daily (Foto: REUTERS/Tyrone Siu)
Copias del Apple Daily (Foto: REUTERS/Tyrone Siu)

En los 26 años transcurridos desde su fundación, el periódico hongkonés Apple Daily no ha dejado de criticar al Partido Comunista Chino ni de apoyar al movimiento prodemocrático. Ha sobrevivido a múltiples redadas, campañas de boicot y a la detención de su fundador, Jimmy Lai, en virtud de la nueva y draconiana ley de seguridad nacional.

Pero ahora, con sus activos congelados por el gobierno de Hong Kong, el Apple Daily en chino podría dejar de operar tan pronto como el viernes, según una nota interna vista por The Washington Post. El medio de comunicación no puede actualmente pagar al personal ni a los proveedores y se verá obligado a cerrar si el gobierno se niega a liberar sus fondos, cerrando el mayor periódico independiente del territorio.

Es algo más que surrealista”, dijo Ed Chin, gestor de fondos de inversión y columnista del Apple Daily desde hace tiempo. “Estos supuestos ejecutores de la ley de seguridad nacional han perdido la cabeza. Están destruyendo la autonomía de Hong Kong”, añadió.

El destino de Apple Daily y de su redactor jefe, sus principales ejecutivos y su fundador, Jimmy Lai -todos ellos arrestados en virtud de la ley de seguridad nacional y que se enfrentan a una posible cadena perpetua- es emblemático de los asombrosos cambios que se están produciendo en Hong Kong. Las libertades garantizadas en la Ley Básica de Hong Kong, como la de expresión y la de prensa, han pasado a ser secundarias frente a la voluntad de Pekín, que está rediseñando el otrora territorio autónomo y utiliza la nueva ley para forzar su sumisión.

El momento del arresto a la subjefa de Edición, Chan Pui-man (Foto: Reuters)
El momento del arresto a la subjefa de Edición, Chan Pui-man (Foto: Reuters)

El pasado mes de agosto, Jimmy Lai, magnate de los medios de comunicación que fundó el Apple Daily, fue uno de los primeros detenidos en virtud de la ley de seguridad nacional, apenas un mes después de su aprobación. La ley penaliza delitos de amplio espectro, como la subversión del poder del Estado y la connivencia con fuerzas extranjeras, castigados con penas de hasta cadena perpetua. Lai, de 73 años, lleva detenido desde diciembre y se le ha denegado la libertad bajo fianza, al igual que a las decenas de personas acusadas en virtud de la ley de seguridad. La policía también allanó la redacción de Lai en el momento de su detención, en agosto.

El jueves pasado, en una operación en la que participaron unos 500 agentes, la policía allanó la redacción por segunda vez y detuvo a cinco ejecutivos del Apple Daily en virtud de la ley de seguridad nacional, entre ellos tres de sus principales redactores. El redactor jefe, Ryan Law, y el director general, Cheung Kim-hung, fueron acusados de connivencia con potencias extranjeras para poner en peligro a Hong Kong y se les denegó la libertad bajo fianza.

La policía afirma que decenas de artículos de Apple Daily pedían sanciones occidentales contra Hong Kong y China, y por tanto violaban la ley, pero no ha detallado qué artículos ni los ha nombrado.

Los agentes declararon la redacción de Apple Daily como escenario del crimen, prohibieron a los periodistas el acceso durante la redada y ejercieron una orden que les permitía incautar “material periodístico”. Registraron los archivos y notas de los periodistas y se llevaron unos 40 dispositivos informáticos. El Secretario de Seguridad de Hong Kong, John Lee, también ordenó el congelamiento de los activos de Apple Daily y de las empresas relacionadas, y prohibió a los bancos trabajar con ellos.

Mark Simon, uno de los principales asesores de Lai, dijo que la congelación de activos ha hecho imposible que Next Digital, la editorial de Apple Daily, pague a su personal o a sus proveedores, forzando así el cierre del periódico, aunque todavía tiene dinero en efectivo en sus bancos.

Los cientos de policías que participaron del operativo (Foto: Reuters)
Los cientos de policías que participaron del operativo (Foto: Reuters)

Hicieron que las cuentas bancarias sean inoperantes”, dijo en declaraciones a The Post. “No podemos tocar nuestras cuentas bancarias, [y] la gente no puede poner dinero en nuestras cuentas”.

Los directores celebraron una reunión del consejo de administración el lunes para discutir el destino de la publicación a la luz del congelamiento de activos, y acordaron enviar una carta a la Oficina de Seguridad de Hong Kong pidiendo que liberen los fondos. Si no lo hacen, según la nota interna, la empresa no podrá operar y el periódico del sábado será el último.

Dada la situación, el personal puede dimitir inmediatamente si lo desea, añadía la nota.

La dirección espera que el personal pueda quedarse hasta el final, pero con los imprevisibles riesgos que se avecinan, que cada uno decida quedarse o marcharse por su cuenta”, decía la nota. “Gracias por estar a nuestro lado todos estos años”.

Los grupos de derechos humanos y los organismos de control de los medios de comunicación han condenado el tratamiento de Apple Daily y las detenciones de sus principales ejecutivos. Amnistía Internacional calificó las detenciones de “ataque descarado a la libertad de prensa”, mientras que la Asociación de Periodistas de Hong Kong emitió una declaración en la que arremetía contra el gobierno por “instrumentalizar” la ley de seguridad para atacar la información. Las detenciones, las redadas y la confiscación de bienes siguen una pauta desde la aprobación de la ley de seguridad, en la que los medios de comunicación, y la emisora pública en particular, han sido objeto de ataques y amordazados, al reducirse el espacio para la cobertura crítica.

El secretario de Seguridad, Lee, en una rueda de prensa tras las redadas y detenciones del pasado jueves, calificó a los directivos del Apple Daily detenidos de “criminales” y advirtió al resto de la industria de los medios de comunicación que “cortaran los lazos” con ellos. Las acciones, dijo, no estaban “dirigidas a la prensa” sino a aquellos “que están explotando el periodismo como una herramienta para amenazar la seguridad nacional.”

“Tenemos que diferenciar lo que han hecho estos sospechosos del trabajo periodístico normal”, dijo Lee.

Aun así, la gente de Hong Kong hizo cola para comprar ejemplares de los periódicos tras la redada, que se agotaron en las tiendas de toda la ciudad. Apple Daily tiene más de 600.000 suscriptores de pago, según Simon, el principal asesor de Lai.

Probablemente seamos el mayor medio de comunicación de Hong Kong, según la mayoría de las estimaciones”, dijo Simon en una entrevista con la CNN. “Si eres un medio más pequeño, si eres un bloguero... Que Dios te ayude si quedas atrapado en el aparato de seguridad nacional de Hong Kong”.

*Shibani Mahtani es la jefa de la oficina del sudeste asiático de The Washington Post, y cubre países como Filipinas, Myanmar, Tailandia e Indonesia. Se incorporó a la redacción de exteriores de The Post en 2018 tras siete años como corresponsal del Wall Street Journal en el sudeste asiático y, posteriormente, en Chicago, donde cubrió el Medio Oeste.

*Theodora Yu es una reportera que cubre Hong Kong para la Oficina de Hong Kong de The Washington Post. Se incorporó a The Post en 2020.

Seguir leyendo: