La fraternidad fue suspendida en abril después de que los funcionarios de la Universidad Estatal de Florida supieran de la investigación criminal (Archivo)
La fraternidad fue suspendida en abril después de que los funcionarios de la Universidad Estatal de Florida supieran de la investigación criminal (Archivo)

Cuando Nicholas Mauricio llegó al Memorial Hospital de Tallahassee el 9 de abril, el estudiante, de 20 años y de la Universidad Estatal de la Florida (FSU por sus siglas en inglés), estaba en momentos consciente y, en otros, inconsciente. La sangre de un diente roto salió de su boca. Tenía un bulto del tamaño de una pelota de golf en la parte posterior de su cabeza. Los médicos descubrieron rápidamente que su cráneo se había fracturado y que sufría múltiples hemorragias cerebrales.

Los miembros de la fraternidad que llevaron a la sala de emergencia a Mauricio, que entonces era un estudiante de segundo año, supuestamente mintieron a los doctores, alegando que se había caído por las escaleras mientras jugaba a baloncesto en una terraza al aire libre. Pero de acuerdo a una demanda presentada hace unos días, y obtenida por WTXL, Mauricio fue, en realidad, víctima del rito de iniciación conocido como "Scumbag of the Week" ("La escoria de la semana"), una tradición de la fraternidad Phi Tau de Alpha Epsilson en FSU.

En el ritual se utilizaba una especie de rueda que giraba para que los miembros escogieran el tipo de castigo. El "Scumbag of the Week" tendría que limpiar la casa de la fraternidad solo y lamiendo el suelo. O, por el contrario, recibiría un golpe en la cara. Los miembros nominaban a través de una votación para que uno de ellos abofeteara a otro delante de todos.

El 9 de abril, fue el turno de Mauricio.

La demanda alega que Oliver Walker, que estuvo presente en la reunión a pesar de que la fraternidad lo había considerado un "alumno de mala reputación" y no estaba inscrito en la FSU, golpeó a Mauricio "más fuerte de lo que debería". El joven cayó al suelo y quedó inconsciente por el impacto.

Tras su caída, Mauricio pasó cinco días en la unidad de cuidados intensivos neurológicos del hospital. Según la demanda, el daño a su lóbulo frontal derecho ha alterado su función cognitiva, y ahora sufre de problemas de memoria, migrañas, ataques de pánico y paranoia. Él no ha regresado a la universidad.

El chico ahora está demandando a la fraternidad por negligencia, alegando que el liderazgo nacional de Alpha Epsilson Pi conocía la tradición de "Scumbag of the Week" pero que no hizo nada para detenerla. Walker, de 20 años, que es el acusado en los documentos judiciales, también se enfrenta a cargos de agresión y negligencia. De momento no ha sido arrestado. Siete estudiantes de la junta ejecutiva de Phi Tau en FSU también han sido acusados.

"Tiene una terrible lesión cerebral", apuntó el abogado David Bianchi. "Conforme a la ley de Florida, hay una serie de reclamos que vamos a hacer, que hemos hecho y que, con suerte, le ayudará a su recuperación en el futuro, porque tuvo un impacto terrible en su vida".

Los representantes de Alpha Epsilson Pi dijeron al Tallahassee Democrat que la fraternidad no había recibido una copia de la demanda y se negaron a hacer comentarios.

"Alpha Epsilson Pi International no ha recibido la demanda en este momento y siente que sería inapropiado hacer más comentarios hasta que tengamos la oportunidad de verla y revisarla", señaló el portavoz Jonathan M. Pierce al periódico.

La demanda se produce a raíz de la noticia de que, en este caso, los agentes del orden público no perseguirán cargos por homicidio criminal.

El Fiscal Estatal Jack Campbell declaró al rotativo que bajo las "novatadas" de la Florida, los fiscales tienen que probar que los perpetradores intentaron causarle daño a la víctima, y que la actividad fue una iniciación o requisito para ser miembro.

"¿Eran novatos tal y como se conoce comúnmente? Sí. ¿Fue esta una mala actuación? También", manifestó el 4 de septiembre. "¿Es este el tipo de conducta por el que puedo presentar cargos criminales por novatadas? No, no puedo".

También llega en un momento en que los grupos con nomenclatura griega están bajo un intenso escrutinio. En noviembre, Andrew Coffey, de Pi Kappa Phi, murió de intoxicación alcohólica en una fiesta organizada por la fraternidad fuera del campus después de haber sido coaccionado para beber una botella entera de bourbon. Inmediatamente después, el presidente de FSU, John Thrasher, suspendió todas las fraternidades y hermandades del campus. La prohibición temporal se levantó a finales de marzo, solo semanas antes del "Scumbag of the Week", según WCTV.

Bianchi, el abogado de Mauricio, también representa a la familia de Coffey en los tribunales.

El día después de la muerte de Coffey, funcionarios de la universidad recibieron quejas anónimas sobre el "humillante" proceso que se llevaba a cabo en Alpha Epsilson Pi. Según WTXL, la fraternidad fue prohibida en el campus después de que funcionarios universitarios investigaran y encontraran evidencia de novatadas. La fraternidad apeló a una junta de conducta griega del campus, y esa decisión fue anulada.

La demanda de Mauricio alega que Alpha Epsilon Pi había intentado hacer un control de daños en febrero al decirles a los miembros seleccionados que no serían invitados "a volver a unirse" a la fraternidad y se les daría la designación de "Alumno en mala posición". Tanto Walker como Mauricio recibieron la designación de "mala reputación". Sin embargo, a Mauricio se le permitió continuar viviendo en la casa del grupo. Su demanda afirma que todos los miembros, independientemente de su posición, fueron invitados a la reunión del 9 de abril.

"Obviamente, Alpha Epsilson Pi International no aprueba ningún tipo de violencia física contra nadie, ya sea para ser gracioso o no", señaló Pierce, el portavoz de Alpha Epsilson Pi, a WTXL en agosto. "Sin embargo, ni el joven que resultó herido ni el acusado eran miembros con buena reputación en Alpha Epsilson Pi. Ambos eran inquilinos en el complejo de apartamentos donde se celebró la reunión y tenían derecho a estar en ese lugar".

La fraternidad fue suspendida en abril después de que los funcionarios de la Universidad Estatal de Florida supieran de la investigación criminal, según informó Tallahassee Democrat.