Un diputado chavista admitió el bloqueo de portales informativos en Venezuela: “No puedes decir lo que te parezca”

Jesús Faría, también presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, acusó a los medios de “ser voceros de la política de sanciones”

Un diputado chavista admitió el bloqueo de portales en Venezuela

El diputado chavista Jesús Faría admitió el bloqueo de portales informativos en Venezuela. En una entrevista con Globovisión, el también presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional expresó: “No puedes decir lo que se te parezca”. Se trata de la primera vez que alguien del régimen de Nicolás Maduro admite el bloqueo de medios digitales.

Tu vas a decirme a mi qué medios de comunicación han sido cerrados a pesar de que a Venezuela se declaró una guerra”, le dijo el legislador al periodista que lo estaba entrevistando. “Han sido voceros de la política de sanciones en contra de nuestro país”, siguió.

Y se justificó poniendo a Alemania como ejemplo: “Alemania está regulando las noticias que se llevan a la opinión pública a través de Internet desde portales, incluyendo a los otros medios de comunicación. Entonces lo hace Venezuela, entonces Venezuela es un violador masivo de la libertad de expresión”.

El que tu tengas un poder y una capacidad para comunicarte con la población, no te da a ti las facultades para decir lo que a ti se te parezca”, amenazó.

Y concluyó: “El Estado lo hace donde quiera que esté, en cualquier lugar del planeta. Pero cuando es Venezuela, por ser un gobierno revolucionario, los organismos internacionales lo acusan de violador de la libertad de expresión, lo cual no es cierto”.

Las víctimas preferidas del chavismo son los medios críticos locales, pero también las grandes plataformas consolidadas mundialmente. Por ejemplo, Infobae está censurado en Venezuela (EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo)
Las víctimas preferidas del chavismo son los medios críticos locales, pero también las grandes plataformas consolidadas mundialmente. Por ejemplo, Infobae está censurado en Venezuela (EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo)

Lo que es una realidad es que, lejos de extinguirse, se acrecienta la censura contra los medios de comunicación en el país caribeño. En su más reciente informe, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, manifestó que las libertades siguen restringidas en la nación.

“Sigue preocupando el uso de la legislación antiterrorista y contra la delincuencia organizada contra el trabajo legítimo de los defensores de los Derechos Humanos y los trabajadores de los medios de comunicación. Estas prácticas deben cesar”, puntualizó la ex mandataria chilena.

Las víctimas preferidas del chavismo son los medios críticos locales, pero también las grandes plataformas consolidadas mundialmente. Por ejemplo, Infobae está censurado en Venezuela. El 10 de octubre de 2014 el régimen bloqueó el acceso al sitio en todo su territorio y, desde entonces, permanece vetado.

Por su parte, la alianza Media Freedom Coalition (Coalición por la Libertad de los Medios de Comunicación) emitió este lunes una condena a la falta de libertad de prensa en Venezuela bajo el régimen de Nicolás Maduro, que emplea “medidas represivas” que dificultan la labor de los periodistas.

El comunicado, firmado por potencias como Estados Unidos, Alemania y Reino Unido, entre otros países, indicó su “profunda preocupación por la falta de libertad de prensa en Venezuela” y denunció las “medidas represivas empleadas por el régimen de Maduro, incluido el acoso y la persecución de periodistas, trabajadores de los medios y medios de comunicación independientes, censura, cierres de Internet, incautaciones de propiedades y el silenciamiento general de los críticos”.

Una protesta contra la censura en Venezuela (EFE/Esteban Biba/Archivo)
Una protesta contra la censura en Venezuela (EFE/Esteban Biba/Archivo)

Esas medidas restrictivas, apuntó el comunicado, “son evidentes en el espacio digital en Venezuela, donde el régimen de Maduro utiliza el bloqueo de contenido dirigido contra los críticos”. Y agregó: “Los periodistas independientes en Venezuela operan dentro de un entorno regulatorio y legal altamente restrictivo, y corren el riesgo de ser arrestados y sufrir violencia física”.

Media Freedom Coalition repudió, además, que “los medios de comunicación que critican o desafían al régimen de Maduro corren el riesgo de enfrentar consecuencias legales, incluida la cancelación de sus licencias y la incautación de equipos o bienes”. Esto condujo a que la dictadura chavista controle “la narrativa nacional”.

Ante este contexto, la alianza elogió “el coraje de todos los periodistas y trabajadores de los medios en Venezuela que, tanto en línea como fuera de línea, informan sobre los ataques a las instituciones democráticas y sobre las violaciones y abusos de los derechos humanos, así como sobre la corrupción en Venezuela”.

El único país latinoamericano que firmó el comunicado fue Chile.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR