Dónde está la base militar rusa en Venezuela, según la denuncia de un ex jefe de inteligencia chavista

Manuel Cristopher Figuera divulgó un video en el que exhibe la ubicación de la instalación rusa en el Fuerte Paramacay, en el estado Carabobo

La ubicación de las bases militares rusas en Venezuela

Luego de haber denunciado que Rusia ya tiene dos bases militares en Venezuela, Manuel Cristopher Figuera, ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), reveló este jueves las coordenadas de las instalaciones rusas.

El ex jefe de inteligencia de la dictadura chavista divulgó un video en el que se pueden observar las coordenadas, al tiempo que emitió un comunicado en respuesta a las recientes acusaciones del número dos del régimen, Diosdado Cabello.

“Aunque eres predecible, no pensé que mi carta pública alertando al mundo de la presencia de militares rusos en suelo venezolano, te sacara de tu guarida tan rápido; después que el dictador Nicolás, asesorado por el siniestro Jorge, te envió a que estrujaran tu maltrecho capital político a Barinas; entiendo que debes solidarizarte con los demás miembros de esa banda de forajidos de la que haces parte, a pesar de sus marcadas diferencias e intereses”, señaló en el texto.

“Resulta triste, no risible, que quien abandonó a sus compañeros de armas a la suerte de la guerrilla, hable de traición (…) Diosdado, no es mi nombre ni soy yo, quien se negocia en cualquier mesa en los EEUU; no fue mi nombre el que Iván, Maikel y Vladimir pusieron en la mesa para entregarlo el 30 de abril de 2019″, agregó.

En su carta dirigida a Cabello, Figuera señaló, además, que ningún grupo guerrillero le solicitó ayuda, “así como tampoco ningún oficial me ha nombrado porque confíe en que yo tengo amistad con algún grupo guerrillero narcoterrorista que haya asesinado y secuestrado a nuestros militares”.

Manuel Cristopher Figuera, ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (AP Foto / Jacquelyn Martin)
Manuel Cristopher Figuera, ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (AP Foto / Jacquelyn Martin)

“¿De verdad duermes tranquilo Diosdado? Pero no me vas a distraer del tema medular, tratando de ocultar a los militares rusos que están en Venezuela, ya Vladimir y el dictador te desmintieron”, añadió.

Sobre las bases rusas, detalló: “Sería interesante que salgas de tu burbuja de seguridad, y realices un programa en el Fuerte Paramacay, en las coordenadas: 10°14′43.4″N 68°01′06.0″W (10.245389, -68.018333); claro, si es que los rusos te permiten entrar, no vaya a ser que te pongan ‘A buen resguardo’, como tú y los otros pusieron al Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo”.

La revelación del ex jefe de inteligencia chavista se dio días después que el Kremlin amenazara con desplegar misiles en América Latina en medio de las tensiones con Estados Unidos por Ucrania.

En un comunicado difundido esta semana, Figuera señaló que una de las bases está dentro de la 41° Brigada en Valencia, Carabobo, y la otra en Manzanares, estado Miranda, donde funciona la Base Militar Rusa de Exploración de Comunicaciones e Inteligencia, que protege al dictador venezolano.

Según indicó, el “único objetivo” de las instalaciones rusas es “amenazar la seguridad nacional de Estados Unidos”.

“Es evidente que el régimen dictatorial y delincuencial de Nicolás Maduro es una amenaza no solo para la seguridad de Estados Unidos, sino para la región latinoamericana y el resto del mundo libre. Ya que es la sede de operaciones de grupos irregulares narcoterroristas de delincuencia organizada, grupos extremistas islámicos, caldo de cultivo para la exportación de terrorismo y delincuencia internacional”, dijo Figuera en el comunicado.

Soldados rusos en Venezuela (AFP)
Soldados rusos en Venezuela (AFP)

El ex funcionario chavista, quien desertó en 2019 y actualmente colabora con las autoridades de EEUU, dijo que el régimen de Maduro “ha contado con la complicidad de potencias extranjeras y otros países con alta experiencia en tiranías; con la de organismos internacionales como la Unión Europea y la Organización Naciones Unidas y hasta el mismo Vaticano”.

Días atrás el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, eludió dar una respuesta clara a la posibilidad de que Rusia emplace misiles en Cuba y Venezuela al asegurar que Moscú estudia diferentes variantes para garantizar su seguridad, pero ratificó el escenario.

“En el contexto de la actual situación, Rusia piensa en cómo garantizar su propia seguridad”, afirmó en su rueda de prensa al comentar la posibilidad sugerida la semana pasada por el viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov, quien no desmintió ni confirmó que Moscú valore emplazar misiles en Cuba y Venezuela.

“Respecto a América Latina, no podemos olvidar que hablamos de países soberanos”, agregó Peskov.

Por su parte, el asesor de seguridad nacional del presidente estadounidense Jake Sullivan alertó que Estados Unidos respondería de forma “decisiva” si Rusia despliega misiles o infraestructura militar en Venezuela o Cuba.

Nicolás Maduro y Vladimir Putin acordaron estrechar los lazos entre los regímenes de Venezuela y Rusia (Sergei Chirikov/REUTERS)
Nicolás Maduro y Vladimir Putin acordaron estrechar los lazos entre los regímenes de Venezuela y Rusia (Sergei Chirikov/REUTERS)

El diplomático estadounidense añadió que no se habló de ese tema durante las conversaciones que Washington y Moscú mantuvieron la semana pasada, y opinó que podría tratarse de una “fanfarronada” de Riabkov que no debe tomarse demasiado en serio.

En medio de este contexto de tensión y preocupación regional, el presidente ruso Vladimir Putin sostuvo este jueves una conversación telefónica con Maduro, en la que ambos mandatarios reafirmaron la voluntad de estrechar la cooperación entre Moscú y Caracas.

Acordaron activar los contactos ruso-venezolanos a diversos niveles”, informó el Kremlin, al señalar que Putin expresó su “apoyo invariable a los esfuerzos de las autoridades venezolanas dirigidos a fortalecer la soberanía y garantizar el desarrollo económico y social del país”.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR