Dura carta del Instituto Casla al Fiscal de la Corte Penal Internacional ante su posible visita a Venezuela

Tamara Suju, directora ejecutiva del instituto, escribió una misiva abierta dirigida a Karim Khan. Le detalla los 10 centros de detención y tortura que debería recorrer si, efectivamente, viaja al país caribeño

Karim Khan (Reuters)
Karim Khan (Reuters)

El Instituto Casla envió una carta abierta a Karim Khan, Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), ante su posible visita a Venezuela. Se especula que podría viajar al país caribeño a fines de este mes, cuando también visitará Colombia. En la misiva le detalla los 10 centros de detención y tortura que debería recorrer.

Corre la noticia en Venezuela de que usted podría realizar una visita “in situ” la última semana de octubre. Como no existe un comunicado oficial emitido por la Corte Penal Internacional sobre esta visita, y el régimen de Nicolás Maduro guarda silencio, yo voy a hacer una suposición de que la noticia es correcta, solo para guiarlo un poco con todo el respeto que usted merece, en el contexto histórico en el cual estaría llegando al país, de ser cierta esta visita”, comienza el escrito Tamara Suju, directora ejecutiva del instituto.

Y sigue: “Desde julio, fecha en el cual usted fue invitado por uno de los señalados como Alto Responsable de los Crímenes de Lesa Humanidad cometidos en Venezuela, el Fiscal de Maduro, Tarek William Saab, la dictadura se ha dedicado a ‘borrar’ con pintura y remodelaciones las celdas célebres donde durante años, civiles y militares, mujeres y hombres, han sido terriblemente torturados por disentir y oponerse al régimen. Los sótanos conocidos como ‘La Tumba’ en la Plaza Venezuela fueron desocupados no hace más de 25 días, muchos presos del Helicoide fueron trasladados a otras cárceles para ocultar el hacinamiento y condiciones inhumanas en las que estaban, varios detenidos en el DGCIM de Boleíta, Caracas, han sido trasladados, quedando solo aquellos a los que el régimen les tiene terror; civiles están siendo trasladados mientras escribo esta carta, de la Cárcel Militar de Ramo Verde a cárceles comunes, y así sucesivamente”.

Luego se pregunta: “¿Qué habrá pasado con las célebres celdas ‘la jaula de los Locos’, la celda ‘marrón’, ‘la Pecera’, ‘el Ascensor’, ‘El Refrigerador’, ‘La Caja de Muñecas’, ubicadas en los sótanos del DGCIM? No lo sabemos. Pero, si a usted lo pasean por el sótano 3, podrá conocer ‘La Casa de los Sueños”, aterrador lugar donde, desde hace más de 3 años (aunque la encuentre recién pintada y acomodada como si estuviera en Disney Word) conviven los presos políticos de Maduro, encerrados las 24 horas del día en grupos de 3 y 4 personas (antes de los traslados), en celdas 2 x 2, sin aire ni luz natural, muchas veces sin aire acondicionado, envenenándose con monóxido de carbono de los vehículos y motos que circulan en dicho sótano, sufriendo todo tipo de humillaciones, torturas blancas, torturas psicológicas, escasa alimentación, presentando una serie de patologías producto de las torturas y del encierro, e incluso, contrajeron COVID-19 y nunca fueron tratados como debieron ser tratados”.

Tamara Suju (AFP)
Tamara Suju (AFP)

El largo escrito detalla que ahí permanecen todavía militares y civiles, cuyos casos son emblemáticos, como por ejemplo, el Coronel Oswaldo García Palomo, el General Héctor Hernández Da Costa, el Teniente Coronel Idber Marín Chaparro, los esposos Marrufo-Delgado y el estadounidense Matthew John Heat.

Vaya y hable con ellos, y pida que le cuenten sobre las salas de tortura, la polea para guindarlos, los cables de electricidad, palos y bates para golpearlos, las bolsas para asfixiarlos, el set de ‘manicure’ para destruirles las uñas, si es que lo dejan”, pidió Suju.

Y resalta: “Si dentro de la visita guiada que le van a preparar, lo llevan al Helicoide, pregunte al hijo del General Baduel cómo y en qué condiciones murió su padre hace 4 días en sus brazos; converse con Javier Tarazona de la ONG FundaRedes, el por qué lo tienen encarcelado junto a otros miembros de su organización, al igual que debería preguntar, solo para ver que le dicen porque usted conoce los casos, en qué condiciones y dónde murieron los presos políticos Rafael Acosta Arévalo, Fernando Albán, Rodolfo González Martínez, Carlos Andrés García, Rafael Arreaza Soto, Nelson Martínez, Pedro Pablo Santana Carballo, Salvador Franco, Gabriel Medina Díaz”.

La misiva luego expresa que “otros centros de torturas que usted (siempre dirigiéndose al fiscal) no debe dejar de visitar y donde hay presos políticos actualmente, son entre otros, la Cárcel de Mujeres de Los Teques, donde no puede dejar de entrevistar a Yanin Pernía, entre otras detenidas por motivos políticos, a quien el régimen azotó, torturó y violó; las celdas del DGCIM en Fuerte Tiuna, donde construyeron la ‘Casa de los Sueños II’, para que converse con el Capitán de Navío Luis de La Sotta, caso renombrado allá en la CPI, por sus torturas y por su situación de salud, las celdas del CICPC y las del FAES en el 23 de Enero, donde tienen la ‘Casa de los sueños III’ para encarcelar a personas a las que extorsionan y desaparecen por meses o años y donde quizá tuvieron en un momento a Hugo Marino Salas, desaparecido por el DGCIM hace mas de 2 años. Pregúnteles que hicieron con él”, solicita Suju.

La directora ejecutiva del Instituto Casla también le dice a Karim Khan que pida visitar algunas cárceles comunes donde están detenidos presos políticos, como la Penitenciaria General de Venezuela (26 de Julio) en San Juan de los Morros, donde se encuentra en muy mal estado de salud el Coronel Gámez Bustamante, la Cárcel de La Pica y el anexo militar, donde se encuentran varios presos políticos civiles y militares; y la cárcel del Rodeo. “En fin, usted necesitaría días para poder empaparse de la verdadera situación de aquellos que aún permanecen detenidos y encarcelados y cuyos casos están debidamente denunciados en la Corte”, reafirma.

El Helicoide
El Helicoide

Y continúa: “Otro detalle importante que debe saber, es que luego de 21 años, las cárceles de los Organismos de Inteligencia, donde han permanecido cientos de presos políticos desde el 2002, y en donde ningún detenido tiene derecho a los beneficios procesales que manda la Ley, porque el régimen considera que no son ‘Centros de Reclusión’, donde repito, han sido torturados, maltratados, e incluso asesinados algunos de ellos, han sido maquilladas desde hace 20 días con un letrero que anuncia que dichos Centros de Inteligencia han pasado al Ministerio de Asuntos Penitenciario, y se va a encontrar con una pancarta nuevecita que dice: ‘Centro de Procesados y Penados, Área Metropolitana de Caracas, Máxima Seguridad‘.

¡No se lo crea! La custodia sigue siendo compartida con los Centros de Inteligencia. El régimen sólo quiere hacerle ver a usted que ahora los presos políticos no son ‘presos políticos o especiales’ porque están en centros de reclusión del Ministerio de Penitenciaria y no en Centros de Inteligencia, aún estando las celdas en el mismo lugar y con los mismos agentes por fuera de la zona de reclusión. Ahí encontrará a los detenidos recién vestidos con bragas de colores y afeitados y quizá una alfombra que diga ‘Welcome’”, detalló.

Por último, le dice al fiscal: “De ser cierta su visita ‘In Situ’, no puede olvidar a las víctimas y sus familiares, abogados y ONG que han elevado sus casos a la CPI y están plasmados en el informe final de la Fiscal saliente, Fatou Bensouda. En los casos denunciados por el Instituto Casla, elaboraré si usted lo requiere, una lista de abogados y familiares con los que podría reunirse. No olvide a las familias de los jóvenes asesinados en las manifestaciones, no olvide a los muertos del régimen, y no olvide que la tiranía querrá que usted se saque la foto con los señalados por los denunciantes ante la CPI, como ‘altos responsables’ de los crímenes cometidos, para lavarse la cara y burlarse de sus víctimas públicamente una vez más. Los venezolanos de bien, las víctimas y sus familias y quienes hemos denunciado por años al régimen criminal enquistado en el poder en Venezuela, esperamos que usted abra pronto la investigación, en la búsqueda de la justicia verdadera, imparcial y oportuna que el país requiere”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR