Tras los frustrados intentos de mediación y el fraude de Maduro, Noruega declaró que “son necesarias elecciones libres y justas en Venezuela”

La ministra de Exteriores indicó que está “muy preocupada por la situación” del país sudamericano y resaltó que la Unión Europea no observó el proceso del domingo, organizado por el chavismo, por no contar con las garantías sobre las condiciones democráticas

La jefa de la diplomacia noruega, Ine Marie Eriksen Soreide (Reuters)
La jefa de la diplomacia noruega, Ine Marie Eriksen Soreide (Reuters)

El gobierno de Noruega, que fue mediador en los intentos de diálogo entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición, indicó este lunes que se necesitan “elecciones libres y justas” en Venezuela, luego de los polémicos comicios del domingo, organizados por el chavismo.

El comunicado del Ministerio del Exterior resaltó que la votación fue boicoteada por la mayoría de la oposición e indicó que “el respeto a las reglas y principios democráticos es un requisito para la paz y estabilidad duradera”.

Estoy muy preocupada por la situación política, económica y humanitaria en Venezuela”, expresó la ministra de Exteriores, Ine Eriksen Søreide. “Noruega alienta a los actores políticos en el país a poner los intereses de la población en primer lugar y hacer el mayor esfuerzo para encontrar una solución política e inclusiva, que salvaguarde los derechos humanos fundamentales, la participación democrática y el estado de derecho”, añadió.

El comunicado también resaltó que Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea, intentó generar un acuerdo sobre las condiciones democráticas para las elecciones legislativas, “pero concluyó que las condiciones no permitían a la UE” observar el proceso.

Noruega, de gran tradición diplomática de mediación, impulsó en 2019 los diálogos con el régimen chavista, que se realizaron en Oslo pero que no resultaron en acuerdos que permitan avanzar hacia la redemocratización del país.

El dictador Nicolás Maduro y Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. Las negociaciones con mediación noruega no dieron resultado (Edición fotográfica Ariel Grieco)
El dictador Nicolás Maduro y Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. Las negociaciones con mediación noruega no dieron resultado (Edición fotográfica Ariel Grieco)

Este lunes, 16 países americanos calificaron como fraudulentas las elecciones en Venezuela, con un comunicado en el que señalaron al “régimen ilegítimo” de Nicolás Maduro por llevar a cabo “un proceso sin las mínimas garantías democráticas”. Además, instaron a la comunidad internacional a apoyar los esfuerzos que conduzcan a elecciones libres y justas.

Ya la Organización de los Estados Americanos (OEA) había expresado su rechazo al proceso y la Unión Europea desestimó que sean “creíbles”.

La de este domingo, con una participación de menos de 20% según la oposición y apenas 30% según el oficialismo, tuvo la mayor abstención en este tipo de comicios desde 2004, cuando solo el 25% de los votantes acudieron a las urnas. La oposición, entonces, también había decidido no participar del proceso.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: