La emergencia sanitaria internacional por el nuevo coronavirus ha provocado la necesidad de que diversos gobiernos del mundo se unan con una serie de medidas para intentar evitar más casos de contagios. Venezuela no se ha quedado atrás y ha iniciado una campaña que incluye desde una vigilancia epidemiológica en puertos internacionales y pasos fronterizos hasta simples consejos para prevenir a la ciudadanía.

“Luego del caso confirmado en Brasil nosotros vamos a ampliar la vigilancia”, informó el jueves el ministro de Salud venezolano, Carlos Alvarado, al término de una “reunión de coordinación y análisis” en la que participaron, entre otros, los titulares de Defensa, Interior y la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Ante esta reacción oficial del régimen de Nicolás Maduro frente a la propagación del virus que ya ha generado más de 2.800 muertes, hubo diversas manifestaciones de funcionarios chavistas en Venezuela que usaron sus redes sociales para hacer sus aportes a la causa sanitaria y una de las publicaciones más curiosas fue la de la diputada María Alejandra Díaz.

La parlamentaria Díaz, vicepresidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Constituyente de Venezuela, compartió en su cuenta de Twitter la receta de un remedio casero que presuntamente funciona para combatir al nuevo coronavirus (COVID-19).

Citando al doctor nanotecnólogo Sirio Quintero, Díaz señaló que “el coronavirus es un agente neurotóxico que emite 17Hz causando alteraciones neurales”. Y brindó la solución: “Utilizando frecuencia armónica a 17Hz se desactiva el CoV, frecuencias ingredientes del remedio: Jengibre 41Hz, Malojillo - 51Hz, pimienta negra 41Hz, limón - 91Hz, miel - 59Hz”

“La combinación de estos ingredientes crea un campo de fuerza electrostática de 77Hz, la cual anula la frecuencia del ADN enfermo de 77Hz, restaurando la frecuencia normal del ADN saludable en 75Hz del ser humano. Un ejemplo de la nanotecnología integrada a la medicina ancestral”, aseveró la diputada en sus tuits, que recibieron distintos comentarios.

“Un arma de guerra”

Por otro lado, Nicolás Maduro creó el jueves una comisión presidencial destinada a emprender la campaña contra el coronavirus, del que hasta ahora no hay casos informados en el país petrolero, según autoridades sanitarias.

“He puesto al frente de esa comisión a la vicepresidenta Delcy Rodríguez”, informó Maduro durante un acto transmitido por cadena nacional de radio y televisión.

Al asegurar que el país, sumido en la peor crisis de su historia reciente, cuenta con los “insumos” y “reactivos” necesarios ante una eventual propagación, Maduro dijo que la epidemia de COVID-19, surgida en China “es una amenaza para la humanidad”.

"Sin lugar a dudas es una amenaza y vamos a iniciar una campaña preventiva para saber qué es el coronavirus", subrayó Maduro durante el relanzamiento de un plan de seguridad al que asistieron representantes de todos los poderes públicos y del alto mando militar.

“¡Alerta! que no sea el coronavirus un arma de guerra que se esté utilizando contra la China y ahora contra los pueblos del mundo en general, ¡alerta! Venezuela tiene voz propia para alertar estas cosas”, remarcó Maduro en alusión a uno de sus principales aliados.

La debacle de Venezuela, con una economía reducida a menos de la mitad en seis años y una voraz inflación, ha estado marcada por la escasez de medicamentos e insumos en hospitales. Gremios de salud han denunciado graves fallas en el suministro de agua en los centros asistenciales. “Vamos a enfrentar esta amenaza, este virus y vamos a salir airosos”, remarcó Maduro.

Nicolás Maduro
Nicolás Maduro

El miércoles se confirmó el primer caso de infección en América Latina en Brasil, donde se diagnosticó a un hombre de 61 años residente en Sao Paulo que llegó el 21 de febrero de la región italiana de Lombardía, foco europeo de la epidemia.

“No hay casos confirmados ni sospechosos en Venezuela de coronavirus”, subrayó el ministro de Salud Carlos Alvarado, que llamó “a mantener la calma” y evitar hacerse “eco de rumores” que “lo que hacen es generar angustia”.

El nuevo coronavirus, expandido en unos 50 países hasta ahora, ha infectado a más de 83.000 personas y ha matado a más de 2.800 en todo el mundo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: