"Da mucha indignación por dentro que pretenden romper con el honor militar, que es lo más sagrado que tiene el soldado, es que me vengan a comprar con una oferta engañosa, estúpida, ridícula, con esas ofertas que andan haciendo de la boca para afuera, porque en el pecho y en el corazón no tienen nada", dijo Padrino López durante el acto militar en Fuerte Tiuna, la base más importante del país.

Y agregó: "Pretenden comprarnos como si fuéramos mercenarios. Es la manera de subestimar al hombre y a la mujer patriota (…) Da mucha indignación, pretender romper con el honor militar, que es lo más sagrado". Además, Padrino advirtió: "Eso sí, los que vendieron su alma no pueden estar entre nosotros. No podemos caer en la tentación de caernos a plomos unos a otros. Ellos (oposición) quieren pagarnos como si uno no tuviese dignidad".

Padrino López y Nicolás Maduro hoy, en el Fuerte Tiuna (@PrensaFANB)
Padrino López y Nicolás Maduro hoy, en el Fuerte Tiuna (@PrensaFANB)

Para Carlos Vecchio, embajador de Guaidó en Washington, estas declaraciones del Padrino López corroboran las revelaciones de altos funcionarios de los Estados Unidos que confirmaron la existencia de una negociación con los altos mandos militares venezolanos para sacar a Nicolás Maduro del poder, pero que fracasaron en el último momento.

"Este video es muy importante: 1. Padrino reconoce (una) negociación para (la) salida de Maduro. 2. (La) Reacción inmediata del usurpador lo confirma. Maduro no tiene paz mientras usurpa el poder y desconfía de todo su entorno. Su mejor opción es entregar y facilitar la transición. ¡Seguimos!", escribió Vecchio en su cuenta de Twitter.

El enviado especial de los EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, reveló ayer que además de Padrino López, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Maikel Moreno, y el Comandante de la Guardia de Honor Presidencial y director General de Contrainteligencia Militar, Iván Rafael Hernández Dala, negociaron con Guaidó y su gente la salida de Maduro.

Según Abrams, los tres se habían comprometido a jurar lealtad a Guaidó y "restaurar la democracia", pero a último momento decidieron "no seguir adelante con los compromisos que habían hecho".
Como parte de las negociaciones, se había acordado que Padrino, Moreno y Hernández Dala mantendrían su puesto una vez que Guaidó se hiciera con el poder, detalló Abrams.

"El acuerdo era que iban a retener sus posiciones. Pero creo que lo importante es saber que esto no era algo repentino. Es parte de un largo proceso, de intentar restaurar la Constitución y de unas manifestaciones pacíficas lideradas por Juan Guaidó y unas negociaciones", subrayó.