La piel del cuerpo necesita una rutina de cuidados: los 3 pasos para que se vea radiante y saludable

Dermatólogos subrayan que necesita la misma dedicación que el rostro para combatir la deshidratación y el daño solar. Qué productos usar, cómo y cuándo hacerlo

Guardar

Nuevo

Dermatólogos revelan la importancia del cuidado de la piel del cuerpo, además del rostro
Dermatólogos revelan la importancia del cuidado de la piel del cuerpo, además del rostro

P: Ya perfeccioné una rutina de cuidado de la piel para la cara. ¿Debería tener algo similar para el resto del cuerpo?

R: Los dermatólogos lo ven todo el tiempo. Los pacientes acuden con un cutis impecable, pero debajo del cuello es otra historia.

A menudo, la piel del cuerpo de estos pacientes está tan seca que “parece piel de cocodrilo”, mientras que la de su cara está bien humectada, explicó Ariel Ostad, dermatólogo estético de la ciudad de Nueva York. Otros tienen rastros de sequedad en la espalda o manchas oscuras en manos y brazos, comentó Lauren Ploch, dermatóloga de Aiken, Carolina del Sur.

Muchas personas descuidan el cuidado del cuerpo porque la cara es lo que suele estar más a la vista, dijo Ploch. Pero la piel del resto del cuerpo necesita tanta atención como la del rostro. Estas son algunas cosas que la piel necesita.

Menos es más

La piel, el órgano más grande del cuerpo, tiene muchas funciones importantes. Regula la temperatura corporal y protege frente a problemas como la deshidratación, los daños causados por la luz ultravioleta y las infecciones por microbios potencialmente dañinos.

Según Ploch, cualquier problema cutáneo que pueda surgir en la cara —sequedad, acné, daño solar, cáncer de piel— puede aparecer también en el resto del cuerpo.

De hecho, en las personas con tonos de piel más claros, el melanoma suele empezar en el pecho y la espalda en el caso de los hombres y en las piernas en el de las mujeres, señaló Ostad.

Cuando se trata de establecer una rutina de cuidado de la piel para el cuerpo, menos es más, afirmó Lindsey Bordone, dermatóloga del hospital NewYork-Presbyterian/Columbia en la ciudad de Nueva York.

La piel del cuerpo a menudo se descuida, causando sequedad extrema y otros problemas cutáneos
La piel del cuerpo a menudo se descuida, causando sequedad extrema y otros problemas cutáneos

Los dermatólogos sugieren esta rutina de tres pasos.

Paso 1: Limpia correctamente

La frecuencia con la que te bañes depende de ti. Pero frotar cada centímetro de tu cuerpo con jabón todos los días podría ser una exageración, especialmente si eres propenso a la piel seca o a la dermatitis atópica, dijo Bordone. La mayoría de los jabones contienen tensioactivos, que ayudan a eliminar la suciedad y la grasa, pero pueden degradar la barrera protectora de la piel y provocar sequedad o irritación, según Ostad.

Por lo general, solo necesitas enjabonar todo el cuerpo dos o tres veces por semana, recomendó. “Mis pacientes se quedan boquiabiertos cuando les digo esto”, añadió.

Sin embargo, sí es necesario limpiar a diario las zonas que se ensucian o sudan, como las manos, los pies, las axilas, las ingles y las nalgas. Y Ploch sugiere lavarse todo el cuerpo con jabón a diario si su trabajo requiere un contacto frecuente con personas o gérmenes, como en el sector salud o de educación.

Puedes utilizar jabón líquido o en pastilla, pero asegúrate de que sea un limpiador suave, puntualizó Ploch. Ostad recomendó productos con glicerina, niacinamida, urea, ácido hialurónico o ceramidas, que son humectantes, o sustancias que atrapan y reponen la humedad en la piel.

Evita los jabones antibacterianos, que pueden destruir las bacterias sanas que viven en la piel y “prepararte para una infección”, dijo Bordone. Evita los exfoliantes corporales ásperos y los artículos con fragancia, ya que pueden irritar la piel.

Problemas comunes de la piel como acné y sequedad pueden aparecer en el cuerpo, no solo en el rostro (Imagen Ilustrativa Infobae)
Problemas comunes de la piel como acné y sequedad pueden aparecer en el cuerpo, no solo en el rostro (Imagen Ilustrativa Infobae)

Paso 2: Humecta

Untarse loción o crema por todo el cuerpo, especialmente en brazos, piernas, torso y zonas de difícil acceso como la espalda, es esencial para una piel sana, afirman los dermatólogos.

“Varias veces al día vienen pacientes quejándose de picores en la espalda. En dermatología, a eso le llamamos picor invernal”, comentó Ploch.

Humectarse a diario protege y repara la barrera de la piel y la mantiene hidratada, minimizando la probabilidad de sequedad e irritación, indicó Ostad.

Tal vez necesites humectarte con más frecuencia durante los meses de invierno o si tienes tendencia a la sequedad cutánea, explicó Bordone, o con menos frecuencia si tienes la piel grasa o propensa al acné.

Busca cremas hidratantes con ingredientes humectantes similares a los de los limpiadores: ceramidas, ácido hialurónico, urea, glicerina y manteca de karité, que retienen la humedad, indicó Ostad. Y si tienes acné, utiliza productos sin aceite.

El mejor momento para humectarse es justo después de salir de la regadera y secarse con palmaditas, dijo Bordone. Aplica una crema humectante espesa sobre la piel ligeramente húmeda para ayudarla a retener la humedad durante todo el día.

Los expertos sugieren menos frecuencia en el uso de jabón para proteger la barrera cutánea (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los expertos sugieren menos frecuencia en el uso de jabón para proteger la barrera cutánea (Imagen Ilustrativa Infobae)

Paso 3: Aplica protector solar

Siempre debes aplicarte protector solar en todas las zonas del cuerpo que vayan a estar expuestas al sol, como la cara, el pecho, los brazos, las piernas y las manos, mencionó Ploch. A menudo, los pacientes mayores tienen la piel clara en la espalda y los brazos, describió, pero “de la manga hacia abajo, están moteados y manchados”, lo cual es un signo de daño solar.

La mayoría de los expertos recomiendan utilizar un protector solar con un factor de protección solar de 30 o superior y volver a aplicarlo al menos cada dos horas.

El uso diario de protector solar protege la piel de los dañinos rayos UV, reduce el riesgo de desarrollar cáncer de piel y minimiza los signos del envejecimiento, como las manchas solares, los cambios de pigmentación y las arrugas, explicó Ploch.

El protector solar diario, vital para proteger todas las áreas expuestas del cuerpo (Imagen Ilustrativa Infobae)
El protector solar diario, vital para proteger todas las áreas expuestas del cuerpo (Imagen Ilustrativa Infobae)

Cuándo acudir al dermatólogo

Acude a un especialista si sigues notando que tienes la piel tensa, seca o irritada incluso después de utilizar un limpiador suave y humectarte a diario, aconsejó Ploch. Podrías tener una afección cutánea, como acné, eccema o dermatitis de contacto, que necesita tratamiento.

Si te molestan las arrugas o las manchas solares, los dermatólogos también pueden recomendar procedimientos cosméticos como Botox o tratamientos con láser.

*Erica Sweeney - ©The New York Times