Cuáles son las claves para mantener los dientes fuertes y sanos

Factores como la genética, la alimentación y ciertas condiciones médicas pueden debilitar los dientes, haciéndolos propensos a caries y sensibles a temperaturas extremas. Consejos de especialistas para garantizar una sonrisa duradera

Compartir
Compartir articulo
Un esmalte débil puede hacerte más susceptible a las caries, pero hay medidas que puedes tomar para proteger tus dientes. (Kaitlin Brito/The New York Times)
Un esmalte débil puede hacerte más susceptible a las caries, pero hay medidas que puedes tomar para proteger tus dientes. (Kaitlin Brito/The New York Times)

(Science Times - Reportajes Especiales - Lifestyle) Tener dientes brillantes y hermosos depende de más cosas que solo cepillárselos dos veces al día.

También depende de la fortaleza de tu esmalte, la capa exterior de tus dientes y la primera línea de defensa contra el uso y el desgaste diarios. Lo que comes y bebes, o incluso ciertos padecimientos o medicamentos, pueden eliminar los minerales que hacen que tu esmalte sea tan fuerte. Además, tu genética y las experiencias de tu infancia temprana también podrían influir en qué tan fuertes son tus dientes y qué tan susceptibles son a las caries.

A continuación, lo que los dentistas quieren que sepas sobre qué debilita tus dientes y cómo mantenerlos fuertes.

¿Qué causa los dientes débiles?

Incorporar verduras de hojas oscuras y frutos secos en tu dieta puede ser beneficioso para la fortaleza de tu esmalte dental
(Crédito: pexels)
Incorporar verduras de hojas oscuras y frutos secos en tu dieta puede ser beneficioso para la fortaleza de tu esmalte dental (Crédito: pexels)

Algunas personas simplemente tienen un esmalte más delgado o más frágil. Esto puede ser el resultado de trastornos genéticos relativamente raros, tales como la amelogénesis imperfecta. Sin embargo, Isabelle Chase, directora del programa de la residencia dental pediátrica en la Facultad de Medicina Dental de la Universidad de Harvard, indica que es más común que los problemas con el esmalte estén asociados con factores ambientales que podrían afectar su formación en el útero o en la infancia temprana.

Las investigaciones han vinculado los problemas de salud prenatales como la deficiencia de vitamina D o la diabetes gestacional con una mayor incidencia de defectos en el esmalte de los niños. Algunos estudios también han indicado que la desnutrición en la infancia y enfermedades de la infancia temprana como el sarampión, la neumonía o incluso fiebres altas frecuentes podrían estar relacionadas con un esmalte más débil.

Entre más débil sea el esmalte, más sensibles son tus dientes, en especial ante el calor o el frío. Chase afirmó que también podrías ser más propenso a las caries.

La genética y el ambiente prenatal juegan un papel importante en la salud de tu esmalte dental, con impactos que duran toda la vida
(Imagen Ilustrativa Infobae)
La genética y el ambiente prenatal juegan un papel importante en la salud de tu esmalte dental, con impactos que duran toda la vida (Imagen Ilustrativa Infobae)

Chase explicó que, en adolescentes y adultos, las bebidas y los alimentos ácidos causan la mayor parte de la erosión del esmalte que los dentistas ven. Estos incluyen jugos de frutas, bebidas isotónicas, gaseosas, agua mineral y alimentos que tienen vinagre, como los pepinillos.

El café, aunque es algo ácido, no es tan erosivo como las bebidas cítricas y las gaseosas, en especial en cantidades moderadas. Sin embargo, Chase señaló que si le agregas azúcar a tu taza matutina, eso podría alimentar las bacterias en tu boca, lo que produce ácido que puede debilita tus dientes. Este es un proceso aparte de la erosión directa debida a los ácidos en la comida.

Los alimentos que se pegan a tus dientes causan problemas por la misma razón. Daniel H. Fine, director del Departamento de Biología Oral en la Facultad de Medicina Dental en la Universidad Rutgers, comentó que si los comes o bebes con frecuencia, tu esmalte perderá poco a poco sus minerales y se volverá más débil y más vulnerable a las caries o a astillarse.

El consumo moderado de café no es tan perjudicial para el esmalte dental como se pensaba, aunque el azúcar añadido sí lo es
(Imagen Ilustrativa Infobae)
El consumo moderado de café no es tan perjudicial para el esmalte dental como se pensaba, aunque el azúcar añadido sí lo es (Imagen Ilustrativa Infobae)

Fine precisó: “Si ingeriste una barra de chocolate y la comiste de una sentada, tendrías una gran exposición a alimentos que causan que se produzca ácido en tus dientes”. Sin embargo, el académico destacó que si la partes en diversas porciones y la consumes en varios momentos, “tendrías exposiciones múltiples al ácido”, lo cual puede hacer más daño.

Los dientes de una persona (en especial, aquellos en la parte posterior de la boca) también se pueden debilitar por un reflujo ácido crónico o vómitos frecuentes. Las exposiciones en ciertas profesiones, tales como a los ácidos sulfúrico o hidroclorídico, también podrían poner a las personas en un mayor riesgo de erosión del esmalte.

Fine mencionó que la saliva puede evitar el daño al regular o neutralizar el ácido en la boca. También puede recubrir los dientes con minerales importantes que contribuyen a la remineralización, como el calcio de las verduras con hojas oscuras o el fósforo de las nueces, los frijoles y las carnes. Sin embargo, las personas que tienen la boca seca de manera crónica debido a ciertas enfermedades o medicamentos podrían carecer de esta protección y, por ende, también estar propensas a dientes débiles.

Productos que contienen fluoruro pueden mejorar la dureza y resistencia del esmalte dental frente al decaimiento
(Imagen Ilustrativa Infobae)
Productos que contienen fluoruro pueden mejorar la dureza y resistencia del esmalte dental frente al decaimiento (Imagen Ilustrativa Infobae)

Un dentista te puede decir si tienes problemas con tu esmalte al revisar tus dientes bajo una luz brillante o, en algunos casos, tomará rayos X para evaluar la densidad de estos.

¿Qué puedes hacer para fortalecer tus dientes?

Aunque algunos factores están fuera de tu control, sí hay medidas que puedes tomar para proteger y fortalecer tu esmalte. Chase expresó que cepillarte y usar el hilo dental de manera diligente son esenciales. Sin embargo, debes esperar al menos media hora después de comer o beber para darle a tu saliva tiempo de enjuagar los ácidos antes de que cepillarte.

La Asociación Dental Estadounidense recomienda usar productos que contienen fluoruro, el cual une el calcio y el fósforo en tu saliva para hacer el esmalte más duro y más resistente al decaimiento.

Revisiones dentales regulares permiten detectar y reparar a tiempo daños al esmalte, evitando problemas mayores
(Imagen Ilustrativa Infobae)
Revisiones dentales regulares permiten detectar y reparar a tiempo daños al esmalte, evitando problemas mayores (Imagen Ilustrativa Infobae)

Los dentistas a veces también recomiendan un enjuague bucal con fluoruro o recetar una pasta dental con alto contenido en fluoruro para personas que tienen dientes más débiles o son más propensas a caries. Sin embargo, Fine puntualizó que todos estos tratamientos son más efectivos en las primeras etapas de daño al esmalte.

Para prevenir la erosión, Chase sugirió intentar limitar tu consumo de bebidas y alimentos ácidos. Evita sorber bebidas durante periodos largos y comer continuamente tentempiés, porque eso expone a tus dientes a ácidos con mayor frecuencia y alimenta las bacterias en tu boca. Enjuaga tu boca después de comer y bebe agua regularmente para incrementar tu producción de saliva y contrarrestar algunos de los efectos de la erosión.

Programar revisiones dentales regulares también puede rendir frutos, ya que te permitirá detectar y reparar daños en etapas tempranas. Si el esmalte se erosiona continuamente, el daño no puede ser reparado. Las fisuras y caries son permanentes y lo que menos deseas es que te tengan que hacer una amalgama cuando estás adolorido.

*© The New York Times 2024