Los smartphones podrían servir para medir el nivel de alcohol en sangre

Los datos recogidos por los acelerómetros, capaces de medir la marcha o el andar de una persona, pueden utilizarse para saber si el usuario superó el nivel máximo permitido para conducir

En la imagen se ve cómo se realizan hoy en día los controles de alcoholemia (Gustavo Gavotti)
En la imagen se ve cómo se realizan hoy en día los controles de alcoholemia (Gustavo Gavotti)

Los datos de los acelerómetros -unos sensores presentes en la mayor parte de móviles actuales que detectan los pasos de una persona- pueden utilizarse para determinar si una persona se encuentra bajo los efectos del alcohol y ha superado la tasa de alcoholemia permitida para conducir.

Un estudio elaborado por las universidades de Stanford y Pittsburgh (Estados Unidos) recurrió a 22 voluntarios a quienes proporcionó una dosis de vodka suficiente para producir una cantidad de alcohol aspirado en aire del 0,2% de concentración en sangre. Cabe señalar que en Estados Unidos se usa un sistema distinto, con un límite permitido para conducir de 0,08 por ciento.

Luego, les pidieron a esas personas que caminaran diez pasos en línea recta, que luego dieran media vuelta y recorrieran otros diez pasos. El estudio analizó los datos obtenidos por el acelerómetro de sus dispositivos móviles -que se colocaron en la región lumbar- durante las siguientes siete horas.

Empleando los datos de los acelerómetros, los investigadores fueron capaces de determinar con un 92,5% de precisión cuándo una persona tenía una tasa de alcohol en sangre superior al 0,08%, y por tanto superaba la cantidad permitida para conducir.

infobae-image

Los dos datos más determinantes para discernir si una personas ha consumido alcohol a través del móvil y el acelerómetro son la amplitud de la señal y la varianza del eje ‘x', es decir, el balanceo al caminar, según recoge la investigación, publicada este martes en la Revista de Estudios sobre Alcohol y Drogas.

En el 92,5% de las oportunidades, los investigadores pudieron utilizar los cambios en la marcha de una persona, medidos por el acelerómetro en el smartphone, para predecir con precisión cuándo la concentración de alcohol excedía el 0,08 por ciento.

“El alcohol, especialmente en niveles superiores al 0,08%, produce cambios psicomotores, que se manifiestan principalmente a través de la alteración del habla y la función motora fina y gruesa. Una medida del desempeño psicomotor que es particularmente sensible al alcohol es la marcha, que requiere la coordinación de múltiples sistemas sensoriales y motores”, se explica en el estudio.

Estos datos podrían ser utilizados para alertar a las personas de que no están en condiciones de conducir si superan el límite permitido por la ley, ya que el 50% de personas no es consciente de cuándo ha bebido más de la tasa legal, según han explicado los autores y recoge en una publicación New Scientist.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Apple es la primera empresa de EEUU en alcanzar un valor de USD 2 billones

Oracle estaría interesada en comprar las operaciones de TikTok en EEUU

MAS NOTICIAS