Apple advirtió a los desarrolladores de apps que deben informar adecuadamente el uso de la tecnología empleada en sus plataformas que les permite grabar cómo usan sus usuarios el servicio. Y si no lo hacen, corren el riesgo de que se retiren sus apps de Apple Store.
Apple advirtió a los desarrolladores de apps que deben informar adecuadamente el uso de la tecnología empleada en sus plataformas que les permite grabar cómo usan sus usuarios el servicio. Y si no lo hacen, corren el riesgo de que se retiren sus apps de Apple Store.

Algunas aplicaciones muy populares entre usuarios de iPhone estarían grabando la pantalla de los móviles de los usuarios sin contar con un consentimiento expreso para hacerlo, según una investigación publicada en TechCrunch.

Tras la difusión de este caso, Apple advirtió a los desarrolladores de apps que deben informar adecuadamente el uso de la tecnología empleada en sus plataformas que les permite grabar cómo usan sus usuarios el servicio. Y si no lo hacen, corren el riesgo de que se retiren sus apps de Apple Store.

"Proteger la privacidad del usuario es primordial en el ecosistema de Apple. Nuestras pautas de revisión de la tienda de aplicaciones requieren que las aplicaciones soliciten el consentimiento explícito del usuario y que brinden una indicación visual clara al grabar, o realizar algún un registro de la actividad del usuario", dijo un vocero de la compañía al portal de noticias.

En la investigación se llegó a la conclusión de que Hotels.com, Expedia y Hollister, entre otras estaban usando una herramienta de una compañía llamada Glassbox para registrar cada movimiento del usuario dentro de sus apps.

Ninguna de esas apps contaban con permiso por parte de los clientes para hacer ese tipo de registro de las actividades y ninguna detallaba que hacían esas grabaciones en las políticas de privacidad.

A su vez, se advirtió que, en algunos casos, los datos sensibles que se recopilaban de este modo, como tarjetas de crédito y domicilio, no estaban protegidos de manera adecuada y eran enviados a la nube de Glassbox. El hecho de que los datos no estuvieran enmascarados como corresponde presupone un riesgo a la privacidad y seguridad de los usuarios, según se advirtió en la publicación.

No bien se difundió esta información Apple decidió tomar cartas en el asunto y dar a conocer su postura sobre el asunto. "Les hemos notificado a los desarrolladores que están violando estos estrictos términos de privacidad y normativas, y que tomaremos medidas de inmediato, de ser necesario", advirtió un vocero de la compañía citado por TechCrunch.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: