Navidad 2023: celebra las fiestas de fin de año nuevas propuestas de cena para preparar esta Nochebuena  

En busca de tradición y sabor propio, peruanos varían su menú navideño con opciones culinarias más representativas de su cultura.

Compartir
Compartir articulo
Mientras las festividades de Año Nuevo se acercan en Perú, las familias buscan alternativas audaces al clásico pavo asado, optando por platillos que encapsulan la identidad cultural y la exquisita diversidad de la cocina peruana. (Andina)
Mientras las festividades de Año Nuevo se acercan en Perú, las familias buscan alternativas audaces al clásico pavo asado, optando por platillos que encapsulan la identidad cultural y la exquisita diversidad de la cocina peruana. (Andina)

Con la llegada de las tradicionales celebraciones de Año Nuevo, muchas familias peruanas están optando por diferentes platillos en lugar del típico pavo al horno para dar la bienvenida al año que comienza.

Justamente en el Perú, reconocido por su rica diversidad culinaria, se observa una tendencia a preferir alternativas gastronómicas que mejor se ajusten a sus gustos y tradiciones personales.

La elección de estas opciones responde no solo a preferencias personales, sino también a la intención de romper con las prácticas comúnmente establecidas y celebrar con ofertas culinarias que mejor representan la identidad cultural del país.

Lechón al horno

Con la llegada del Año Nuevo, las cocinas peruanas se convierten en escenarios de creatividad culinaria y buscan opciones más allá del pavo tradicional. (Kiwilimon)
Con la llegada del Año Nuevo, las cocinas peruanas se convierten en escenarios de creatividad culinaria y buscan opciones más allá del pavo tradicional. (Kiwilimon)

El lechón, conocido por su sabor distintivo, se ha establecido en la tradición navideña peruana como una alternativa para quienes buscan diversificar los sabores en estas celebraciones. A quienes opten por esta opción, en esta nota tendrán todos los detalles para asegurar un resultado que cumpla con las expectativas de sabor y presentación que la ocasión amerita.

Ingredientes

Un lechón de 9 a 10 kilos

Seis naranjas de jugo (grandes, de preferencia)

Tres limones

1/2 taza de crema de ají mirasol

1/2 taza de pisco

Una cucharadita de pimienta molida

Dos cucharadas de ajo molido

Una cucharadita de comino molido

Tres cucharadas de sal

Dos ramas de romero

Cuatro hojas de laurel

1/4 taza de aceite aproximado

Dos cucharadas de harina sin preparar

Preparación

En lugar del habitual pavo al horno, las familias peruanas optan por experiencias gastronómicas únicas, como el lechón al horno, el exquisito puré de manzana y el arroz a la jardinera, celebrando así la riqueza de la tradición peruana. (Revista Maxi on line)
En lugar del habitual pavo al horno, las familias peruanas optan por experiencias gastronómicas únicas, como el lechón al horno, el exquisito puré de manzana y el arroz a la jardinera, celebrando así la riqueza de la tradición peruana. (Revista Maxi on line)

Según el proceso tradicional, el lechón debe ser lavado y adobado con un día de anticipación para realzar su sabor. Después de ser lavado meticulosamente, el lechón se seca y se coloca en una fuente con la piel hacia abajo para ser macerado con zumo de naranja y limón durante tres horas.

Una vez que esta etapa concluye, el lechón es untado con un aderezo compuesto por ajo, comino, ají mirasol, pimienta, pisco, sal y aceite, para luego ser refrigerado hasta el día siguiente. Pasadas las 24 horas, el proceso continúa seis horas antes de la cena al sacar el lechón hasta que tome la temperatura del ambiente.

Luego se precalienta el horno a 175°C (350°F) y el lechón se baña con el zumo cítrico reservado, añadiendo romero y laurel como aromatizantes. Se hornea por tres horas a temperatura media y luego se incrementa a 200°C (400°F) hasta obtener una carne cocida por dentro y dorada por fuera.

Tras sacar el lechón del horno, se procede a elaborar la salsa utilizando el jugo de la cocción y harina diluida para espesar. Este manjar puede ser servido con múltiples guarniciones tales como arroz, humitas, pan, puré de camote, manzana o salsas típicas que realzan aún más su exquisito sabor.

Finalmente, la salsa obtenida tras la cocción se sirve en una salsera para acompañar al lechón, que ha de presentarse en la mesa en todo su esplendor.

Puré de manzana

El clásico pavo al horno da paso a opciones como el lechón con su aderezo de ají mirasol, el reconfortante puré de manzana y el festivo arroz a la jardinera, creando una experiencia gastronómica única. (Kiwilimon)
El clásico pavo al horno da paso a opciones como el lechón con su aderezo de ají mirasol, el reconfortante puré de manzana y el festivo arroz a la jardinera, creando una experiencia gastronómica única. (Kiwilimon)

El puré de manzana, una elección predilecta para culminar las veladas en Perú, emerge como una de las opciones de postre más populares durante las festividades. Su sencillez en la preparación y atractivo sabor lo convierten en un platillo de elección entre los peruanos.

Ingredientes

Un kilo de manzanas

Medio kilo de azúcar

Canela en polvo al gusto

Dos ramitas de canela

Dos cucharadas de jugo de limón

Preparación

Esta comienza con la limpieza e higiene de las manzanas, las cuales deben ser lavadas, peladas y liberadas de su núcleo. Se cortan luego en cubos pequeños, que se cocerán a fuego lento junto con ramas de canela y agua, durante aproximadamente 30 minutos.

Al transcurrir este tiempo, se prosigue añadiendo medio kilogramo de azúcar y dos cucharadas de jugo de limón, ajustando la cantidad de agua si es necesario para mantener la consistencia deseada.

Como toque final, y según el gusto del consumidor, se agrega canela en polvo mientras se mezcla el puré de manera gradual, justo antes de retirarlo del fuego para su enfriamiento.

El puré puede ser adornado con un poco de canela o, si se prefiere, enriquecido con frutos secos como pasas o guindas. Estos ingredientes adicionales aportan una textura y sabor distintivo que complementan el sabor de la manzana y la canela.

Arroz a la jardinera

Con la llegada del Año Nuevo, las mesas peruanas se transforman en escenarios de experimentación culinaria. Las familias, ansiosas de nuevas tradiciones, optan por nuevos platillos (Notas de Cata)
Con la llegada del Año Nuevo, las mesas peruanas se transforman en escenarios de experimentación culinaria. Las familias, ansiosas de nuevas tradiciones, optan por nuevos platillos (Notas de Cata)

En el Perú, el arroz a la jardinera ha trascendido su disfrute dominical para convertirse en uno de los platos predilectos de las familias durante las celebraciones de Año Nuevo.

Y es que este platillo, emblemático de la gastronomía criolla, no solo se reserva para los festines domingueros, sino que también se ha ganado un lugar especial en la cena de Nochebuena, prometiendo impresionar a los comensales con su sabor y presentación.

Ingredientes

Tres tazas de arroz

Tres tazas de agua

½ taza de zanahoria picada a cuadritos

½ choclo bebé desgranado

½ taza de garbanzos frescos

Una taza de arvejas desgranadas

½ taza de acelga y espinaca picada

Dos dientes de ajo picados

½ pimiento picado a cuadritos

½ taza de pallares verdes

Dos cucharadas de aceite vegetal

Una cucharadita de ralladura de azafrán

Tres cucharadas de cebolla picada

Una cucharadita de perejil picado

Pimienta, sal y sazonador al gusto

A medida que las festividades de fin de año se acercan, las cocinas peruanas se preparan para un festín de sabores únicos con platos no tradicionales.  (Sazón Latino con Lizz)
A medida que las festividades de fin de año se acercan, las cocinas peruanas se preparan para un festín de sabores únicos con platos no tradicionales.  (Sazón Latino con Lizz)

Instrucciones

Presentando dos versiones, una con chancho y otra con pollo, la receta requiere una técnica especial para que la carne y el arroz se cocinen en punto y armonicen en sabores. Se recalca la importancia de freír las presas de cerdo justo antes de finalizar la cocción del arroz, dado que el chancho demanda más tiempo en la sartén que el pollo.

El proceso inicia dorando una cebolla hasta que esta se torne transparente, para posteriormente añadir ajo, pimienta y azafrán, ingredientes que se cocinan hasta obtener una mezcla espesa que servirá de base para el plato.

A este aderezo se le adiciona agua, que se permite evaporar, antes de introducir los vegetales más duros como garbanzo, choclo, zanahoria y pallares, que se dejan al fuego por siete minutos, asegurando una cocción uniforme y la integración de los aromas.

Acto seguido, se incorporan tres tazas de arroz previamente lavado y la misma cantidad de agua, junto con sal y sazonador. La cocción a fuego moderado es clave hasta el momento de mover el arroz de forma cruzada, después de quince minutos.

En la parte final de la preparación, se agregan pimiento, espinaca, acelga y perejil, y se cocina todo por cinco minutos más. Como último toque, se mezcla el arroz con la carne, permitiendo la fusión de sabores antes de servir. Este plato se puede acompañar con cebolla, rocoto y limón, realzando así la experiencia culinaria para una ocasión especial.

Pierna de cordero a la griega

Las familias despiden el año con platillos que desafían la norma, desde el lechón al horno hasta el irresistible puré de manzana. (Recetas de un jubilado)
Las familias despiden el año con platillos que desafían la norma, desde el lechón al horno hasta el irresistible puré de manzana. (Recetas de un jubilado)

Un plato fuera de la común, pero igual de delicioso que las anteriores opciones, es la pierna de cordero a la griega. Aquí se mezcla lo mejor de la cocina europea con los insumos de nuestra geografía.

Ingredientes

- Dos piernas de cordero deshuesadas y abiertas

- Cuatro dientes de ajo

- Un huevo

- Orégano

- Canela

- 100 gr. de pistachos

- 100 gr. de pan rallado

- Un limón

- Miel

- 100 gr. de queso feta

- 300 ml. de vino blanco seco

- Aceite de oliva

- Sal

- Pimienta negra

Preparación

La elaboración de este platillo involucra rellenar y asar una pierna de cordero, y ha sido destacada por su original combinación de sabores y texturas. La receta sugiere precalentar el horno a 200° C (392° F) e integrar pistachos, cítricos y hierbas para la mezcla del relleno.

El proceso continúa al disponer la carne sobre una tabla con la piel hacia abajo para luego rellenarla y asegurarla con un hilo o cordón. Este procedimiento garantiza que la carne conserve su forma durante el asado.

Una vez en el horno, la pierna de cordero debe cocerse inicialmente a alta temperatura durante 10 minutos, seguido de una cocción más prolongada a 170° C (338° F) tras agregar vino al gusto.

La fusión de dulce y salado se logra al barnizar la carne con la miel cuando ha culminado el tiempo de horneado. Tras dejar reposar la carne durante un periodo de 20 minutos, se sirve en rodajas, permitiendo a los comensales disfrutar de un plato que promete convertirse en un clásico de la cocina moderna.

Tarta de fresas y almendras

Las familias, ansiosas por cerrar este 2023 con  nuevas experiencias, optan por platillos poco tradicionales, creando así una celebración que fusiona lo auténtico con lo innovador. (Crudo y Cocido)
Las familias, ansiosas por cerrar este 2023 con  nuevas experiencias, optan por platillos poco tradicionales, creando así una celebración que fusiona lo auténtico con lo innovador. (Crudo y Cocido)

Este postre es uno de los más sencillos de hacer y de los que mayor éxito tienen en el mundo entero, pues gusta tanto a grandes como a chicos y se ha convertido en una dulce tradición en estas fiestas de fin de año.

Ingredientes

- Un paquete de masa brisa

- 250 g de fresas

- 15 g de azúcar

- El jugo de un cítrico (lima, limón o naranja)

- Esencia de vainilla

- Un huevo

- Almendras laminadas

Preparación

El proceso comienza con la preparación de las fresas, las cuales deben ser lavadas, deshojadas y cortadas en pedazos para luego mezclarlas en un recipiente con azúcar, el jugo de algún cítrico, y un toque de esencia de vainilla. Esta mezcla se deja reposar en el refrigerador durante unos 30 minutos para intensificar los sabores.

La historia prosigue con la masa, prefiriendo la masa brisa por su textura crujiente y fácil manejo. Se sugiere precalentar el horno a 180 grados Celsius (356 grados Fahrenheit), colocar papel vegetal sobre una bandeja apta para horno y extender la masa sobre este.

Las fresas deben ser bien escurridas antes de colocarlas sobre la masa, dejando un margen libre en los bordes, que luego se doblarán hacia adentro. A esto, se añade un pincelado de huevo batido en los bordes y se decora con almendras fileteadas.

Con la tarta lista para cocinar, el horno recibe la preparación por unos 20 minutos a la temperatura inicial, para luego bajarla a 150 grados Celsius (302 grados Fahrenheit), dejándola entre 15 y 20 minutos más hasta que la masa adquiera un color dorado y crujiente, teniendo cuidado de prevenir que se queme.