La cumbre Putin-Kim facilitó una inusual mirada de Corea del Norte

Kim Jong-un recibió a su homólogo ruso por primera vez en 24 años y aprovechó la oportunidad para agasajarlo de todas las maneras posibles

Guardar

Nuevo

Desfiles militares, carteles en homenaje, paseos y hasta la conducción de autos de lujo: así fue la visita de Putin a Corea del Norte (AP)
Desfiles militares, carteles en homenaje, paseos y hasta la conducción de autos de lujo: así fue la visita de Putin a Corea del Norte (AP)

El presidente ruso Vladimir Putin llegó este martes a Corea del Norte, donde estuvo dos días visitando a su par y aliado Kim Jong-un. Su paso por el país fue breve -y un hito, ya que hacía 24 años que no pisaba Pyongyang- aunque suficiente para que Kim desplegara todos los recursos disponibles para homenajearlo y agasajarlo.

Putin y Kim Jong Un durante un paseo por el jardín de la Casa de Huéspedes Kumsusan (Reuters)
Putin y Kim Jong Un durante un paseo por el jardín de la Casa de Huéspedes Kumsusan (Reuters)

Sorprendentemente, las imágenes no tardaron en llegar, aunque siempre por parte de los respectivos equipos de comunicación, que retocaron todo el material y procuraron cuidar hasta los más mínimos detalles. No obstante, fue una nueva oportunidad para conocer un poco más de este país que vive bajo un hermetismo casi total y de seguir los pasos del líder del Kremlin.

Lo primero que se difundió fue el aterrizaje del avión presidencial en el Aeropuerto Internacional de Pyongyang, donde lo esperaban Kim, miembros de la dictadura y una escolta de guardias que custodiaron todo el paso de Putin por una alfombra roja.

Putin fue recibido con una alfombra roja y una fuerte escolta militar en el aeropuerto de Pyongyang (REUTERS)
Putin fue recibido con una alfombra roja y una fuerte escolta militar en el aeropuerto de Pyongyang (REUTERS)

Más entrado el día, los mandatarios se mostraron en la plaza Kim Il Sung, nombre del abuelo del actual líder y fundador de la nación, donde también desfilaron por una alfombra roja y disfrutaron del baile de un grupo de niños con globos de colores vibrantes. A continuación, pasearon en un clásico Aurus descapotable y, a su término, tuvo lugar un desfile militar entre banderas con los colores rusos y tradicionales bailes norcoreanos, en un inusual clima de festejo.

Uno de los desfiles de los mandatarios, a bordo de un Aurus descapotable (AP)
Uno de los desfiles de los mandatarios, a bordo de un Aurus descapotable (AP)

Entre las decoraciones destacaba, además, una foto de Putin colgada junto a una de Kim frente a las escalinatas de esta plaza, rodeadas por más banderas y guirnaldas.

La capital estaba cubierta de imágenes, guirnaldas y banderas de las dos naciones (AP)
La capital estaba cubierta de imágenes, guirnaldas y banderas de las dos naciones (AP)

En la plaza había un grupo reducido de norcoreanos, con flores y fotos, bajo una estricta vigilancia: sus perfiles habían sido meticulosamente analizados por las autoridades previo al evento y no podían incumplir con el código de conducta establecido.

Algunos norcoreanos pudieron participar del evento y se acercaron con flores y fotos de Putin (AP)
Algunos norcoreanos pudieron participar del evento y se acercaron con flores y fotos de Putin (AP)

Putin y Kim también se dieron el gusto de conducir ellos mismos la lujosa nave que el ruso obsequió a su par a mediados de febrero. Se cree que sería un Aurus Senat, una limusina de 6,6 metros de largo y 6 toneladas de peso por sus blindajes. Es a prueba de bombas y balas, cuenta con pantallas y cámaras para ver el exterior y cuenta con una salida de emergencia secreta en la parte trasera.

Kim manejó el Aurus que Putin le obsequió en febrero (AP)
Kim manejó el Aurus que Putin le obsequió en febrero (AP)

Es inusual ver a mandatarios conducir ellos mismos los vehículos en los que viajan por una cuestión protocolaria y de seguridad, aunque este no fue el caso. Inclusive, KCNA -la agencia estatal de noticias norcoreana- difundió una foto de Putin al volante, riendo con Kim completamente distendido.

Putin también manejó el Aurus, a pesar de que los mandatarios no suelen conducir ellos mismos los vehículos (AP)
Putin también manejó el Aurus, a pesar de que los mandatarios no suelen conducir ellos mismos los vehículos (AP)

Una vez de vuelta en la Casa de Huéspedes del Estado de Kumsusan, en la capital, conversaron en el jardín, alimentaron caballos y saludaron a unos perros Pungsan.

Kim le muestra un cuadro con el rostro del ruso (Reuters)
Kim le muestra un cuadro con el rostro del ruso (Reuters)
En los jardines de la Casa de Huéspedes del Estado de Kumsusan, Kim y Putin conversaron y saludaron a unos perros (AP)
En los jardines de la Casa de Huéspedes del Estado de Kumsusan, Kim y Putin conversaron y saludaron a unos perros (AP)
Kim Jong Un y Vladimir Putin conversan en un jardín de la Casa de Huéspedes Estatales de Kumsusan, en Pyongyang (Agencia Central de Noticias de Corea/Servicio de Noticias de Corea vía AP)
Kim Jong Un y Vladimir Putin conversan en un jardín de la Casa de Huéspedes Estatales de Kumsusan, en Pyongyang (Agencia Central de Noticias de Corea/Servicio de Noticias de Corea vía AP)

Por último, la visita no podía concluir sin una cena de Estado y un concierto de gala, en la que el líder de la RDC coronó el viaje con el obsequio de un busto con la cara del ruso.

Kim obsequió a Putin un busto con su cara (AP)
Kim obsequió a Putin un busto con su cara (AP)
Los líderes se mostraron divertidos durante la gala, por la noche (AP)
Los líderes se mostraron divertidos durante la gala, por la noche (AP)

(Con información de AP)

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias