Un nuevo estudio reveló por qué el espectacular lago Hillier de Australia es rosa

Se ubica en una isla inhabitable, pero aun así es miles de turistas que buscan deslumbrarse con su tonalidad lo visitan todos los años

Guardar

Nuevo

La inusual coloración del Lago Hillier resulta ser una maravillosa manifestación de la capacidad de adaptación de la vida en el planeta
La inusual coloración del Lago Hillier resulta ser una maravillosa manifestación de la capacidad de adaptación de la vida en el planeta

El inusual color rosa chicle del Lago Hillier en Middle Island, Australia Occidental, ha intrigado a científicos durante años. Sin embargo, una nueva investigación sugiere que esta peculiar coloración es el resultado de una mezcla de bacterias y algas que prosperan en este ambiente extremadamente salino.

El lago, ubicado en una isla inhabitable rodeada de un denso bosque de malaleuca y eucaliptos y una estrecha franja de dunas al norte, ha deslumbrado a los científicos desde su descubrimiento en 1802. Inicialmente, se especulaba que el color rosa se debía a bacterias en la costra de la sal.

Scott Tighe, investigador de la Universidad de Vermont en Burlington, se sintió fascinado por este fenómeno después de verlo en un programa de televisión. “Pensé, eso es increíble. Tengo que ir allí y tomar muestras y secuenciar todo”, expresó Tighe al recordar su reacción inicial.

Con el objetivo de estudiar este fenómeno más a fondo, Tighe cofundó el Extreme Microbiome Project (XMP), una colaboración internacional destinada a perfilar genéticamente entornos extremos alrededor del mundo.

 Aunque el agua del lago no presenta toxicidad ni efectos adversos conocidos si se ingiere en pequeñas cantidades, el alto contenido de sal podría causar deshidratación severa o fallos multiorgánicos si se consume en exceso
(Grosby)
Aunque el agua del lago no presenta toxicidad ni efectos adversos conocidos si se ingiere en pequeñas cantidades, el alto contenido de sal podría causar deshidratación severa o fallos multiorgánicos si se consume en exceso (Grosby)

El Lago Hillier, es conocido popularmente como el lago rosa de Australia. Este lago tiene 600 metros de largo y 250 metros de ancho, y su salinidad es ocho veces superior a la del océano.

Tighe atravesó el océano hasta Australia, para unirse con Ken McGrath, de la empresa de genómica microbiana Microba en Brisbane. McGrath visitó el lago para recolectar muestras de agua y sedimentos. “El proceso de recolección fue exhaustivo, pero necesario para entender la composición microbiana del lago”, explicó McGrath.

Tomando muestras

El equipo utilizó una técnica llamada metagenómica, que permite secuenciar todo el ADN en una muestra ambiental simultáneamente. Este enfoque posibilita la identificación de los genomas de los microbios individuales presentes en la muestra. Los resultados fueron reveladores: el lago contiene casi 500 extremófilos, organismos que pueden sobrevivir en condiciones extremas, entre los que se incluyen bacterias, arqueas, algas y virus.

Entre los extremófilos identificados hay microbios coloridos como las bacterias de azufre púrpura, Salinibacter ruber, de color rojo anaranjado, y las algas rojas Dunaliella salina. “Una mezlca de esos microbios, y posiblemente otros, explica el color rosado del lago”, indicó Tighe.

Los pigmentos presentes en estos organismos, conocidos como carotenoides, podrían proporcionarles cierta protección contra la alta salinidad del lago.

El inusual color rosa chicle del Lago Hillier en Middle Island, Australia Occidental, ha intrigado a científicos durante años
(Grosby)
El inusual color rosa chicle del Lago Hillier en Middle Island, Australia Occidental, ha intrigado a científicos durante años (Grosby)

Un aspecto fascinante descubierto en esta investigación es que varios de los microbios parecen ser nuevos para la ciencia, aunque aún deben ser caracterizados por completo. “Estos organismos no solo sobreviven, sino que prosperan en condiciones que serían letales para la mayoría de los otros seres vivos”, afirmó Tighe.

El Extreme Microbiome Project no se limita a este lago rosado. Han llevado a cabo estudios en otros entornos extremos alrededor del mundo, como el cráter de gas Darvaza en Turkmenistán, también conocido como la “Puerta al infierno”, los Valles Secos de la Antártida, lagos de salmuera a 3,5 kilómetros bajo el océano frente al oeste de Groenlandia, y la Cueva Movile en Rumania.

Según Tighe, el equipo ahora planea tomar muestras de la Depresión de Danakil en Etiopía, que contiene aguas termales tóxicas, y del Lago Magic en Australia, que es “tan ácido que es como el ácido de una batería”.

La isla, aunque no habitable, atrae a millones de turistas cada año, quienes se maravillan con el contraste sorprendente del rosa del lago, el verde de la vegetación circundante y el azul del océano. Aunque el agua del lago no presenta toxicidad ni efectos adversos conocidos si se ingiere en pequeñas cantidades, el alto contenido de sal podría causar deshidratación severa o fallos multiorgánicos si se consume en exceso. Especialmente, podría provocar una deshidratación severa y fallos multiorgánicos en casos extremos.

La inusual coloración del Lago Hillier resulta ser una maravillosa manifestación de la capacidad de adaptación de la vida en el planeta. A través de la colaboración internacional y el empleo de sofisticadas técnicas de secuenciación, los científicos están más cerca de desentrañar los misterios de estos ambientes extremos.

Guardar

Nuevo