La extraña historia del hombre que adoptó a una familia de ratones y construyó una mansión para los roedores en el jardín de su casa

El fotógrafo que armó la pequeña morada documenta el día a día de sus pequeños invitados

Guardar

Nuevo

Simon Dell construyó una casa para ratones

En un jardín de una casa de la ciudad de Sheffield, Inglaterra, vive un pequeño ratón, junto a su esposa y su hija. Lo curioso es que los tres son los “dueños” de una “mansión” de ensueño construida por un amable fotógrafo que decidió apadrinarlos. Esta historia es similar a la de la película “Stuart Little” con la diferencia de que es la realidad de Simon Dell, un hombre que construyó una pequeña casa para ratones en su jardín.

Dell es fotógrafo y mientras tomaba imágenes de pájaros, encontró en el patio de su casa un nido de ratones. En vez de alejarlos o erradicarlos, les hizo un hogar con ramas y maderas y luego los atrajo con moras y nueces. El hombre bautizó cariñosamente a los tres ratones: el padre se llama George, la madre Mildred y la hija Mini. También se preocupó porque tuvieran un espacio seguro para vivir y con fácil acceso fácil a comida.

George, uno de los ratones (georgethemouse.com)
George, uno de los ratones (georgethemouse.com)

La alimentación diaria de estos “invitados” incluye una variedad de semillas, frutas, nueces y avellanas. El grupo de roedores le permitió a Dell, quien confiesa ser un fotógrafo novato, mejorar su técnica y comprensión sobre el comportamiento de los ratones, también mejoró su forma de retratar la vida salvaje con paciencia y dedicación. “Me estoy haciendo experto en el comportamiento de estos animalitos”, cuenta sobre su nueva habilidad. También explica: “En la naturaleza, los ratones enfrentan muchos peligros a diario cuando buscan comida”.

George y Mildred (georgethemouse.com)
George y Mildred (georgethemouse.com)

Dell Incluso les agregó en la puerta del hogar de los ratones un pequeño muñeco de sí mismo para que pudieran jugar con él. De ese modo, los ratones pueden compartir con el Simon de carne y hueso y con Simon de plástico. El fotógrafo, un tanto obsesivo, no solo se preocupa por la salud alimentaria de los roedores, sino también de la salud física. Es por ello que les armó un gimnasio para que los ratoncitos se mantuvieran forma. La mansión tiene todas las comodidades de una casa deseada por cualquier humano.

A esa casita le dio un aspecto encantador que despierta el asombro y la curiosidad de quienes observan la pequeña gran residencia de George y su familia. Por crearles una mansión a los roedores llamó la atención de la ciudad de Sheffield hasta convertirse en un suceso que trascendió las fronteras del jardín.

Dell no solo tiene ratones en su jardín, también tiene estorninos, gorriones, mirlos, petirrojos, e incluso zorros y ardillas. Eso muestra el amor y respeto que le tiene Simon a la naturaleza. Sin embargo, no a todos les construyó casas ni los cuida tan delicadamente como lo hace con George.

La pequeña casa construida por Simon Dell (georgethemouse.com)
La pequeña casa construida por Simon Dell (georgethemouse.com)

A pesar del otoño boreal, cuando los días se acortan y las noches se enfrían, los ratones pueden disfrutar de la hospitalidad y el calor de su anfitrión humano, quien les dio todo para que soporten cualquier tipo de clima. También los protege de los depredadores que rondan el lugar.

La vida cotidiana de George (georgethemouse.com)
La vida cotidiana de George (georgethemouse.com)

Este creativo y tierno hogar, además de darle reconocimiento como fotógrafo a Simon Dell también le sirvió como una fuente de ingresos. En su página web (georgethemouse.com) el “padre” de George vende productos con la imagen de los roedores. Ofrece tazas, remeras y hasta calendarios en los que aparecen George, Mildred y Mini.

Al igual que en la película “Stuart Little” esta historia llamó la atención de muchos y descongeló los corazones más fríos para enternecer a cualquiera. No sin antes darle envidia -algo que no se ha podido comprobar porque no hicieron declaraciones- a todos los ratones del mundo. Gracias a Simon, la familia de roedores puede disfrutar de un hogar para calentar sus patitas y dormir por la noche.

Guardar

Nuevo