Una delegación estadounidense se reunió con representantes israelíes para tratar la posible ofensiva sobre Rafah

El portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, indicó que el objetivo es “seguir conversando” con sus aliados

Guardar

Nuevo

Imagen de archivo de soldados israelíes con vehículos militares en la valla fronteriza con la Franja de Gaza, visto desde el lado israelí en el sur de Israel. EFE/EPA/ABIR SULTAN
Imagen de archivo de soldados israelíes con vehículos militares en la valla fronteriza con la Franja de Gaza, visto desde el lado israelí en el sur de Israel. EFE/EPA/ABIR SULTAN

Una delegación de funcionarios estadounidenses mantuvo este jueves una reunión virtual con sus homólogos israelíes para tratar la posible ofensiva terrestre por parte de Israel contra la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, donde se refugian miles de civiles palestinos.

El portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, indicó en una rueda de prensa a bordo del avión presidencial que el objetivo es “seguir conversando” con sus aliados israelíes “sobre sus intenciones” y “compartir” sus “continuas preocupaciones” sobre una posible ofensiva contra Rafah.

El encuentro es similar al que ya se mantuvo a principios de abril, cuando las autoridades israelíes aceptaron “tener en cuenta” las preocupaciones de Estados Unidos al respecto. En aquella reunión estuvieron presentes el secretario del Departamento de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.

Asimismo, la delegación israelí estuvo representada por el ministro de Asuntos Estratégicos, Ron Dermer, y el asesor de Seguridad Nacional, Tzachi Hanegbi. Ambas partes se mostraron a favor del objetivo de eliminar al grupo terrorista Hamas en la Franja de Gaza.

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, reiteró este mismo jueves su llamamiento a Israel para que no dé este paso. “Si se produce un ataque contra Rafah, con 1,7 millones de personas amontonadas en las calles, será una auténtica catástrofe humanitaria”, ha resaltado.

John Kirby, uno de los portavoces de la Casa Blanca. EFE/EPA/BONNIE CASH / POOL
John Kirby, uno de los portavoces de la Casa Blanca. EFE/EPA/BONNIE CASH / POOL

Irrumpir en Rafah

Por otra parte, la portavoz del Gobierno israelí evitó este jueves responder con claridad sobre informaciones que apuntan a que Israel habría aceptado renunciar a un ataque militar contra Irán a cambio de obtener luz verde para lanzar una ofensiva contra Rafah, en el sur de Gaza.

Sin embargo, sí que insistió en que en el Ejército irrumpirá en Rafah para, según aseguró, “acabar con los cuatro batallones de Hamas que se mantienen (en Rafah)”.

Organizaciones humanitarias internacionales han advertido de una aún mayor catástrofe en caso de que el Ejército israelí ataque esta región meridional de Gaza. En Israel, la ONG minoritaria Standing Together, integrada por israelíes y palestinos, ha convocado protestas en varias ciudades del país este fin de semana para pedir al Gobierno que evite una guerra regional, que alcance un alto el fuego en Gaza y que llegue a un acuerdo para la liberación de los secuestrados en manos de Hamás.

Continúa avance contra Hamas en Gaza

Mientras tanto, Israel continúa su ofensiva contra la Franja de Gaza mientras sigue la incertidumbre sobre una eventual respuesta al ataque de Irán contra territorio israelí con más de 300 drones y misiles del pasado fin de semana.

El miércoles, tras reunirse en su oficina de Jerusalén con el ministro de Asuntos Exteriores británico, David Cameron, y su homóloga alemana, Annalena Baerbock, el primer ministro Netanyahu quiso dejar claro que nadie le va a dictar cómo responder al ataque de Irán. “Agradezco a nuestros amigos su apoyo en la defensa de Israel y todos sus consejos. Pero quiero ser claro: tomaremos nuestras decisiones nosotros mismos”, aseveró el mandatario al inicio de una reunión con los miembros de su Gobierno.

En este sentido, la portavoz del Gobierno israelí volvió a insistir en que Israel tomará sus propias decisiones, independientemente de las presiones externas y se limitó a asegurar que “ahora depende del primer ministro y del Gabinete de Guerra la decisión de cuándo y cómo responder”.

(Con información de Europa Press)