Israel celebró la decisión de EEUU de no reanudar la financiación a la agencia de la ONU en Gaza por sus vínculos con Hamas

El Congreso del país norteamericano votó el viernes el nuevo presupuesto 2024, que incluye la suspensión de los envíos de dinero al menos durante un año para la UNRWA. “Miles de empleados están involucrados en actividades terroristas y sus instalaciones fueron utilizadas con fines terroristas”, afirmaron desde el Estado judío

Compartir
Compartir articulo
Israel Katz, ministro de Asuntos Exteriores ante las Naciones Unidas, asiste a una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el conflicto entre Israel y Hamas, en la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos, el 11 de marzo de 2024. REUTERS/David 'Dee' Delgado/Archivo
Israel Katz, ministro de Asuntos Exteriores ante las Naciones Unidas, asiste a una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el conflicto entre Israel y Hamas, en la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos, el 11 de marzo de 2024. REUTERS/David 'Dee' Delgado/Archivo

El ministro israelí de Exteriores, Israel Katz, elogió este sábado la decisión del Congreso de EEUU de no reanudar la financiación para la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) hasta al menos 2025, ante las sospechas de que algunos de sus empleados puedan tener vínculos con el grupo terrorista Hamas.

”La histórica prohibición de la financiación estadounidense a la UNRWA, aprobada hoy con un abrumador apoyo bipartidista, demuestra lo que sabíamos desde el principio: la UNRWA es parte del problema y no puede ser parte de la solución”, escribió Katz en su cuenta de X.

Tanto la Cámara de Representantes como el Senado votaron anoche el nuevo presupuesto 2024 de EEUU, que incluye la suspensión de la financiación al menos durante un año para la UNRWA.

”La UNRWA no será parte del paisaje de Gaza después de Hamas. Miles de empleados de la UNRWA están involucrados en actividades terroristas de Hamas y sus instalaciones fueron utilizadas con fines terroristas”, aseveró el ministro.

Israel aseguró que combatientes de Hamas usaron la sede central UNRWA en Gaza

Israel informó a la UNRWA a finales de enero de que 12 de sus 30.000 empleados estuvieron implicados en los ataques terroristas de Hamas del 7 de octubre, aunque el director de la agencia, Philippe Lazzarini, aseguró hace dos semanas en su primera intervención en la Asamblea General de la ONU desde el escándalo, que el Estado judío nunca aportó pruebas concluyentes que demostraran la relación de sus trabajadores con Hamas.

No obstante, ante la necesidad de una “acción urgente”, la UNRWA despidió inmediatamente a esos empleados en y se abrió una investigación interna, a cargo de la exministra francesa de Exteriores, Catherine Colonna, que está semana presentó sus conclusiones preliminares, que avalan la neutralidad de la actividad humanitaria de la agencia, aunque detectó “áreas críticas”.

Sin embargo, Israel sostiene que la infiltración de Hamas en la agencia es mucho más profunda y que más de 2.130 de sus empleados en Gaza, alrededor del 17%, tienen vínculos activos con grupos “terroristas”, unos 480 son miembros de brazos armados de Hamás o la Yihad Islámica y 1.650 pertenecen al movimiento político.

Un empleado de la UNRWA secuestra el cuerpo sin vida de un hombre israelí al que habían asesinado en el kibutz Beeri.

En cuanto Israel vertió tales acusaciones en enero, 18 países anunciaron que retiraban sus fondos, incluidos sus principales donantes -EE.UU., Alemania, Japón, Francia, Canadá o Suecia-, lo que ha supuesto un recorte del presupuesto de 450 millones de dólares en plena respuesta de emergencia en la Franja de Gaza.

Sin embargo, países como Canadá, Suecia, Australia o la propia Unión Europea -que solo los congeló temporalmente- han anunciado en las últimas semanas su intención de retomar la financiación a la UNRWA.

Otros países, como España, Noruega, Suecia, Dinamarca, Bélgica, Arabia Saudí, Qatar o Kuwait mantuvieron sus partidas e incluso anunciaron fondos adicionales para paliar al golpe.

Benjamin Netanyahu se reunió con Antony Blinken y le reiteró la necesidad de una operación militar en Rafah: “No tenemos otra forma de derrotar a Hamas”

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, insistió este viernes en su reunión con el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, en su intención de expandir su ofensiva militar a Rafah, extremo sur de la Franja de Gaza, como “única forma de derrotar a Hamas”.

El israelí le reiteró la necesidad de una operación militar en Rafah

“Hoy (ayer) me reuní con el secretario de Estado de EEUU. Le dije que aprecio mucho que durante más de cinco meses hayamos estado juntos en la guerra contra Hamas y que reconocemos la necesidad de evacuar a la población civil de las zonas de guerra y, por supuesto, atender las necesidades humanitarias. Estamos trabajando en ello”, afirmó Netanyahu en un videomensaje.

Blinken llegó el viernes por la mañana a Tel Aviv en su sexta gira por Medio Oriente desde que comenzó la guerra en la Franja para impulsar un acuerdo de tregua y de intercambio de rehenes por presos palestinos, además de para permitir la entrada de más ayuda humanitaria al enclave, donde la mitad de la población está en riesgo de hambruna inminente.

“También le dije que no tenemos forma de derrotar a Hamas sin ir a Rafah y eliminar al resto de los batallones que se encuentran allí. Le comenté que espero contar con el apoyo de Estados Unidos, pero si es necesario lo haremos solos”, subrayó Netanyahu.

(Con información de EFE)