La Unión Europea demandó al régimen cubano “resultados concretos” en materia de derechos humanos

La comisaria de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea defendió el Acuerdo de Diálogo y Cooperación con Cuba para mantener relaciones “críticas, pero constructivas” con el régimen de Miguel Díaz-Canel

Compartir
Compartir articulo
Jutta Urpilainen, comisaria de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea (REUTERS)
Jutta Urpilainen, comisaria de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea (REUTERS)

La Unión Europea demandó este martes “resultados concretos” en Cuba en materia de Derechos Humanos, asegurando que ha trasladado su preocupación en esta cuestión a La Habana y tendiendo la mano para acompañar a la isla en las reformas económicas necesarias a través de financiación europea.

En un debate en el Parlamento Europeo centrado en la situación en Cuba, la Comisaria de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea, Jutta Urpilainen, defendió el Acuerdo de Diálogo y Cooperación con Cuba para mantener relaciones “críticas, pero constructivas” con el régimen de Miguel Díaz-Canel. “En el contexto actual de crisis en Cuba e inestabilidad global, los objetivos del acuerdo siguen siendo relevantes”, señaló.

Urpilainen, que participó en lugar del Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, señaló que el acuerdo permite conversaciones “francas” con Cuba en distintos temas y que el enfoque de la UE hacia la isla es “el mismo que con otros muchos países” con los que el bloque persigue sus intereses y defiende sus valores.

La comisaria finlandesa subrayó que en este contexto la UE reitera su preocupación por la situación de Derechos Humanos y espera “resultados concretos”, para recalcar la necesidad de hacer reformas económicas en la isla ante el “deterioro” de las condiciones de vida de los cubanos.

En este sentido, aseguró que el bloque está listo para acompañar dichas reformas a través del proyecto de inversiones internacionales de la UE, Global Gateway. Y también aludió al apoyo que la UE brinda al emergente sector privado cubano y apuntó que, desde 2021, se han creado más de 10.000 pymes en el país, un emprendimiento que consideró necesario para el crecimiento económico.

Una calle del centro de La Habana, Cuba (REUTERS/Alexandre Meneghini)
Una calle del centro de La Habana, Cuba (REUTERS/Alexandre Meneghini)

Igualmente recordó que otros factores que dificultan la situación económica y social de la isla son el embargo comercial de Estados Unidos, impuesto desde hace más de 60 años, y su inclusión en la lista de Estados promotores del terrorismo, dos medidas que rechaza la UE.

Urpilainen puso en valor que la UE y Cuba defiendan a nivel internacional la necesidad de reforzar el sistema multilateral y promover la asociación estratégica entre el bloque comunitario y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Además, destacó que a pesar de su propio análisis y la cercanía histórica de Cuba con Moscú, el país ya se ha abstenido en cuatro votaciones diferentes en la ONU sobre la guerra de Rusia contra Ucrania. “Sin duda esperamos más y seguiremos transmitiendo nuestro mensaje a Cuba en futuros intercambios en el marco de nuestro acuerdo”, concluyó.

Durante el debate, los partidos de la derecha reiteraron su rechazo al Acuerdo de Diálogo y Cooperación, diana habitual de las críticas de PP, Vox y Ciudadanos. Así las cosas, el eurodiputado ‘popular’ Gabriel Mato subrayó que la persecución contra disidentes se ha recrudecido ante la inacción de la UE que no toma medidas en el marco del acuerdo con Cuba.

“¿Hasta cuando vamos a permitir que los criminales que gobiernan la isla sigan oprimiendo a los cubanos?”, señaló Mato. “Negar la represión en Cuba es negar la realidad”, añadió, lamentando que no haya sanciones contra dirigentes cubanos y que no se suspenda el Acuerdo de Diálogo y Cooperación.

Miguel Díaz-Canel y Vladimir Putin en la inauguración de un monumento a Fidel Castro en Moscú  (REUTERS)
Miguel Díaz-Canel y Vladimir Putin en la inauguración de un monumento a Fidel Castro en Moscú (REUTERS)

De lado de Ciudadanos, José Ramón Bauza, apuntó que Cuba se parece a Rusia, recordando la muerte de Osvaldo Payá en 2012 y comparando su caso al de Alexei Navalny. “¿Cuántos disidentes tienen que morir asesinados para darnos cuentas?, ¿Cúal será el siguiente de los 1.066 presos políticos?”, dijo, insistiendo en que “no puede haber acuerdo con criminales, ni con dictadores”, en otra llamada a cancelar las relaciones con La Habana.

Por su parte, el eurodiputado de Vox, Hermann Tertsch, denunció la “hipocresía” de Bruselas asegurando que no denuncia suficientemente la “tragedia” en la isla. “Aquí está lleno de protectores y el primero se llama Borrell. Por eso es un escándalo y hay que acabar con este acuerdo indigno que financia a esa dictadura asesina”, apuntó.

Está previsto que el Parlamento Europeo apruebe el jueves una resolución sobre la situación en Cuba.

(Con información de EFE y EuropaPress)