El funeral del líder opositor ruso Alexei Navalny será el viernes en Moscú

El acto estaba previsto para el jueves, día del discurso anual de Putin ante la Asamblea Federal de Rusia, pero ningún lugar aceptó celebrarlo entonces. La viuda del disidente advirtió sobre posibles detenciones y disturbios

Compartir
Compartir articulo
Una vigilia tras la muerte de Alexei Navalny, en el Trocadero cerca de la Torre Eiffel en París (REUTERS/Benoit Tessier/archivo)
Una vigilia tras la muerte de Alexei Navalny, en el Trocadero cerca de la Torre Eiffel en París (REUTERS/Benoit Tessier/archivo)

El funeral del líder opositor ruso Alexei Navalny, quien falleció a principios de mes en una remota colonia penal en el Ártico, tendrá lugar el viernes en Moscú luego de que varios lugares se negaron a celebrar el acto, dijo su vocera.

El funeral se oficiará en una iglesia del distrito de Maryino, en el sureste de Moscú, el viernes por la tarde, indicó Kira Yarmysh el miércoles. El entierro será en el cementerio de Borísovo de la misma zona.

Los seguidores del opositor podrán darle el último adiós a partir de las 14.00 hora de Moscú (11.00 GMT), precisó Yarmish, quien pidió a todos “llegar con antelación” a la catedral.

Por su parte, Yulia Navalnaya, la viuda del opositor, dijo que temía que se produjeran disturbios y detenciones en el funeral de su marido.

“Aún no estoy segura de si será pacífico o si la policía detendrá a quienes han venido a despedirse de mi marido”, dijo Navalnaya al Parlamento Europeo.

“Putin es el líder de una banda criminal organizada”, dijo Navalnaya, que ha culpado al presidente ruso del “asesinato” de su marido. “No se trata de un político, sino de un sangriento mafioso”.

Yulia Navalnaya durante un discurso ante el Parlamento Europeo este miércoles. (REUTERS/Johanna Geron)
Yulia Navalnaya durante un discurso ante el Parlamento Europeo este miércoles. (REUTERS/Johanna Geron)

Navalny falleció a mediados de febrero en uno de los centros penitenciarios más duros de Rusia.

Las autoridades rusas indicaron que aún se desconoce la causa de la muerte del político, de 47 años, y apuntaron que los resultados de su investigación seguramente serán cuestionados en el extranjeros. Muchos líderes occidentales han responsabilizado ya al presidente del país, Vladímir Putin, de su muerte.

Yarmysh explicó las las dificultades que tuvo su equipo a la hora de encontrar un lugar para un “acto de despedida” a Navalny.

La mayoría de los lugares dijeron que estaban completos, algunos “se negaron cuando mencionamos el apellido ‘Navalny’”, y uno reveló que “las funerarias tenían prohibido trabajar con nosotros”, indicó la portavoz en X, antes Twitter.

Ivan Zhdanov, el director de la Fundación Anticorrupción de Navalny, dijo que el funeral estaba previsto inicialmente para el jueves — el día del discurso anual de Putin ante la Asamblea Federal de Rusia — pero ningún lugar aceptó celebrarlo entonces.

“La verdadera razón está clara. El Kremlin entiende que nadie necesitará a Putin y su mensaje el día que despedimos a Alexei”, escribió Zhdanov en Telegram.

Este lunes, los aliados de Navalny revelaron que el político murió en prisión días antes de su canje por el checheno Vadim Krasikov, condenado en Alemania por el asesinato de un ciudadano georgiano.

El Kremlin afirmó hoy no tener información sobre el posible intercambio.

(Con información de AP y EFE)