Los aliados de Alexei Navalny acusaron a Putin de matar al líder opositor días antes de ser canjeado

El disidente y dos ciudadanos estadounidenses detenidos en Rusia estaban a punto de ser intercambiados por un checheno condenado por asesinato en Alemania, según aseguraron asociados del activista. Pero Vladimir Putin decidió “deshacerse de la moneda de cambio”

Compartir
Compartir articulo
La última foto de Navalny antes de su muerte el 16 de febrero (Servicio penitenciario ruso/SOTAVISION/AP)
La última foto de Navalny antes de su muerte el 16 de febrero (Servicio penitenciario ruso/SOTAVISION/AP)

Asociados del líder opositor ruso Alexei Navalny afirmaron el lunes que poco antes de su muerte estaban en marcha conversaciones para intercambiarlo por un ruso encarcelado en Alemania.

“Alexei Navalny podría haber estado sentado aquí ahora, hoy. No es una forma de hablar”, dijo Maria Pevchikh, que vive fuera de Rusia, en una declaración grabada en vídeo.

Según Pevchikh, el 15 de febrero, un día antes de que se informara de la muerte de Navalny, recibió la confirmación de que las conversaciones se encontraban en la “fase final”.

Según Pevchikh, Navalny y dos ciudadanos estadounidenses detenidos en Rusia iban a ser canjeados por Vadim Krasikov. Éste cumplía cadena perpetua en Alemania por el asesinato en 2019 en Berlín de Zelimkhan “Tornike” Khangoshvili, ciudadano georgiano de 40 años de ascendencia chechena.

No identificó a los ciudadanos estadounidenses que supuestamente formaban parte del acuerdo. Hay varios detenidos en Rusia, entre ellos el periodista del Wall Street Journal Evan Gershkovich, acusado de espionaje, y Paul Whelan, ejecutivo de seguridad corporativa de Michigan, condenado por espionaje y que cumple una larga pena de prisión. Tanto ellos como el gobierno estadounidense discuten los cargos que se les imputan.

 Vadim Krasikov cumplía cadena perpetua en Alemania por el asesinato en 2019 en Berlín de Zelimkhan “Tornike” Khangoshvili (Grosby)
Vadim Krasikov cumplía cadena perpetua en Alemania por el asesinato en 2019 en Berlín de Zelimkhan “Tornike” Khangoshvili (Grosby)

Funcionarios alemanes se han negado a hacer comentarios cuando se les ha preguntado si había habido algún esfuerzo por parte de Rusia para conseguir un canje de Krasikov.

El comentarista estadounidense Tucker Carlson preguntó a principios de este mes al presidente Vladimir Putin sobre las perspectivas de intercambio de Gershkovich, y Putin dijo que el Kremlin estaba abierto a las negociaciones. Señaló a un hombre encarcelado en un “país aliado de Estados Unidos” por “liquidar a un bandido” que supuestamente había matado a soldados rusos durante los combates separatistas en Chechenia. Putin no mencionó nombres, pero pareció referirse a Krasikov.

“Yo recibí la confirmación de que las negociaciones estaban en marcha y se encontraban en su fase final en la tarde del 15 de febrero”, es decir, un día antes del “asesinato” del opositor, dijo Pevchikh.

La opositora precisó que los correligionarios de Navalny dedicaron dos años a preparar el intercambio y acusó a los funcionarios estadounidenses y alemanes de mostrar escasa voluntad política.

Pevchikh alegó en su vídeo que Putin “no toleraría” dejar libre a Navalny y decidió “deshacerse de la moneda de cambio”. No ofreció ninguna prueba que respaldara esa afirmación.

Navalny era el principal enemigo del presidente ruso Vladimir Putin. (dpa)
Navalny era el principal enemigo del presidente ruso Vladimir Putin. (dpa)

Pevchij considera que la decisión de Putin de torpedear el canje es “irracional” y “el comportamiento de un mafioso loco”, guiado por el “odio” personal que le tenía al dirigente opositor.

“Y es que Putin sabe perfectamente que Alexei Navalny le podía haber ganado, que Navalny es el futuro y él es el pasado (...) Gracias a Navalny, Putin pasará a la historia como cobarde, corrupto y ladrón”, aseveró.

Preguntada en una rueda de prensa en Berlín sobre la afirmación del equipo de Navalny, la portavoz del gobierno alemán, Christiane Hoffmann, dijo que no podía hacer comentarios.

Navalny, de 47 años, el político opositor más conocido de Rusia, murió el 16 de febrero en una colonia penal del Ártico mientras cumplía una condena de 19 años por cargos de extremismo que él rechazaba por tener motivaciones políticas.

El certificado médico entregado a la madre de Navalny asegura que el líder opositor murió el 16 de febrero por “causas naturales” en la prisión “Lobo Ártico” del distrito autónomo de Yamalo-Nenets.

Dicha versión oficial ha sido rechazada por los correligionarios del opositor y la viuda del fallecido, Yulia Naválnaya, quienes acusan al jefe del Kremlin de ordenar matar a su líder.

(Con información de AP y EFE)