Israel abatió a dos terroristas de Hezbollah en un ataque en el este del Líbano

El ejército israelí dijo que los bombardeos tuvieron como objetivo los sistemas de defensa aérea del grupo en represalia por el derribo de uno de sus aviones no tripulados. Es el primer ataque en esta zona del país desde el comienzo de la guerra en Gaza

Compartir
Compartir articulo
El humo se eleva en el lado libanés cerca de la frontera con Israel desde Tiro, sur del Líbano. (REUTERS/Aziz Taher/Fotografía de archivo)
El humo se eleva en el lado libanés cerca de la frontera con Israel desde Tiro, sur del Líbano. (REUTERS/Aziz Taher/Fotografía de archivo)

Israel atacó el lunes objetivos de Hezbollah cerca de la ciudad de Baalbek, matando a dos miembros del grupo, informaron fuentes de seguridad, en el primer ataque de este tipo en el este de Líbano desde que comenzaron las hostilidades tras el estallido de la guerra de Gaza.

El ejército israelí dijo que los ataques tenían como objetivo los sistemas de defensa aérea de Hezbollah en represalia por el derribo de uno de sus aviones no tripulados en el sur del Líbano por parte del grupo respaldado por Irán a primera hora del lunes.

“Dos miembros de Hezbollah murieron en los ataques israelíes cerca de Baalbek”, declaró a la AFP un responsable de seguridad libanés. Otra fuente de seguridad confirmó la cifra.

A primera hora del lunes, una de las fuentes había dicho que los ataques israelíes alcanzaron un edificio utilizado por Hezbollah en un suburbio de Baalbek, y un almacén cerca de Baalbek perteneciente al grupo musulmán chií.

Ambas fuentes solicitaron el anonimato por no estar autorizadas a hablar con la prensa.

Una fuente cercana a Hezbollah confirmó a EFE que el bombardeo tuvo como objetivo la localidad de Haouch Tal Safiye, a apenas 8 kilómetros de Baalbek, uno de los principales atractivos turísticos del Líbano y donde se ubican unas destacadas ruinas grecorromanas patrimonio de la UNESCO.

Las ruinas romanas de Baalbek (REUTERS/Mohamed Azakir/archivo)
Las ruinas romanas de Baalbek (REUTERS/Mohamed Azakir/archivo)

Más tarde, Hezbollah anunció que dos de sus combatientes habían muerto por disparos israelíes, y una fuente cercana al grupo confirmó que habían muerto en los ataques de Baalbek.

El ejército israelí declaró que había atacado instalaciones de “defensa aérea” de Hezbollah en el valle de la Bekaa en respuesta “al lanzamiento de un misil tierra-aire” que derribó el dron israelí.

Se trata del primer ataque israelí contra Hezbollah fuera del sur de Líbano desde que estalló la guerra el 7 de octubre entre Israel y el grupo terrorista palestino Hamas, aliado de Hezbollah.

Más tarde, el lunes, un ataque israelí contra un coche en el sur del Líbano mató al menos a una persona, según informaron a la AFP los equipos de rescate locales, sin dar más detalles.

Desde el 8 de octubre, Hezbollah y su archienemigo Israel han intercambiado disparos casi a diario, pero los ataques se han limitado en gran medida a la frontera entre ambos países, aunque Israel ha lanzado en ocasiones ataques en otras partes del Líbano, incluida Beirut.

Durante un cortejo fúnebre por un combatiente de Hezbollah, uno de los legisladores del grupo, Hassan Fadlallah, arremetió contra los ataques a Baalbek, bastión de Hezbolá cerca de la frontera con Siria.

“Esta invasión sionista no nos empujará a retroceder, sino que aumentará nuestra determinación”, declaró Fadlallah en un discurso televisado.

La “agresión israelí a Baalbek o a cualquier otra región no quedará sin respuesta, y la resistencia responderá de la manera apropiada”, añadió.

En enero, un ataque ampliamente atribuido a Israel mató al líder adjunto de Hamás, Saleh al-Aruri, y a seis militantes en el bastión de Hezbollah en el sur de Beirut, la figura más destacada de Hamás que ha muerto durante la guerra.

El domingo, el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, afirmó que Israel no cejaría en sus acciones contra Hezbollah, aunque se consiguiera un alto el fuego y un acuerdo sobre los rehenes en Gaza.

Hezbollah ha afirmado que dejará de lanzar ataques contra Israel si el ejército israelí detiene su ofensiva en Gaza.

Al menos 280 personas han muerto en el lado libanés desde que estallaron los combates, la mayoría combatientes de Hezbollah, pero también 44 civiles, según un recuento de AFP.

En el lado israelí han muerto 10 soldados y seis civiles, según el ejército israelí.

(Con información de AFP y EFE)