Hezbollah lanzó 60 misiles contra un cuartel de Israel tras la muerte de un jefe terrorista en el sur del Líbano

El grupo extremista atacó al Ejército en respuesta a los bombardeos contra la ciudad de Baalbek. Hasan Husein Salami, quien comandó agresiones contra “objetivos civiles y militares” fue abatido por las FDI

Compartir
Compartir articulo
Nubes de humo se elevan desde el valle de Bekaa en Líbano, mientras fuentes en Líbano informaron que ataques aéreos israelíes mataron al menos a dos miembros de Hezbollah (REUTERS)
Nubes de humo se elevan desde el valle de Bekaa en Líbano, mientras fuentes en Líbano informaron que ataques aéreos israelíes mataron al menos a dos miembros de Hezbollah (REUTERS)

El grupo terrorista libanés Hezbollah anunció que ha lanzado 60 cohetes contra un cuartel del Ejército israelí en respuesta a su bombardeo de este lunes en el Valle de la Bekaa, un importante bastión del movimiento armado en el este del Líbano que nunca había sido atacado durante los actuales enfrentamientos.

“En respuesta a la agresión sionista en las inmediaciones de la ciudad de Baalbek en la Bekaa (...), los muyahidines de la Resistencia Islámica atacaron el cuartel general de la División del Golán en Nafah con 60 cohetes ‘Katyusha’”, indicó Hezbollah en un comunicado.

La aviación israelí había bombardeado esta mañana dos puntos diferentes a escasos kilómetros de la turística localidad de Baalbek, en su primer ataque contra esa región desde el inicio de las hostilidades entre ambos actores hace más de cuatro meses.

Una fuente cercana a Hezbollah confirmó a la agencia EFE que al menos dos personas fallecieron a causa de la acción aérea, mientras que la formación anunció posteriormente en sendos comunicados la muerte de dos de sus miembros oriundos del Valle de la Bekaa, sin ofrecer más detalles.

Cada vez es más tensa la situación en la frontera entre Israel y el Líbano (REUTERS/Evelyn Hockstein)
Cada vez es más tensa la situación en la frontera entre Israel y el Líbano (REUTERS/Evelyn Hockstein)

Según la versión israelí, los cazas tuvieron como objetivo bases de la defensa antiaérea del grupo terrorista y lo hicieron en respuesta al previo lanzamiento de un misil tierra-aire contra un drone del Estado judío que estaba sobrevolando el sur del Líbano.

Por su parte, la Defensa Civil del Líbano informó en la red social X que los ataques israelíes contra la Bekaa causaron incendios en una vivienda de dos plantas y en un cobertizo.

En medio de una intensa jornada de fuego cruzado, la organización de rescate libanesa también indicó que un vehículo fue alcanzado por otro bombardeo israelí en el área de Majadel, en el sur del país y donde medios locales informaron de la muerte de al menos otras dos personas.

Por su parte, el Ejército israelí aseguró este lunes haber matado al jefe de la unidad Naser de Hezbollah, en un ataque con aviones de combate en la ciudad de Tiro, en el sur del Líbano.

Se trata de Hasan Husein Salami, quien comandó ataques contra “objetivos civiles y militares” en el norte, según informó hoy un comunicado castrense, como el lanzamiento de “misiles antitanques hacia la zona de Kiryat Shmona o contra el cuartel general de la brigada (israelí) 769″.

El Ejército de Israel asegura haber abatido a un jefe terrorista de Hezbollah en el sur del Líbano (REUTERS/Aziz Taher)
El Ejército de Israel asegura haber abatido a un jefe terrorista de Hezbollah en el sur del Líbano (REUTERS/Aziz Taher)

Israel señaló que su bombardeo fue precedido por el lanzamiento libanés de un misil tierra-aire disparado contra un drone Hemes, además de una ráfaga de misiles, que derribaron el objeto aéreo “dentro de territorio libanés”, informó el Ejército.

La frontera entre Israel y Líbano vive su mayor pico de tensión desde 2006 con un intenso intercambio de fuego, desde el inicio de la guerra en Gaza, que se ha cobrado la vida de más de 300 personas, unas 218 de ellas en las filas de Hezbollah, que también ha confirmado bajas en Siria.

En Israel han muerto 16 personas en la frontera norte (10 soldados y 6 civiles); mientras que del otro lado de la frontera han fallecido al menos 285, incluyendo unos 32 integrantes de milicias palestinas, un soldado y 34 civiles - entre ellos diez menores y tres periodistas -, además de los milicianos de Hezbollah.

Israel ya había perpetrado algunos bombardeos selectivos en zonas alejadas de la divisoria, incluido uno a las afueras de Beirut que el pasado enero acabó con la vida del número dos del movimiento islamista palestino Hamas, Saleh al Arouri, pero hasta ahora no había atacado el Valle de la Bekaa.

Los enfrentamientos, los peores desde la guerra librada por las partes en 2006, se recrudecieron en las últimas dos semanas con ataques de envergadura.

(Con información de EFE)