Israel aceptó enviar negociadores a Qatar para buscar una nueva tregua con Hamas y el retorno seguro de los rehenes

La aprobación se dio después de examinar el informe de una delegación que volvió de París con propuestas para un alto al fuego en Gaza y la liberación de cautivos en manos del movimiento terrorista palestino

Compartir
Compartir articulo
Israel aprobó una nueva ronda de conversaciones en Qatar para buscar una tregua con Hamas y el retorno de los rehenes. (Europa Press/Amos Ben Gershom)
Israel aprobó una nueva ronda de conversaciones en Qatar para buscar una tregua con Hamas y el retorno de los rehenes. (Europa Press/Amos Ben Gershom)

El gabinete de guerra israelí aprobó este sábado el envío de negociadores a Qatar para continuar las conversaciones dirigidas a una tregua en su guerra contra Hamas y el retorno de los rehenes en Gaza, informaron autoridades y medios locales.

La aprobación se dio después de examinar el informe de una delegación negociadora que volvió de París con propuestas para una tregua en Gaza y la liberación de rehenes en manos del movimiento islamista palestino.

La delegación regresó de París y probablemente haya margen para avanzar hacia un acuerdo”, declaró a la televisión N12 Tzachi Hanegbi, asesor de seguridad nacional del primer ministro Benjamin Netanyahu.

Los enviados informaron al gabinete de guerra sobre los resultados de las conversaciones.

Medios israelíes reportaron posteriormente que la reunión concluyó con el aval del gabinete para enviar una delegación en los próximos días a Qatar para continuar las negociaciones de una tregua de varias semanas y el intercambio de rehenes por prisioneros palestinos en Israel.

“La delegación regresó de París y probablemente haya margen para avanzar hacia un acuerdo”, declaró Tzachi Hanegbi, asesor de seguridad nacional del primer ministro Benjamin Netanyahu.  (REUTERS/Francois Lenoir)
“La delegación regresó de París y probablemente haya margen para avanzar hacia un acuerdo”, declaró Tzachi Hanegbi, asesor de seguridad nacional del primer ministro Benjamin Netanyahu. (REUTERS/Francois Lenoir)

Egipto, Qatar y Estados Unidos ofician de mediadores, al igual que en la tregua de una semana alcanzada a finales de noviembre, en la que se canjeó a más de 100 retenidos en Gaza desde el 7 de octubre por unos 240 palestinos detenidos en Israel.

El conflicto estalló ese día cuando milicianos islamistas mataron a unas 1.160 personas, en su mayoría civiles, en el sur de Israel, y secuestraron a unas 250, según un balance basado en datos israelíes.

Tras el canje de noviembre, las autoridades israelíes calculan que aún hay 130 rehenes en Gaza, de los cuales 30 habrían muerto.

En respuesta al ataque, Israel lanzó una ofensiva aérea y terrestre que ya provocó 29.606 muertos en Gaza, en su gran mayoría civiles, según el Ministerio de Salud del territorio palestino, gobernado desde 2007 por Hamas.

“Hambruna masiva”

Hanegbi afirmó que entre las condiciones previas impuestas por Israel en las negociaciones está “la liberación de todos los rehenes, empezando por todas las mujeres, y que dicho acuerdo no signifique el fin de la guerra”.

El movimiento islamista denunció que el ejército israelí lanzó más de 70 bombardeos contra Deir al Balah, Khan Younis y Rafah, en el centro y sur de Gaza. (REUTERS/Ibraheem Abu Mustafa)
El movimiento islamista denunció que el ejército israelí lanzó más de 70 bombardeos contra Deir al Balah, Khan Younis y Rafah, en el centro y sur de Gaza. (REUTERS/Ibraheem Abu Mustafa)

Hamas, catalogado como organización “terrorista” por Estados Unidos, Israel y la Unión Europea, pide un “alto el fuego total” y una retirada de las tropas israelíes de Gaza.

El movimiento islamista denunció el sábado que el ejército israelí lanzó más de 70 bombardeos contra Deir al Balah, Khan Younis y Rafah, en el centro y sur de Gaza.

Esos ataques mataron a por lo menos 92 personas en las últimas 24 horas, de acuerdo con ese informe.

En el hospital Najjar de Rafah, la AFP vio el momento en el que se sacaban cadáveres de ambulancias y se los colocaba en un patio, donde eran llorados por sus familiares.

El ejército israelí indicó que estaba “intensificando las operaciones” en Khan Younis, donde se concentran los combates desde hace unas semanas, y que realizó una operación en “la residencia de un alto cargo de inteligencia militar” de Hamas.

La guerra y el bloqueo israelí colocaron al estrecho territorio palestino, de 2,4 millones de habitantes, al borde de una “hambruna masiva”, advirtió la ONU.

El ejército israelí lanzó más de 70 bombardeos contra Deir al Balah, Khan Younis y Rafah, en el centro y sur de Gaza. (REUTERS/Bassam Masoud)
El ejército israelí lanzó más de 70 bombardeos contra Deir al Balah, Khan Younis y Rafah, en el centro y sur de Gaza. (REUTERS/Bassam Masoud)

“No tenemos ni agua ni harina y estamos muy cansados porque tenemos hambre (...)”, describió Um Wajdi Alha, una habitante de Jabaliya, a unos cuatro kilómetros de Ciudad de Gaza, en el norte de la Franja.

El Ministerio de Salud de Gaza indicó que un bebé de dos meses, identificado como Mahmud Fatuh, murió de “desnutrición” en esa localidad.

En el campo de refugiados de Jabaliya, los habitantes hurgan los alrededores en busca de cualquier cosa comestible, aunque sea cebada, forraje, maíz podrido u hojas de árboles.

La ONG Save the Children afirmó que el riesgo de hambruna seguirá “aumentando mientras el gobierno de Israel continúe impidiendo la entrada de ayuda en Gaza”.

Israel alega que 13.000 camiones con suministros entraron en el territorio desde el comienzo de la guerra.

Presión en Israel por los rehenes

La preocupación crece especialmente en Rafah, ciudad junto a la frontera con Egipto donde se refugian al menos 1,4 millones de personas, bajo la amenaza de una gran operación militar terrestre israelí.

El gobierno israelí también está bajo presión interior para negociar un alto el fuego que permita la liberación de los rehenes.

Un grupo que representa a los familiares de los rehenes convocó una manifestación en Tel Aviv el sábado por la noche.

“Les decimos una y otra vez: ¡devuélvannoslos! Y no importa cómo”, declaró Avivit Yablonka, de 45 años, cuya hermana Hanan fue capturada el 7 de octubre.

El enviado de la Casa Blanca, Brett McGurk, mantuvo esta semana conversaciones en Tel Aviv con el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, tras hablar en El Cairo con otros mediadores que se entrevistaron con el jefe político de Hamás, Ismail Haniyeh.

Una fuente del movimiento islamista afirmó que, a finales de enero, las partes en conflicto habían discutido en París un plan para una tregua de seis semanas y la liberación de entre 200 y 300 presos palestinos a cambio de entre 35 y 40 rehenes israelíes.

(AFP)