Una potente tormenta generó graves daños en Escandinavia

Unas 4.000 personas se quedaron sin electricidad en la costa oeste de Suecia, hay reportes de objetos arrastrados por el viento en Dinamarca y se informó sobre carreteras inundadas en el sur de Noruega

Compartir
Compartir articulo
Trabajadores retiran parte de un techo arrancado por fuertes vientos en la principal estación de trenes de Goteborg, Suecia  (Björn Larsson Rosvall/TT News Agency vía AP)
Trabajadores retiran parte de un techo arrancado por fuertes vientos en la principal estación de trenes de Goteborg, Suecia (Björn Larsson Rosvall/TT News Agency vía AP)

Una tormenta con fuertes vientos en Suecia arrancó el techo de la principal estación de trenes en Gotemburgo este viernes, provocando cortes de energía y deteniendo temporalmente el tránsito ferroviario desde y hacia la segunda ciudad más grande del país. Por el momento no se han reportado lesionados.

La tormenta se desató el jueves por la noche en las costas del sur de Escandinavia, y el Instituto Meteorológico e Hidrológico de Suecia emitió el viernes su segunda alerta más alta. Alrededor de 4.000 personas se quedaron sin electricidad en la costa oeste de Suecia, reportó la agencia noticiosa de ese país TT.

Fotos tomadas en Gotemburgo, en la costa oeste de Suecia, mostraban parte de un techo sobre las vías de la estación central, y las autoridades locales señalaron que aún no se sabe cuándo se reanudará el tránsito ferroviario. Un puente en el archipiélago al norte de Gotemburgo fue cerrado al tránsito, se informó en el diario sueco Aftonbladet.

Para el mediodía, algunas de las vías de la estación se reabrieron con una capacidad reducida, declaró al medio público SVT Angelika Knutsson, vocera de la Administración de Transporte de Suecia.

Los servicios de emergencia de Gotemburgo instaron a la población a permanecer en casa debido a que “objetos sueltos pueden volar grandes distancias y representar un peligro para la gente, como partes de construcciones, letreros, tejas y otros objetos sueltos en el exterior”.

La policía de Gotemburgo indicó que recibió alrededor de 200 llamadas sobre árboles derribados en los caminos durante la noche. “Nunca había visto nada igual”, declaró Caroline Karlsson a TT.

Por su parte, el Instituto Meteorológico de Dinamarca informó que la tormenta, a la que llamó Rolf, recorría principalmente la parte norte y noroeste del país. Varios árboles fueron derribados y se reportó sobre objetos arrastrados por el viento en todo el país, indicaron medios daneses.

Los meteorólogos daneses midieron ráfagas de 135,36 kilómetros (84,11 millas) por hora en el norte de ese país.

En Dinamarca, los meteorólogos aseveraron que la tormenta había terminado. Martin Rundager, director de asistencia en accidentes de una de las compañías de seguros más grandes de Dinamarca, GF Forsikring, dijo que la tormenta “logró causar bastantes daños”. La empresa recibió unos 100 informes de daños, pero esperaba que esa cifra aumentara.

A principios de febrero la tormenta más poderosa de Noruega en más de 30 años arrancó tejados de casas y cortó el suministro eléctrico (REUTERS)
A principios de febrero la tormenta más poderosa de Noruega en más de 30 años arrancó tejados de casas y cortó el suministro eléctrico (REUTERS)

Hubo informes de carreteras inundadas en el sur de Noruega. La Dirección Noruega de Recursos Hídricos y Energía había emitido una advertencia de inundación para la zona y señaló que la lluvia y el derretimiento de la nieve en los próximos días podrían provocar el desbordamiento de ríos y arroyos.

Las autoridades de Noruega dijeron que había riesgo de daños a edificios e infraestructura, y la emisora noruega NRK reportó que se esperaba que se cancelaran los servicios de ferry y los vuelos.

Varias líneas de ferry en Escandinavia han suspendido temporalmente su servicio.

La misma región se vio afectada a principios de febrero cuando una tormenta con vientos huracanados -considerada la más potente de Noruega en más de tres décadas- arrancó tejados, aumentó el riesgo de avalanchas, canceló vuelos y cortó el suministro eléctrico mientras hacía estragos en algunas partes del país.

(AP)