Distintas personalidades lanzaron una campaña para que Rusia entregue el cuerpo de Alexei Navalny a su familia

Numerosos artistas, intelectuales y periodistas en el exilio participan de la iniciativa que ha sido apoyada también por más de un millar de religiosos ortodoxos

Compartir
Compartir articulo
El líder opositor ruso Alexei Navalny, derecha, abraza a su esposa Yulia, al ser liberado por un tribunal en Kirov, Rusia, el viernes 19 de julio de 2013. (AP Foto/Dmitry Lovetsky, archivo)
El líder opositor ruso Alexei Navalny, derecha, abraza a su esposa Yulia, al ser liberado por un tribunal en Kirov, Rusia, el viernes 19 de julio de 2013. (AP Foto/Dmitry Lovetsky, archivo)

Los aliados del fallecido líder opositor ruso, Alexei Navalny, han lanzado una campaña para que las autoridades entreguen cuanto antes el cuerpo a la familia, que denuncia los planes del Kremlin de enterrar al político en secreto.

Numerosos artistas, intelectuales y periodistas rusos en el exilio se han sumado a la campaña en el canal de Telegram del equipo de Navalny, que ha sido apoyada también por más de un millar de religiosos ortodoxos.

Actores como Artur Smolianinov, Dmitri Nazárov o Tatiana Lázareva; periodistas como Yevgueni Albats o Dmitri Murátov, Nobel de la Paz en 2021, publicaron videos exigiendo la entrega del cuerpo.

”Todavía tienen la oportunidad de seguir siendo personas. No se deshumanicen, ni intenten deshumanizarnos a todos nosotros”, dijo Lázareva, que reside en España.

Un retrato del difunto líder opositor ruso Alexéi Navalny. EFE/David Mdzinarishvili
Un retrato del difunto líder opositor ruso Alexéi Navalny. EFE/David Mdzinarishvili

También participan en la campaña bailarines como Mijaíl Baríshnikov; cantantes como Andréi Makarévich o activistas como Nadezhda Tolokónnikova, líder de Pussy Riot.

”Me llamo Mijaíl Baríshnikov. Pido encarecidamente devolver a su madre el cuerpo del fallecido Alexéi Navalny”, dijo.

La madre del líder opositor ruso acusó el jueves a las autoridades de amenazarla y de querer enterrar a su hijo en secreto para que sus partidarios no puedan despedirse del enemigo número uno del presidente, Vladímir Putin.

”En mi presencia reciben órdenes del Kremlin o del aparato central del Comité de Instrucción. Quieren que se haga en secreto, sin despedida. Quieren llevarme a las afueras del cementerio, a una tumba fresca y decir: ‘Aquí yace su hijo’”, dijo en un video colgado en el canal de Telegram del equipo de Navalny.

La madre del político, Liudmila Naválnaya, agregó: “Yo no estoy de acuerdo con esto. Quiero que ustedes, los que apreciaban a Alexéi, para los que su muerte fue una tragedia personal, tengan la oportunidad de despedirse de él”.

Lyudmila Navalnaya viajó a la remota colonia penitenciaria IK-3 la mañana después de que se anunciara la muerte del líder opositor

Hace unos días la madre de Navalny envío una carta al presidente ruso para que le entreguen el cadáver de su vástago, mientras sus correligionarios presentaron una demanda ante los tribunales para acelerar el proceso.

Un grupo de religiosos ortodoxos también han publicado una carta abierta en la que también piden la entrega del cadáver y recuerdan que Navalny, además de opositor al Kremlin, era creyente.

”No sean más crueles que (Poncio) Pilato”, señalan los religiosos, quienes recuerdan que incluso el prefecto romano ordenó entrega del cuerpo de Jesús a la familia para su entierro.

La viuda de Navalny, Yulia, que fue recibida la víspera en San Francisco por el presidente de EEU, Joe Biden, acusa directamente a Putin de ordenar el asesinato de su principal oponente político.

El presidente de EE.UU. Joe Biden abraza a Yulia Navalnaya, la esposa de Alexei Navalny, el líder de la oposición rusa que murió la semana pasada en un campo de prisioneros, en San Francisco, California EE.UU. 22 de febrero 2024. The White House/Handout via REUTERS
El presidente de EE.UU. Joe Biden abraza a Yulia Navalnaya, la esposa de Alexei Navalny, el líder de la oposición rusa que murió la semana pasada en un campo de prisioneros, en San Francisco, California EE.UU. 22 de febrero 2024. The White House/Handout via REUTERS

El Kremlin negó rotundamente las acusaciones y llamó a esperar los resultados de la autopsia, mientras Putin no ha aludido públicamente al tema.

El opositor, de 47 años, murió en prisión por “causas naturales”, según se desprende del certificado médico firmado el miércoles por la madre, versión que sus correligionarios consideran falsa.

(Con información de EFE)