El Gobierno de Taipéi pidió a sus nacionales que no viajen a Cuba luego de que la dictadura denegara el ingreso al país de una familia taiwanesa

Las autoridades dijeron que todavía no tienen claro si La Habana acepta o no los pasaportes del país asiático. Por eso instaron a posponer cualquier viaje hasta obtener más información al respecto

Compartir
Compartir articulo
Varias personas consultan la información sobre vuelos en el Aeropuerto Internacional de Taiwán Taoyuan en Taoyuan, Taiwán, el 12 de abril de 2023. REUTERS/Ann Wang/Archivo
Varias personas consultan la información sobre vuelos en el Aeropuerto Internacional de Taiwán Taoyuan en Taoyuan, Taiwán, el 12 de abril de 2023. REUTERS/Ann Wang/Archivo

El Gobierno de Taiwán instó este martes a sus nacionales a no viajar a Cuba, después de que el país caribeño denegase la entrada a varios miembros de una familia taiwanesa a finales del año pasado, informaron medios locales.

En una rueda de prensa, el director para América Latina y el Caribe del Ministerio de Exteriores taiwanés, Cheng Li-cheng, aseguró que todavía “no está claro” si las autoridades cubanas aceptan o no los pasaportes taiwaneses.

El funcionario señaló que la información publicada por la dictadura cubana sobre los documentos taiwaneses es “inconsistente”, por lo que pidió a la población de la isla posponer cualquier viaje a Cuba hasta obtener más información al respecto, detalló la agencia estatal de noticias CNA.

Esta advertencia se produce después de que las autoridades cubanas denegasen la entrada a varios miembros de una familia taiwanesa a finales del año pasado, debido, según medios taiwaneses, a las “tensas relaciones” entre China y Taiwán.

Miguel Díaz-Canel y Xi Jinping
Miguel Díaz-Canel y Xi Jinping

De los cinco miembros de la familia, Cuba permitió la entrada de dos y denegó las otras tres, argumentando que la isla caribeña apoyaba el “principio de una sola China” y, por tanto, no reconocía la validez de los pasaportes taiwaneses.

El Ministerio cubano de Relaciones Exteriores (Minrex) dijo en enero pasado que su posición es “consistente” con la de la mayoría de la comunidad internacional que reconoce “oficialmente a la República Popular China como el único y legítimo representante de todo el pueblo chino”.

El “principio de una sola China”, uno de los pilares de la política exterior del régimen de Beijing, postula que la República Popular China es el único representante legítimo de China en el mundo y que Taiwán es una parte inalienable de su territorio, un precepto rechazado por Taipéi.

En 1960, Cuba rompió relaciones diplomáticas con la República de China -nombre oficial de Taiwán- para establecerlas con la República Popular de China, convirtiéndose en el primer país de la región en hacerlo.

(Con información de EFE)