La ONU agradeció el compromiso de Venezuela y Guyana de buscar una solución pacífica en la disputa por el Esequibo

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas celebró que se haya acordado la realización de una nueva reunión en Brasil en los próximos meses

Compartir
Compartir articulo
António Guterres, secretario general de la ONU (Foto: EuropaPress)
António Guterres, secretario general de la ONU (Foto: EuropaPress)

El secretario general de la ONU, António Guterres, “agradece” el compromiso entre las autoridades de Venezuela y Guyana de no recurrir al uso de la fuerza en su disputa por la región del Esequibo, según comunicó este viernes su portavoz, Stéphane Dujarric.

Guterres “da la bienvenida a los planes de las partes de reunirse de nuevo en Brasil en los próximos meses”, añadió el portavoz durante su rueda de prensa diaria en la sede de la ONU en Nueva York.

Dujarric agradeció la mediación de las autoridades brasileñas, sanvicentinas y dominiquesas, que han ejercido de interlocutores en las conversaciones entre Caracas y Georgetown.

Las autoridades de Venezuela y Guyana acordaron el jueves, en una reunión en San Vicente y las Granadinas, no amenazarse ni utilizar la fuerza en circunstancia alguna, incluyendo las “derivadas de cualquier controversia existente entre ambos Estados”, como la disputa por el Esequibo que elevó la tensión en las últimas semanas.

Según un comunicado conjunto, ambos países, que se disputan un territorio rico en recursos naturales de casi 160.000 kilómetros cuadrados, acordaron que “cualquier controversia” se resolverá “de conformidad con el derecho internacional, incluido el Acuerdo de Ginebra” de 1966, instrumento que defiende Caracas y que establece la solución del conflicto por la vía del diálogo.

La controversia escaló luego de que Venezuela aprobara el 3 de diciembre en un referendo unilateral -que pretendía fuera vinculante- anexionarse la zona disputada, y el régimen de Nicolás Maduro ordenara el asentamiento de una división militar cerca del área en litigio, sin incursiones de momento, así como la modificación del mapa oficial venezolano, al que se anexó la Guayana Esequiba.

En su rueda de prensa de este viernes, Dujarric recordó que el asunto se encuentra ante la Corte Internacional de Justicia, que hace dos semanas, justo antes del referendo, urgió a Caracas a “abstenerse” de tomar “cualquier acción que modifique” la situación del territorio al oeste del río Esequibo o que pueda “agravar o prolongar” este litigio ante el tribunal.

Nicolás Maduro, y el presidente de Guyana, Irfaan Ali, se dan la mano en la reunión en San Vicente y las Granadinas  (REUTERS)
Nicolás Maduro, y el presidente de Guyana, Irfaan Ali, se dan la mano en la reunión en San Vicente y las Granadinas (REUTERS)

Maduro agradeció el jueves a su homólogo de Guyana, Irfaan Ali, “por su franqueza” en la reunión en San Vicente y las Granadinas.

El líder chavista, quien en los últimos meses ha acusado a Ali de ser un “títere provocador” de la petrolera estadounidense ExxonMobil, de haberse “puesto a la orden” de Estados Unidos y de ser un “instrumento del Comando Sur”, agradeció al mandatario guyanés por “su disposición al diálogo amplio en todos los temas” que abordaron “de manera directa”.

“Me sentía muy satisfecho de poder estar cara a cara, como lo quería hace mucho tiempo, con el presidente de Guyana”, dijo el jefe de Estado desde el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas, minutos después de regresar a su país. Aseguró que la “jornada muy importante” del jueves fue “fructífera” e “intensa”, aunque, “por momentos, tensa”, pese a lo que las partes pudieron “hablar con la verdad”.

Ambos Gobiernos tienen previsto celebrar en el próximo trimestre, o “en otro momento acordado”, una reunión en Brasil, para abordar “cualquier asunto con implicaciones” para el Esequibo, de acuerdo con la declaración conjunta del encuentro.

(Con información de EFE)