Tras semanas de tensión, Guyana y Venezuela se comprometieron a resolver la disputa por el Esequibo por la vía pacífica

Los mandatarios de ambas naciones estuvieron reunidos cerca de dos horas en San Vicente y las Granadinas, donde mantuvieron el primer encuentro frente a frente desde el aumento de las tensiones

Compartir
Compartir articulo
Guyana y Venezuela se comprometieron a resolver la disputa por el Esequibo por la vía pacífica

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, y el dictador venezolano, Nicolás Maduro, se reunieron este jueves en San Vicente y las Granadinas para dialogar e intentar resolver la disputa por el Esequibo. Durante el encuentro, que duró cerca de dos horas, ambos mandatarios se comprometieron a mantener la paz en la región y a priorizar el diálogo en todo momento.

En un video compartido por el ministro de Comunicación de Venezuela, Freddy Ñáñez, se ve el inicio de la reunión, cuando los mandatarios se dieron la mano en señal de paz y se sentaron junto a sus delegaciones para conversar sobre la soberanía del territorio de casi 160.000 kilómetros en disputa.

En este “exitoso encuentro bilateral” se demostró que “la única vía para dirimir la controversia territorial es el diálogo, con entendimiento y respeto, libre de intervención injerencista, priorizando el bienestar” de la región, escribió a la par Ñáñez.

Las partes se comprometieron a la paz y el respeto y acordaron seguir dialogando (X: @polianalitica)
Las partes se comprometieron a la paz y el respeto y acordaron seguir dialogando (X: @polianalitica)

Por su parte, Ali reiteró que ambos están comprometidos a priorizar la paz pero señaló que su país “tiene todo el derecho” a facilitar el desarrollo, la explotación y la inversión en “su espacio soberano”. Asimismo, insistió en que el litigio debe ser resuelto por la Corte Internacional de Justicia.

“Dejé muy en claro que Guyana tiene todo el derecho (...) a facilitar cualquier inversión, cualquier sociedad (...), la expedición de cualquier licencia y el otorgamiento de cualquier concesión en nuestro espacio soberano”, declaró y sumó que “Guyana no es el agresor, Guyana no busca la guerra pero Guyana se reserva el derecho de trabajar con todos nuestros socios para garantizar la defensa de nuestro país”.

Ali también se presentó al encuentro con un brazalete en el que se muestra un mapa de Guyana con el Esequibo incluído, en una muestra más de intransigencia sobre su defensa al terreno.

Ali mostró un brazalete en el que se ve el mapa de Guyana con el Esequibo incluido (REUTERS)
Ali mostró un brazalete en el que se ve el mapa de Guyana con el Esequibo incluido (REUTERS)

Junto a ellos, participaron de la cumbre líderes de la Comunidad de Estados del Caribe y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, así como Celso Amorim, asesor presidencial para Asuntos Internacionales de Lula da Silva, y Ralph Everard Gonsalves, primer ministro de la nación anfitriona.

En esta instancia, la primera frente a frente desde el aumento de la tensión el pasado 3 de diciembre, con la celebración de un referéndum en Venezuela, los mandatarios no llegaron a ninguna resolución concreta ya que existían diversas visiones sobre el alcance de estos diálogos.

“Vengo a buscar por la única vía que hay, soluciones efectivas. Traigo conmigo los hechos. Vengo con el mandato del pueblo de Venezuela, con una palabra de diálogo, con una palabra de paz, pero a defender nuestros derechos”, dijo al llegar al país Maduro mientras Ali descartó que la cuestión del Esequibo estuviese en agenda e insistió en la resolución por medio de un fallo de la CIJ.

Maduro aseguró sentarse en la mesa de negociaciones con el "mandato del pueblo de Venezuela" (EFE)
Maduro aseguró sentarse en la mesa de negociaciones con el "mandato del pueblo de Venezuela" (EFE)

Si bien la disputa por el Esequibo lleva cientos de años, el tema resurgió en 2015 tras el hallazgo de grandes yacimientos de crudo en la zona en reclamación. ExxonMobil fue la compañía que dio con estos pozos y, por ello, Maduro acusó a la contraparte de ser “un esclavo” de la empresa. Inclusive, la última semana, el chavista adelantó que autorizará la explotación petrolera en el área, en un intento no sólo por hacerse con el control de este recurso sino, también, de intranquilizar a los inversores que ya habían aprobado sus proyectos en el territorio guyanés.

“No vamos a ninguna parte. Nuestro enfoque sigue siendo desarrollar los recursos de manera eficiente y responsable, según nuestro acuerdo con el Gobierno de Guyana”, respondió la petrolera que rechazó, a su vez, las denuncias del Palacio de Miraflores que sugerían que había intentado sabotear la consulta popular.

(Con información de AFP, EFE y Reuters)