China enfrenta una gran escasez de cuidadores para sus 300 millones de mayores de 60 años

El país asiático requiere al menos dos millones de enfermeros para cumplir con los estándares de cuidados en los centros de atención para ancianos, pero apenas cuenta con el 16% de esa cifra

Compartir
Compartir articulo
Pacientes mayores en China (via AP)
Pacientes mayores en China (via AP)

China, que este año alcanzará los 300 millones de ciudadanos de 60 años o más, enfrenta una creciente demanda de cuidadores para sus ancianos, que se ve agravada por la falta de atractivos laborales en la industria del sector, la preferencia de los mayores por quedarse en casa y el reducido tamaño de las familias.

Según datos oficiales, la generación de 1963, que marcó el pico histórico de nacimientos en China con 29,8 millones de recién nacidos, llega a los 60 años en 2023, informó este miércoles el portal de noticias económicas Yicai.

Esto supone que el país asiático tendrá una población de 300 millones de personas mayores, lo que representa el 24% del total.

El envejecimiento de la población china plantea importantes desafíos, como el aumento de la proporción de ancianos entre 65 y 75 años con discapacidades, lo que presenta desafíos para un envejecimiento saludable, afirmó Lei Xiaoyan, directora del Centro de Envejecimiento Saludable y Estudios Familiares de la Universidad de Beijing.

Además, la mayoría de los ancianos chinos prefieren quedarse en casa, pero el tamaño reducido de las familias limita la capacidad de los hijos para el cuidado directo.

“Hay 4,1 millones de personas mayores registradas en Beijing, y casi todas viven solas”, desveló a Yicai Shang Zhenkun, subdirector del Centro de Servicios para Personas Mayores de Beijing.

“Lo que estas personas necesitan más es atención personalizada, y por eso la ciudad está formando un equipo de cuidadores profesionales”, añadió Shang.

Hora de almuerzo en un centro para adultos mayores en Beijing (Reuters)
Hora de almuerzo en un centro para adultos mayores en Beijing (Reuters)

La industria del cuidado de ancianos también enfrenta problemas, como la falta de atractivo laboral debido al bajo estatus profesional y la falta de canales de promoción laboral.

En la actualidad, China cuenta con unas 387.000 instalaciones de atención a ancianos, con un total de 8,3 millones de camas, lo que requeriría al menos dos millones de enfermeros, según el estándar nacional de un cuidador por cada cuatro personas mayores.

Sin embargo, las estadísticas oficiales muestran que solo hay 322.000 personas dedicadas al cuidado de ancianos, lo que provoca una brecha de casi 1,7 millones cuidadores.

Alrededor del año 2035, habrá más de 400 millones de personas mayores de 60 en el país asiático, que representarán más del 30 % de la población china.

Las autoridades han advertido que el envejecimiento de la población presenta numerosos desafíos para la provisión de servicios públicos y la sostenibilidad de la seguridad social.

China experimentó en 2022 un descenso oficial de 850.000 habitantes y cerró el año con 1.411,75 millones, en contraste con los 1.412,6 millones registrados a finales de 2021.

En abril pasado, proyecciones de la ONU indicaron que la vecina India pasó a ser el país más poblado del mundo tras superar a China.

(Con información de EFE)