Israel amplía su ofensiva en el sur de Gaza y ordenó más desalojos en la Franja

Desde el colapso de la tregua, el ejército israelí ha ordenado a la población que abandone un área de unos 62 kilómetros cuadrados en Jan Yunis

Compartir
Compartir articulo
Una nube de humo se levanta en la Franja de Gaza luego de ser bombardeada por Israel  (AP Foto/Ohad Zwigenberg)
Una nube de humo se levanta en la Franja de Gaza luego de ser bombardeada por Israel (AP Foto/Ohad Zwigenberg)

Aviones israelíes bombardearon intensamente un área alrededor de Jan Yunis en el sur de Gaza el lunes, mientras el ejército ordenaba desalojos masivos de la ciudad ante una ofensiva terrestre que está empujando a los palestinos a una porción cada vez más pequeña de su territorio.

En horas de la noche, el Ejército de Israel (FDI) continuó la ofensiva y lanzó varios ataques en la zona de Jan Yunis, en el sur de Gaza, y en otras áreas de la Franja.

La ampliación del asalto israelí plantea una opción mortal para cientos de miles de palestinos: permanecer en el camino de las fuerzas israelíes o huir dentro de los confines del sur de Gaza sin garantía de seguridad. Los trabajadores humanitarios advirtieron que el movimiento masivo empeoraría la ya terrible catástrofe humanitaria en el territorio palestino.

Para agravar el caos, las redes telefónicas y de internet en Gaza volvieron a colapsar el lunes por la tarde, informó el proveedor de telecomunicaciones palestino PalTel. La red se ha visto inhabilitada varias veces durante la guerra, lo que ha hecho prácticamente imposible que los residentes se comuniquen entre sí o con el mundo exterior durante horas o, a veces, por varios días hasta que se repara.

Soldados israelíes en territorio palestino (EFE)
Soldados israelíes en territorio palestino (EFE)

Israel ha prometido eliminar a los gobernantes de Hamas en Gaza, cuyo ataque del 7 de octubre contra Israel mató a unas 1.200 personas y desencadenó los enfrentamientos entre israelíes y palestinos más mortíferos en décadas.

La guerra ya ha matado a miles de palestinos y desplazado a más de tres cuartas partes de la población del territorio, de 2,3 millones de habitantes. Las autoridades de salud palestinas dicen que los bombardeos han matado a varios cientos de civiles desde que el viernes terminó una tregua que estuvo vigente una semana.

Israel, que ya está bajo la creciente presión de su principal aliado, Estados Unidos, parece estar tratando de asestar un golpe mortal a Hamas (si eso es posible, dadas las profundas raíces del grupo en la sociedad palestina) antes de cualquier nueva tregua. Pero es probable que el creciente número de víctimas aumente aún más la presión internacional para regresar a la mesa de negociaciones.

Un grupo de gente que deja sus hogares en Gaza (Reuters)
Un grupo de gente que deja sus hogares en Gaza (Reuters)

Los bombardeos y la ofensiva terrestre de Israel contra el norte de Gaza han reducido grandes zonas de Ciudad de Gaza y zonas cercanas a un páramo lleno de escombros. Cientos de miles de residentes huyeron hacia el sur durante el asalto.

Ahora alrededor de 2 millones de personas están hacinadas en los 230 kilómetros cuadrados del sur y centro de Gaza, hacia donde se dirigen las fuerzas armadas de Israel.

Desde el colapso de la tregua, el ejército israelí ha ordenado a la población que abandone un área de unos 62 kilómetros cuadrados en Jan Yunis y sus alrededores, según los mapas de desalojo emitidos por el ejército israelí. Eso reduce aún más el espacio disponible para los palestinos en más de una cuarta parte.

(Con información de AP)