Al menos 600 personas fueron detenidas en Francia por actos antisemitas desde el inicio de la guerra en Gaza

El ministro del Interior, Gérald Darmanin, dijo que se han registrado 1.518 actos y comentarios de odio contra la población judía, lo que supone una cifra tres veces mayor a la de todo 2022

Compartir
Compartir articulo
Una protesta contra el antisemitismo en Francia. Europa Press/Contacto/Telmo Pinto
Una protesta contra el antisemitismo en Francia. Europa Press/Contacto/Telmo Pinto

El ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin, ha informado este martes de que unas 600 personas han sido detenidas por la comisión actos antisemitas desde que comenzó la guerra en Gaza tras los ataques terroristas del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) contra suelo israelí.

En una entrevista con la emisora Europe 1, Darmanin ha indicado que desde entonces se han registrado 1.518 actos y comentarios antisemitas en el territorio francés, lo que supone una cifra tres veces mayor de la registrada en todo 2022.

Así, ha explicado que se trata, en la mayoría de los casos, de insultos y carteles, pero también asaltos. Las autoridades mantienen abiertas al menos 330 investigaciones por enaltecimiento del terrorismo y antisemitismo.

“También se han registrado actos antimusulmanes, pero no llega a la altura de los antisemitas”, ha explicado antes de afirmar que “hay mezquitas que reciben amenazas de muerte y de ataques”,

El domingo, el presidente del país, Emmanuel Macron, hizo un llamamiento a la población francesa para combatir el “intolerable” resurgimiento del antisemitismo “desenfrenado” en vista del aumento de este tipo de actos y destacó que “una Francia de la que los conciudadanos judíos tienen miedo no es verdaderamente Francia”.

Macron ha advertido acerca de los riesgos que la división entraña para la sociedad francesa y ha subrayado que, a lo largo de su historia, “el antisemitismo siempre ha sido el preludio de otros odios y racismos”.

El presidente francés Emmanuel Macron. REUTERS/Claudia Greco/Pool
El presidente francés Emmanuel Macron. REUTERS/Claudia Greco/Pool

Entretanto, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) anunciaron este martes la muerte de la cabo Noa Marciano, capturada por el grupo terrorista Hamas el 7 de octubre.

Marciano, de 19 años, servía en las fuerzas de frontera en la base de Nahal Oz cuando fue invadida por los terroristas durante la embestida.

Ayer, Hamas publicó un vídeo propagandístico de la soldado, en el que se la ve hablando a la cámara días después de ser tomada como rehén. En el vídeo, Marciano se identifica y dice que lleva cuatro días retenida en Gaza, lo que indica que fue grabado el 11 de octubre. A continuación, el vídeo muestra su cadáver sobre una sábana manchada de sangre. Un primer plano muestra una herida sangrante en la cabeza.

En el video el grupo terrorista dijo que Marciano murió “en un ataque aéreo del enemigo sionista” el jueves pasado.

El comunicado de las FDI no dio detalles sobre las circunstancias de la muerte de Marciano, que describió como una “víctima mortal secuestrada en manos de una organización terrorista”.

Las FDI dijeron que habían enviado oficiales a hablar con la familia de Marciano tras la publicación del vídeo.

En una fotografía difundida aproximadamente una semana después del ataque de Hamas, aparecía Marciano atada con otros tres rehenes. Una semana después, las FDI informaron oficialmente a su familia de que había sido secuestrada y llevada a Gaza.

“Nuestros corazones están con la familia Marciano, cuya hija, Noa, fue cruelmente secuestrada por la organización terrorista Hamas”, dijo el ejército. “Hamas sigue utilizando el terror psicológico y actuando de forma inhumana, enviando vídeos y fotografías de los cautivos, como ya ha hecho en el pasado”.

“Estamos utilizando todos los medios, tanto de inteligencia como operativos, para traer a los rehenes a casa”, agregó.

Marciano era de Modi’in y servía en el Cuerpo de Recogida de Inteligencia de Combate del 414º Regimiento.

(Con información de Europa Press)