El Gobierno de Israel aprobó la modificación de la ley antiterrorista tras los ataques de Hamas

La enmienda, que aún debe ser ratificada en el Parlamento, busca que se puedan considerar extremistas también a personas físicas y no sólo a organizaciones

Compartir
Compartir articulo
Benjamin Netanyahu junto a miembros de las Fuerzas de Defensa de Israel
Benjamin Netanyahu junto a miembros de las Fuerzas de Defensa de Israel

El Gobierno de Israel aprobó este domingo modificar la ley antiterrorista de 2016 para darle una aplicación más amplia, de modo que -de ser ratificada en el Parlamento- se podrá considerar terroristas a personas físicas y no sólo a organizaciones, como estaba establecido hasta ahora.

Según el Gobierno israelí, la enmienda se sustancia en la necesidad de impedir la financiación de personas que operan en diversas organizaciones y en particular se vinculan por diversos cauces con el grupo islamista palestino Hamas, autor de los ataques contra Israel del pasado día 7 en los que murieron 1.400 personas y 230 fueron secuestradas.

“Esta enmienda mejorará las medidas administrativas que pueden emplearse contra individuos acusados de terrorismo y seguirá manteniendo la presión sobre organizaciones sospechosas del mismo delito, e igualmente abordará las cuestiones de reclutamiento, financiación y transferencia de fondos para fines terroristas”, indicó el Gobierno israelí.

La Oficina Nacional para la Lucha contra la Financiación del Terrorismo del Ministerio de Defensa de Israel impone sanciones financieras contra organizaciones terroristas, una herramienta que considera eficaz en la lucha contra el terrorismo.

Para su entrada en vigor, la enmienda tiene que pasar el pertinente trámite parlamentario, lo cual podría llevarse a cabo por el procedimiento de urgencia dado el estado de guerra con Hamas en que se encuentra Israel, de manera que podría quedar definitivamente aprobada en cuestión de días o semanas, y no en meses, como sería lo habitual en una situación de normalidad, indicaron a EFE fuentes jurídicas.

Se espera que la norma obtenga aprobación en el Parlamento (Knéset), dada la mayoría de 64 escaños sobre 120 que tiene la coalición gubernamental.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, describió el sábado la guerra entre Israel y Hamas iniciada hace 3 semanas como una guerra por la existencia de Israel, y afirmó que “el ‘nunca más’ es ahora”. Anunció una “segunda fase” en la contienda y dijo que Israel estaba decidido a recuperar los rehenes tomados por Hamas durante su cruento ataque del 7 de octubre.

Más de 1.400 personas fueron asesinadas en Israel durante una incursión sorpresa de terroristas del grupo palestino, incluidos al menos 310 soldados, según el gobierno israelí. Al menos 229 rehenes fueron llevados a Gaza, y cuatro han sido liberadas.

Combates en el norte de Gaza

Un tanque israelí maniobra y se ven explosiones en el interior de la Franja de Gaza este domingo (REUTERS/Evelyn Hockstein)
Un tanque israelí maniobra y se ven explosiones en el interior de la Franja de Gaza este domingo (REUTERS/Evelyn Hockstein)

En medio de la ofensiva contra el grupo terrorista, el ejército de Israel indicó el domingo que las fuerzas terrestres mataron a varios combatientes de Hamas cuando salían de un túnel cerca del cruce de Erez, que solía ser el único pasaje peatonal que salía del enclave costero hacia Israel antes que fuera destruido en los combates. Se desconoce cuántos milicianos murieron a manos de las fuerzas israelíes.

Videos de la operación terrestre publicados por el ejército israelí mostraban tanques de guerra atravesando pequeñas colinas arenosas y excavadoras limpiando montañas de escombros. Hamas tiene una extensa red de túneles debajo de Gaza donde se cree que almacena armas, alimentos y otros suministros.

El brazo armado del grupo terrorista también confirmó que sus miembros estaban librando “duros combates” con las fuerzas israelíes en el norte de la Franja.

También este domingo el Ejército israelí instó a los milicianos del grupo terrorista a rendirse ante la entrada de sus tropas al enclave.

Los líderes de Hamas los están explotando. Ellos y sus familias están en lugares seguros mientras ustedes morirán en vano”, se lee en panfletos lanzados desde el aire en Gaza por el Ejército israelí.

“Los líderes de Hamas comenzaron una guerra perdida”, agrega el mensaje, que denuncia además que los crímenes cometidos por el grupo islamista durante la masacre de israelíes el 7 de octubre, “contradicen la religión musulmana”.

Las papeletas lanzadas por el Ejército israelí indican que, para rendirse, los combatientes deben abandonar su equipamiento militar, levantar las manos y, si pueden, ondear un papel blanco.