Putin quiere ir a la cumbre de los BRICS pero Sudáfrica busca convencerlo de que no viaje para no tener que arrestarlo

Si bien el Presidente anfitrión ya ha dicho que no detendrá a su “amigo”, varios sectores de la sociedad han asegurado que harán cumplir lo establecido en el Estatuto de Roma y lo entregarán a la Justicia

Compartir
Compartir articulo
Bajo gran presión por la orden de arresto de la CPI, Sudáfrica intenta convencer a Putin de no viajar a la cumbre del BRICS (REUTERS)
Bajo gran presión por la orden de arresto de la CPI, Sudáfrica intenta convencer a Putin de no viajar a la cumbre del BRICS (REUTERS)

Sudáfrica se encuentra bajo una gran presión. El presidente ruso Vladimir Putin insiste en viajar al país para participar de la cumbre económica que celebrará el bloque del BRICS en agosto, a pesar de la orden de arresto que la Corte Penal Internacional emitió en su contra.

Desde hace días, los funcionarios sudafricanos han estado intentando de diversas maneras persuadir al líder del Kremlin para que opte por no viajar al evento y evitar, así, una situación incómoda a nivel legal y diplomático.

El pasado 17 de marzo, la CPI emitió una orden de arresto contra Putin por cometer crímenes de guerra como la deportación forzada de miles de niños ucranianos desde el inicio del conflicto bélico.

El pasado 17 de marzo, la CPI emitió una orden de arresto contra Putin por cometer crímenes de guerra (REUTERS)
El pasado 17 de marzo, la CPI emitió una orden de arresto contra Putin por cometer crímenes de guerra (REUTERS)

Hasta el momento, Putin no ha sido detenido ya que Rusia no es miembro de la CPI y, por tanto, no está obligado a acatar el Estatuto de Roma, ni tampoco lo son los países a los que ha viajado en el último tiempo.

Sin embargo, Sudáfrica sí es signataria de este organismo y debería proceder con su arresto, en caso de que el mandatario se presente a la cumbre.

El vicepresidente sudafricano Paul Mashatile, encargado durante las últimas semanas de negociar con Moscú, explicó que “es un gran dilema para nosotros. Por supuesto, no podemos detenerle, es casi como si invitas a tu amigo a casa y luego lo detienes”.

Rusia insiste con la presencia de Putin en la cumbre del BRICS (REUTERS)
Rusia insiste con la presencia de Putin en la cumbre del BRICS (REUTERS)

El problema es que, más allá de que el Ejecutivo haya garantizado la inmunidad por su parte, un vasto sector de la sociedad -la oposición, organismos defensores de derechos humanos y activistas jurídicos- ha manifestado su disconformidad con esta postura y amenazó con detener al Presidente, incluso por sus propios medios.

Para evitar este posible escenario, Johannesburgo ofreció al Kremlin cambiar la sede del encuentro a China, que la participación de Putin sea virtual o que esté presente por medio de su ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov. “Para nosotros, que no venga es la mejor solución”, agregó Mashatile.

Sudáfrica ofreció alternativas a Moscú pero todas fueron rechazadas (REUTERS)
Sudáfrica ofreció alternativas a Moscú pero todas fueron rechazadas (REUTERS)

Rusia, sin embargo, ha rechazado todas las propuestas e insiste en conseguir la foto de Putin junto a los líderes de Brasil, India, China y Sudáfrica aunque el reciente motín de Yevgeny Prigozhin, que supuso el mayor desafío a su poder desde su asunción, ha sembrado grandes dudas sobre su presencia en el foro.

En medio de estos desencuentros, Mashatile dijo que “hemos decidido dejar este asunto en manos del Presidente, que está hablando con Putin” y cuyas conversaciones continuarán en la cumbre Rusia-África en San Petersburgo a finales de mes. “Queremos mostrarle los retos a los que nos enfrentamos porque formamos parte del Estatuto de Roma y no podemos escabullirnos de esto”, continuó.

Sudáfrica es uno de los países que se han negado a condenar la ofensiva de Moscú sobre Ucrania y la recepción del mandatario sólo tensaría más sus relaciones con Occidente y Estados Unidos, así como con otros importantes socios comerciales y diplomáticos.

Inclusive, el vínculo con Washington se vio fuertemente afectado luego de que la Casa Blanca acusara al país africano de proporcionarle armas a Moscú en un carguero ruso que visitó su principal base naval, cerca de Ciudad del Cabo, el pasado diciembre.

Estados Unidos acusó a Sudáfrica de entregarle armas a Rusia en plena invasión a Ucrania (REUTERS)
Estados Unidos acusó a Sudáfrica de entregarle armas a Rusia en plena invasión a Ucrania (REUTERS)

Si bien Sudáfrica negó estas denuncias, Cyril Ramaphosa ordenó una investigación al buque Lady R.

Johannesburgo ya había estado en una situación similar en 2015, cuando infringió el Estatuto de Roma al no detener al entonces presidente de Sudán, Omar al-Bashir, durante su visita al país, cuando también era buscado por la CPI por presuntos crímenes de guerra, contra la humanidad y genocidio.

(Con información de AP)

Seguir leyendo: