Madres y esposas rusas exigieron a Putin que deje de enviar a sus hijos y maridos “al matadero”

El grupo se identificó como familiares del la “División 580 de la Artillería Howitzer” y denunció que sus seres queridos fueron obligados a unirse al Ejército en la invasión a Ucrania sin la formación ni los suministros adecuados

Compartir
Compartir articulo
Madres y esposas rusas se manifestaron contra Putin
Madres y esposas rusas se manifestaron contra Putin

Un grupo de esposas y madres rusas exigieron al jefe del Kremlin, Vladimir Putin, que deje de enviar a sus maridos e hijos “al matadero” obligándoles a unirse a grupos de asalto sin la formación ni los suministros adecuados.

Según detalló CNN, en imágenes compartidas por el canal de Telegram SOTA, las mujeres afirman que sus maridos e hijos fueron “obligados a unirse a grupos de asalto” a principios de marzo, a pesar de haber recibido sólo cuatro días de entrenamiento desde su movilización en septiembre.

En la imágenes las mujeres aparecen sosteniendo un cartel en ruso en el que se lee”División 580 de la Artillería Howitzer” y la fecha 11 de marzo de 2023.

“Mi marido... se encuentra en la línea de contacto con el enemigo”, dice una mujer en la grabación que cita la cadena norteamericana. Y agrega: “Nuestros hombres movilizados están siendo enviados como corderos al matadero para asaltar zonas fortificadas, de cinco en cinco, contra 100 hombres enemigos fuertemente armados”.

“Están preparados para servir a su patria, pero según la especialización para la que se han entrenado, no como tropas de asalto. Le pedimos que retire a nuestros hombres de la línea de contacto y proporcione a los artilleros artillería y munición”, exigieron.

En septiembre pasado, Vladimir Putin firmó el decreto sobre la movilización militar parcial en Rusia

Putin se enfrenta a un enorme descontento de la población que ve cómo sus seres queridos son forzados a entrar en una guerra que se prolonga en el tiempo y no parece tener fecha certera de paz.

El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) estima que Rusia ha sufrido más bajas en un solo año en Ucrania que en cualquier otro conflicto en que haya participado desde la II Guerra Mundial, y que las fuerzas rusas se encuentran ahora enfangadas en una “guerra de desgaste” que requerirá, con casi total certeza, del apoyo a largo plazo de Occidente si quiere que Kiev salga victorioso del conflicto.

Ucrania, en febrero de 2023, se ha convertido en “una guerra de trincheras, ataques por oleadas, artillería y elevadas bajas por ambas partes”, de acuerdo con los expertos del centro estadounidense, con sede en Washington D.C. En el caso de Rusia, creen que 25 veces más militares mueren al mes en Ucrania que en la guerra de Chechenia y 35 veces más que en Afganistán en el mismo periodo.

Concretamente, según el grupo, Rusia ha padecido entre 60.000 y 70.000 muertes en combate en Ucrania entre febrero de 2022 y febrero de 2023, entre militares regulares, combatientes de las milicias prorrusas, y contratistas de empresas militares privadas como el Grupo Wagner. Esta cifra de muertos supera al número combinado de caídos de todos los conflictos con presencia soviética o rusa desde 1945.

En general, Rusia ha sufrido entre 200.000 y 250.000 bajas en total (contando personal herido, muerto y desaparecido) durante el primer año de la guerra. Estas estimaciones de bajas también incluyen soldados rusos regulares, milicianos y contratistas privados.

“Huimos de Rusia porque queremos vivir”, dijo a CNN un hombre que pidió no ser identificado para proteger a sus seres queridos. “Tenemos miedo de que nos envíen a Ucrania”.

Seguir leyendo: