Rusia amenazó con confiscar bienes de “países hostiles” dentro de su territorio

El Kremlin considera “naciones enemigas” a las potencias occidentales -y sus aliados- que impusieron sanciones por la brutal invasióna Ucrania

Guardar

Nuevo

El presidente ruso, Vladímir Putin, pronuncia un discurso durante una reunión del Consejo de Legisladores en la Asamblea Federal en San Petersburgo, Rusia, el 27 de abril de 2022. Sputnik/Alexei Danichev/Kremlin vía REUTERS
El presidente ruso, Vladímir Putin, pronuncia un discurso durante una reunión del Consejo de Legisladores en la Asamblea Federal en San Petersburgo, Rusia, el 27 de abril de 2022. Sputnik/Alexei Danichev/Kremlin vía REUTERS

Autoridades de Rusia insinuaron el domingo que los activos rusos de algunos países considerados hostiles podrían ser incautados, en respuesta a la propuesta de la administración estadounidense de liquidar los bienes confiscados a los oligarcas rusos y transferir las ganancias a Ucrania.

“Es justo, cuando se trata de una empresa situada en territorio ruso, cuyos propietarios son originarios de países hostiles donde se toman tales decisiones, responder con medidas similares: confiscar esos activos”, dijo el presidente de la Cámara Baja del Parlamento, Viasheslav Volodin, en Telegram.

“Y el producto de la venta se destinará al desarrollo de nuestro país”, añadió.

Volodin acusó a “una serie de países hostiles: Lituania, Letonia, Polonia e incluso Estados Unidos” de no respetar el derecho internacional y “dedicarse simplemente al robo”.

“Actualmente los empresarios rusos están comprando empresas extranjeras que operan en Rusia, comprando las acciones de los socios que quieren abandonar nuestro mercado”, afirmó Volodin, y pidió a los “países hostiles” que “actúen de forma civilizada” y “respeten el derecho internacional”.

Joe Biden pidió “vender” los activos incautados a los oligarcas para “remediar el daño causado por Rusia y ayudar a construir Ucrania”. REUTERS/Al Drago
Joe Biden pidió “vender” los activos incautados a los oligarcas para “remediar el daño causado por Rusia y ayudar a construir Ucrania”. REUTERS/Al Drago

Las declaraciones de Volodin se produjeron después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunciara una propuesta para aumentar la presión económica sobre Rusia, con procedimientos de confiscación que permitan “vender” los activos incautados a los oligarcas para “remediar el daño causado por Rusia y ayudar a construir Ucrania”.

La idea de la compensación es parte de las nuevas reglas propuestas que aumentan el castigo económico al Kremlin, dos meses después de que invadió a su vecino en un intento de derrocar al gobierno y apoderarse del territorio.

“Se ha sentado un peligroso precedente, que debería repercutir en los propios Estados Unidos. Esta decisión no afectará a la economía de nuestro país. Los yates, villas y otros bienes incautados a los ciudadanos ricos (rusos) no contribuyen en absoluto al desarrollo de Rusia”, afirmó Volodin.

CHANTAJE RUSO

Rusia considera el gas y cualquier otro producto que pueda exportar como un arma y los usará para chantajear a Europa, dijo la noche de este miércoles el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, en un mensaje de video que reproduce la agencia Ukrinform.

“Cuanto antes admita Europa que es inadmisible depender de Rusia en el comercio, antes será posible garantizar la estabilidad en los mercados europeos”, agregó el mandatario ucraniano.

El grupo ruso Gazprom cortó el miércoles el suministro de gas a Polonia y Bulgaria, miembros de la OTAN y la Unión Europea, indicando que no pagaron por los envíos en rublos. La UE denunció que se trata de un intento de chantaje.
El grupo ruso Gazprom cortó el miércoles el suministro de gas a Polonia y Bulgaria, miembros de la OTAN y la Unión Europea, indicando que no pagaron por los envíos en rublos. La UE denunció que se trata de un intento de chantaje.

Recordó que “esta semana, el liderazgo de Rusia lanzó una nueva serie de chantajes energéticos a los europeos. La decisión de cortar el suministro de gas a Polonia y Bulgaria es otro argumento a favor del hecho de que nadie en Europa puede esperar mantener una cooperación económica normal con Rusia”.

Moscú “considera no solo el gas, sino cualquier actividad comercial como un arma. Solo está esperando el momento en que se pueda usar una u otra área comercial para chantajear políticamente a los europeos. O para fortalecer la maquinaria militar de Rusia, que tiene como objetivo (desestabilizar) una Europa unida”, subrayó Zelensky.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó un decreto el 1 de abril para obligar a los que considera “países hostiles” a pagar solo en rublos el gas natural que les vende.

Este miércoles, la compañía Gazprom, la principal en el sector gasístico en Rusia, detuvo el suministro de gas a la empresa Bulgargaz, de Bulgaria y a PGNiG, de Polonia, por su negativa a pagar el gas natural en rublos para cumplir con las sanciones impuestas por Occidente a Moscú.

La Unión Europea tachó está medida de chantaje y advirtió a Moscú que Europa, muy dependiente hasta ahora del gas procedente de Rusia, tiene otras alternativas en este terreno.

(con información de AFP y EFE)

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo