Potencias occidentales expresaron su respaldo a la soberanía de Ucrania y pidieron a Rusia reactivar las negociaciones con Kiev

En la víspera de la charla telefónica que mantendrán Joe Biden y Vladimir Putin, Alemania, Estados Unidos, Francia, Italia y el Reino Unido también anunciaron su compromiso “de actuar para mantener la paz y la seguridad en Europa”

Ucrania denuncia un intento de invasión por parte de Rusia (AFP)
Ucrania denuncia un intento de invasión por parte de Rusia (AFP)

Ante las crecientes tensiones entre Rusia y Ucrania, las autoridades de Alemania, Estados Unidos, Francia, Italia y el Reino Unido “expresaron su determinación a que la soberanía” de Kiev “sea respetada”, según indicó la presidencia francesa en un comunicado publicado este lunes y que fue refrendado más tarde por la Casa Blanca.

Los mandatarios de estos cinco países señalaron también “su compromiso de actuar para mantener la paz y la seguridad en Europa” y pidieron a Rusia reducir las tensiones en el conflicto con Ucrania.

El comunicado se lanzó tras una videollamada entre los cinco dirigentes en la víspera de un encuentro por videoconferencia entre el presidente norteamericano Joe Biden y su homólogo ruso Vladimir Putin.

Las potencias occidentales y Kiev acusan a Rusia de preparar una invasión a Ucrania, mientras aumenta el despliegue militar en la frontera.

La Casa Blanca advirtió este lunes que estaba preparada para actuar en caso de agresión, tanto mediante sanciones económicas como aumentando su presencia militar en Europa del Este.

Según el texto, los participantes en la reunión señalaron la necesidad de que Rusia reactive negociaciones con Ucrania en el marco del “Cuarteto de Normandía”, un grupo diplomático integrado también por Francia y Alemania.

Joe Biden y Vladimir Putin mantendrán una conversación telefónica este martes (REUTERS/Kevin Lamarque)
Joe Biden y Vladimir Putin mantendrán una conversación telefónica este martes (REUTERS/Kevin Lamarque)

Reflejo del aumento de tensiones con Moscú, el presidente ucraniano Volodimir Zelenski se desplazó el lunes a la línea del frente del conflicto que Kiev libra con separatistas prorrusos en el este del país desde 2014.

La semana anterior, un alto responsable estadounidense declaró al diario The Washington Post que Rusia preparaba para inicios de 2022 una ofensiva militar con hasta 175.000 hombres.

Moscú desmintió en repetidas ocasiones cualquier intención belicosa y acusó a los países occidentales de multiplicar las “provocaciones”.

Un alto funcionario norteamericano adelantó, bajo condición de anonimato, que Biden advertirá a Putin que está dispuesto a reforzar el flanco este de la OTAN, probablemente con tropas “adicionales”, en caso de que Rusia ataque o invada Ucrania.

“Pueden esperar que en el caso de una invasión, la necesidad de reforzar la confianza de nuestros aliados de la OTAN en el flanco este será real, y Estados Unidos estaría preparado para proporcionar ese tipo de garantías”, aseguró el funcionario en una rueda de prensa telefónica, un día antes de la conversación telefónica que Biden mantendrá el martes con Putin.

El presidente de Estados Unidos transmitirá a su par ruso que, si decide atacar Ucrania, Washington impondrá costos “duraderos”, y estará dispuesto a dar una “respuesta positiva” si recibe una petición del flanco este de la OTAN de proporcionar “fuerzas y capacidades adicionales para garantizar su seguridad”, explicó la fuente.

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania (REUTERS/Valentyn Ogirenko)
Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania (REUTERS/Valentyn Ogirenko)

“El presidente (Biden) dejará claro que habrá costos muy reales si Rusia decide seguir adelante (con un ataque a Ucrania), pero también dejará claro que hay un camino eficaz por delante (si elige la vía) diplomática”, señaló el funcionario norteamericano.

Matizó que Estados Unidos no quiere acabar en unas circunstancias en las que “el enfoque” de su respuesta a una potencial invasión rusa de Ucrania gire en torno al “uso directo de la fuerza militar estadounidense”.

En cambio, su respuesta consistiría probablemente en una “combinación de apoyo a los militares ucranianos, fuertes medidas económicas (contra Rusia) y un aumento sustancial en el respaldo a las capacidades de los aliados de la OTAN para garantizar que están seguros”, apuntó.

La Inteligencia de Estados Unidos calcula que Rusia tiene desplegados cerca de 70.000 soldados, junto con equipamiento y artillería, en la frontera con Ucrania, y sospecha de que puede estar preparando un ataque que llegaría a principios de 2022, de acuerdo con fuentes oficiales citadas por medios estadounidenses.

Putin, en tanto, quiere plantear a Biden durante la llamada su propuesta de que haya garantías legalmente vinculantes de que la OTAN no se expanda más hacia Rusia y que no despliegue armamento en territorio ucraniano, según el Kremlin.

Por su parte, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, conversó este lunes telefónicamente con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, con quien ha “acordado posiciones” de cara a la próxima llamada entre Biden y Putin.

La Inteligencia de EEUU estima que Rusia podría invadir Ucrania a comienzos de 2022 (AFP)
La Inteligencia de EEUU estima que Rusia podría invadir Ucrania a comienzos de 2022 (AFP)

Zelensky indicó en un mensaje en su cuenta de Twitter que acordó con Blinken “seguir actuando de forma conjunta y coordinada”, mientras que agradeció a Washington, su “socio estratégico y aliado”, su “continuo apoyo a la soberanía e integridad de Ucrania”.

El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, presidió este lunes una reunión con altos funcionarios del Pentágono para discutir la situación en Ucrania y en el oeste de Rusia, informó el portavoz, John Kirby.

La esperada reunión telemática entre los presidentes de Estados Unidos y Rusia tendrá lugar este martes 7 de diciembre. Esta reunión es la continuación del cara a cara mantenido en Ginebra el 16 de junio, el primero desde la llegada de Biden a la Casa Blanca en enero.

El pulso en torno a Ucrania, de hecho, fue el gran protagonista de la reunión que mantuvieron el jueves en Estocolmo el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, y el jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov. Blinken insistió ante Lavrov que una posible intervención de Rusia en Ucrania acarrearía “graves consecuencias”.

(Con información de AFP, EFE y Europa Press)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR