Un atentado en un autobús militar dejó 14 muertos en la capital de Siria

Los expertos dijeron que tres bombas fueron colocadas bajo el vehículo, dos de ellas explotaron y la tercera fue desmantelada

Agentes de la policía militar cargan los restos de un autobús del ejército sirio en una grúa tras ser objeto de un ataque con bomba en el centro de Damasco, Siria, el 20 de octubre de 2021. REUTERS/Firas Makdesi
Agentes de la policía militar cargan los restos de un autobús del ejército sirio en una grúa tras ser objeto de un ataque con bomba en el centro de Damasco, Siria, el 20 de octubre de 2021. REUTERS/Firas Makdesi

Dos bombas colocadas en un autobús que transportaba tropas sirias explotaron en Damasco durante la hora pico de la mañana de este miércoles, matando a 14 personas e hiriendo a otras, dijo un funcionario militar.

Fue el ataque más mortífero en Damasco en varios años, y especialmente raro desde que las tropas del gobierno en 2018 capturaron los suburbios que alguna vez estuvieron en manos de los insurgentes en el conflicto de una década de Siria.

Los medios estatales habían descrito anteriormente el ataque como un bombardeo al borde de la carretera. Pero un oficial militar sirio no identificado dijo que las explosiones fueron causadas por bombas que habían sido colocadas anteriormente en el exterior del vehículo. Una tercera bomba cayó del autobús y fue desmantelada por las tropas después de las dos explosiones iniciales, dijo el funcionario.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad del ataque, pero los insurgentes y yihadistas aún residen dentro de las fronteras del país y buscan el derrocamiento del presidente Bashar Assad.

Agentes de la policía militar inspeccionan el lugar donde se produjo un ataque con bomba contra un autobús del ejército sirio en el centro de Damasco, Siria, el 20 de octubre de 2021. REUTERS/Firas Makdesi
Agentes de la policía militar inspeccionan el lugar donde se produjo un ataque con bomba contra un autobús del ejército sirio en el centro de Damasco, Siria, el 20 de octubre de 2021. REUTERS/Firas Makdesi

No estaba claro si las bombas detonaron a distancia o si habían sido programadas para estallar. El oficial militar, citado en medios estatales, dijo que las bombas estallaron poco antes de las 7 am hora local. No quedó claro de inmediato si todos los muertos estaban a bordo.

La explosión se produjo en un punto concurrido de la capital siria, cerca de un centro de transferencia de autobuses debajo de un sitio conocido como el Puente del Presidente. Los viajeros convergen y se dirigen a diferentes partes de la capital y sus suburbios del área.

La televisión estatal siria mostró imágenes del autobús carbonizado, diciendo que las explosiones ocurrieron cuando la gente se dirigía al trabajo y a la escuela. Las imágenes mostraban cómo se elevaba el humo del autobús mientras los soldados limpiaban el vehículo carbonizado con mangueras. Un charco de agua se formó debajo del puente, donde se colocaron fotos de Assad en las paredes. Los transeúntes se reunieron en el puente para observar, ya que el tráfico parecía haber vuelto a la normalidad.

Más de una hora después de que ocurriera la explosión, los trabajadores despejaron el lugar de la explosión y el autobús incendiado fue retirado.

Agentes de la policía militar cargan los restos de un autobús del ejército sirio en una grúa tras ser objeto de un ataque con bomba en el centro de Damasco, Siria, el 20 de octubre de 2021. REUTERS/Firas Makdesi
Agentes de la policía militar cargan los restos de un autobús del ejército sirio en una grúa tras ser objeto de un ataque con bomba en el centro de Damasco, Siria, el 20 de octubre de 2021. REUTERS/Firas Makdesi

“Es un acto cobarde”, dijo a la televisión estatal el comandante de la policía de Damasco, mayor general Hussein Jumaa, y agregó que una fuerza policial había acordonado el área de inmediato y se aseguró de que no hubiera más bombas. Instó a las personas a informar a las autoridades sobre cualquier objeto sospechoso que vean.

Jumaa dijo que uno de los heridos había fallecido más tarde el miércoles, lo que elevó el número de muertos a 14.

Las fuerzas de Assad ahora controlan gran parte de Siria después de que la ayuda militar de sus aliados Rusia e Irán ayudó a inclinar el equilibrio de poder a su favor.

Una de las últimas grandes explosiones que tuvo lugar en Damasco fue en 2017, cuando atacantes suicidas atacaron un edificio de oficinas judiciales y un restaurante, matando a casi 60 personas. Los ataques fueron reivindicados por militantes del grupo Estado Islámico. La organización extremista perdió su control territorial en Siria en 2019, pero sigue representando una amenaza con las células durmientes, en su mayoría escondidas en el extenso desierto de Siria.

Lugar donde se produjo un ataque con bomba contra un autobús del ejército sirio en el centro de Damasco, Siria, en esta foto cedida por la agencia SANA, el 20 de octubre de 2021. SANA/Cedida a través de REUTERS
Lugar donde se produjo un ataque con bomba contra un autobús del ejército sirio en el centro de Damasco, Siria, en esta foto cedida por la agencia SANA, el 20 de octubre de 2021. SANA/Cedida a través de REUTERS

Algunos territorios todavía están controlados por la oposición armada en el norte del país, donde también están desplegados Estados Unidos y Turquía.

El conflicto de Siria que comenzó en marzo de 2011 ha dejado más de 350.000 muertos y ha desplazado a la mitad de la población del país, incluidos cinco millones que son refugiados en el extranjero.

En agosto, los medios estatales de Siria dijeron que un cortocircuito provocó una explosión en el tanque de gasolina de un autobús que transportaba soldados, matando a uno e hiriendo a tres.

(con información de AP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR