La atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya pidió asilo y se refugió en la embajada de Polonia en Tokio

La joven de 24 años denunció que las autoridades de su país quisieron sacarla de Japón sin su consentimiento y dijo que tenía miedo de regresar a Minsk tras haber criticado al jefe del Comité Olímpico de Bielorrusia, hijo del dictador Alexandr Lukashenko