El régimen de Kim Jong-un envió a tres adolescentes a campos de reeducación por escuchar K-pop, la música de Corea del Sur

Los jóvenes fueron condenados por “comportamiento antisocialista”. Sus familias fueron expulsadas del condado en el que vivían por no detectar la conducta de sus hijos y por proporcionar un entorno que fomenta la continuidad de esos actos

Bandera de Corea del Norte. REUTERS/Edgar Su/Foto de archivo
Bandera de Corea del Norte. REUTERS/Edgar Su/Foto de archivo

Tres adolescentes norcoreanos de Kujang, en la provincia de Pyongan del Norte, fueron condenados recientemente a la reeducación mediante el trabajo por “comportamiento antisocialista”, mientras que sus familias fueron expulsadas del condado, según informaron medios locales.

“El Ministerio de Seguridad Social detuvo a tres estudiantes de 14 años que vivían en el condado de Kujang. Los estudiantes supuestamente se habían cortado el pelo como los adolescentes surcoreanos y cantaban canciones surcoreanas. Tras su examen preliminar a principios de abril, las autoridades enviaron a los adolescentes a un campo de trabajo para su reeducación”, afirmó una fuente anónima citada por el diario Daily NK.

La fuente aseguró que en marzo un compañero de clase -que era hijo de un líder de inminban (unidad popular)- sorprendió a los tres estudiantes cortándose el pelo como los ídolos del K-pop (música popular surcoreana), haciéndose el dobladillo de los pantalones por encima de los tobillos y cantando canciones surcoreanas como Man del artista Na Hoon-a. Los estudiantes fueron denunciados al Ministerio de Seguridad del Estado.

Foto de archivo de los miembros de la banda de K-pop BTS posando para los fotógrafos en la presentación de su album "BE(Deluxe Edition)" en Seúl. REUTERS/Heo Ran
Foto de archivo de los miembros de la banda de K-pop BTS posando para los fotógrafos en la presentación de su album "BE(Deluxe Edition)" en Seúl. REUTERS/Heo Ran

Luego de que el Ministerio de Seguridad del Estado detuviera a los tres adolescentes, fueron sometidos a un examen preliminar y enviados a un campo de reeducación para jóvenes el 3 de abril. Mientras tanto, las autoridades expulsaron a los padres de los estudiantes al condado de Changsong, en la provincia de Pyongan del Norte, por no detectar el comportamiento antisocialista de sus hijos y por proporcionar un entorno que fomenta la continuidad de ese comportamiento.

“Los funcionarios del condado respondieron al incidente con una serie de conferencias intensivas dirigidas a los educadores y a los residentes locales. Las conferencias se titulaban: ‘Mantengámonos en alerta máxima para rechazar inequívocamente la afluencia de los elementos impuros de los imperialistas y la propaganda enemiga’”, dijo la fuente al Daily NK.

Los conferencistas afirmaron, según la fuente, que “los taimados imperialistas están celosos de que nosotros (los norcoreanos) vivamos una vida mejor porque mantenemos en alto nuestros valores socialistas, por lo que intentan despiadadamente utilizar sus medios capitalistas punk para manipular a nuestros impresionables jóvenes porque aún están creciendo”, y subrayaron que el pueblo debe estar alerta ante la afluencia de la cultura exterior al país.

Foto de archivo del líder norcoreano  Kim Jong Un en Pyongyang. Marzo 7, 2021 entregada por la North Korea's Korean Central News Agency (KCNA). KCNA via REUTERS
Foto de archivo del líder norcoreano Kim Jong Un en Pyongyang. Marzo 7, 2021 entregada por la North Korea's Korean Central News Agency (KCNA). KCNA via REUTERS

Las autoridades también hicieron una fuerte advertencia a los asistentes durante las conferencias. “No esperen que los estudiantes que aún no son adultos reciban un castigo más leve. Si los padres no pueden controlar a sus hijos, se enviará a los jóvenes a recibir reeducación y expulsará a sus familias como en el caso de estos tres estudiantes”.

El Ministerio de Seguridad del Estado y el Ministerio de Seguridad Social intensificaron las inspecciones aleatorias en los hogares de los residentes locales tras la detención de los estudiantes. También aumentaron los esfuerzos para que los lugareños volvieran a registrar los dispositivos antiguos y cualquier otro dispositivo electrónico nuevo. Los funcionarios ordenaron un aumento de las responsabilidades y funciones de los líderes de los inminbanos y sus informantes.

De acuerdo a la fuente del Daily NK, el Ministerio de Seguridad del Estado preguntó a los estudiantes “qué parte de las canciones K-pop les había gustado” hasta el punto de arriesgarse a ser detenidos. Los adolescentes respondieron que “la letra, especialmente la parte en la que el artista cantaba sobre ‘vivir como un hombre y morir como un hombre’, les había llegado al corazón”. La fuente agregó que la noticia de la conversación corrió por la comunidad a través de las familias y habría generado curiosidad de los lugareños por la música surcoreana.

SEGUIR LEYENDO: