“No es momento para viajar en avión”: Canadá impuso un test obligatorio y cuarentena para quienes quieran ingresar al país

Los gastos del examen de PCR y de los tres días de hotel correrán por la cuenta de los viajeros. El primer ministro Justin Trudeau admitió que las nuevas directrices buscan “desmotivar a los viajeros” ante el surgimiento de las nuevas cepas de coronavirus

El primer ministro de Canadá Justin Trudeau. REUTERS/Blair Gable/File Photo
El primer ministro de Canadá Justin Trudeau. REUTERS/Blair Gable/File Photo

Los viajeros que entren en Canadá deberán permanecer en cuarentena en hoteles durante al menos tres días bajo estricta supervisión y pagado por ellos mismos, anunció el viernes el primer ministro, Justin Trudeau, que justificó estas medidas por la preocupación que despiertan las nuevas cepas del coronavirus.

Ottawa ha intensificado también las pruebas de covid-19, mientras que las aerolíneas canadienses han acordado cancelar todos los vuelos a destinos del cinturón del Sol, como México, dijo Trudeau en una conferencia de prensa. “No es el momento de volar”, agregó.

Los suspendidos son los vuelos con los destinos turísticos más populares entre los canadienses en el continente americano, y es parte de una nueva serie de medidas para desalentar los viajes internacionales.

Las autoridades consiguieron que las compañías que vuelan al Caribe y México (Air Canada, WestJet, Sunwing y Air Transat) suspendan sus vuelos a la región, y solo estarán autorizadas a repatriar canadienses que se encuentran en estos momentos en esos destinos.

Las autoridades canadienses han conseguido que las compañías que vuelan al Caribe y México (Air Canada, WestJet, Sunwing y Air Transat) suspendan sus vuelos a la región desde el domingo hasta el 30 de abril. EFE/Ricardo Maldonado Rozo/Archivo
Las autoridades canadienses han conseguido que las compañías que vuelan al Caribe y México (Air Canada, WestJet, Sunwing y Air Transat) suspendan sus vuelos a la región desde el domingo hasta el 30 de abril. EFE/Ricardo Maldonado Rozo/Archivo

A partir de la próxima semana, los vuelos internacionales solo podrán aterrizar en cuatro aeropuertos del país: Vancouver, Toronto, Calgary y Montreal.

El segundo test PCR obligatorio en el aeropuerto será exigido “lo más rápido posible, en las próximas semanas” y se añade a la prueba negativa de covid-19 con menos de tres días de antigüedad para poder viajar a Canadá.

Los viajeros deberán asumir el coste del examen, así como el de los tres días que pasen en el hotel designado por las autoridades, que debería rondar 2.000 dólares canadienses (unos 1.600 dólares), precisó Trudeau.

Si la prueba es negativa, los viajeros podrán entonces terminar su cuarentena de dos semanas en su domicilio, “pero bajo mayores medidas de vigilancia”, explicó.

Los viajeros que den positivo serán transferidos a un centro de salud público.

Campaña de vacunación en Toronto, Canadá. REUTERS/Carlos Osorio/File Photo
Campaña de vacunación en Toronto, Canadá. REUTERS/Carlos Osorio/File Photo

“Desde el comienzo de la crisis, mi prioridad es proteger a los canadienses”, subrayó el primer ministro para justificar el endurecimiento de las medidas.

Trudeau reconoció que las nuevas directrices buscan “desmotivar a los viajeros” y frenar la propagación de las nuevas variantes del virus en Canadá.

Desde el pasado marzo, las personas que llegan al país, sean canadienses o no, están sometidas a una cuarentena obligatoria de 14 días para evitar la propagación del covid-19.

Hasta ahora, Canadá había cerrado sus fronteras internacionales y desaconsejado desde entonces los viajes no esenciales.

Las nueva restricciones fueron anunciadas hoy tras semanas de presiones por parte de autoridades regionales que han visto cómo el número de casos en el país se han disparado a pesar de las medidas de confinamiento implementadas en muchas de las provincias canadienses.

Justin Trudeau en una conferencia de prensa en Ontario, Canadá January 22, 2021. REUTERS/Blair Gable
Justin Trudeau en una conferencia de prensa en Ontario, Canadá January 22, 2021. REUTERS/Blair Gable

La provincia de Ontario advirtió este jueves que la llamada variante británica del coronavirus será la dominante para marzo si no se consigue controlar su transmisión.

Canadá experimenta desde diciembre una fuerte aceleración de la pandemia, por lo que las autoridades volvieron a adoptar medidas de confinamiento en las dos provincias más afectadas, Ontario y Quebec, además de un toque de queda nocturno en esta última.

El país registraba el viernes más de 769.000 casos de coronavirus y 19.000 fallecidos.

Con información de AFP y EFE

SEGUIR LEYENDO: