Nuevos enfrentamientos entre la policía francesa y civiles que protestan contra la ley de seguridad que propone el gobierno de Macron

Infobae, desde París, documentó las protestas en las que por segundo sábado consecutivo miles de manifestantes expresaron su rechazo al proyecto del Ejecutivo que pretende limitar la difusión de imágenes de las fuerzas de seguridad

Protestas e incidentes en París (Videos: Juan Dillon)

Miles de personas se manifestaron por segundo sábado consecutivo en las calles de Francia para protestar contra la ley de seguridad global impulsada por el Gobierno del presidente del país galo, Emmanuel Macron, pese a que el Ejecutivo anunció su intención de reformar los aspectos más polémicos del proyecto.

Las manifestaciones se unieron en esta ocasión con otras convocadas por los sindicatos contra la precariedad creciente en el sector laboral.

Las diferentes convocatorias estuvieron rodeadas de importantes medidas de seguridad, luego de que el pasado sábado algunas de esas manifestaciones terminaran con disturbios y enfrentamientos entre civiles y la policía.

REUTERS/Gonzalo Fuentes
REUTERS/Gonzalo Fuentes

Los asistentes a las protestas consideran que no es suficiente el anuncio del Gobierno de retirar el artículo 24 de su ley, que controlaba la grabación y difusión de imágenes de las fuerzas del orden, lo que fue considerado como un ataque a la libertad de prensa y de expresión.

El Ejecutivo anunció el pasado miércoles que ese artículo será totalmente revisado y Macron confirmó que en su nueva formulación no estará prohibido grabar y difundir imágenes de policías y gendarmes.

Sin embargo, los manifestantes mantienen la presión porque no confían en la nueva redacción y exigen la retirada total de una ley que está por comenzar su trámite parlamentario.

Las protestas se producen en un contexto creciente de críticas hacia Macron, por considerar que este ataca las libertades fundamentales, algo que fue negado por el mandatario en una entrevista con el medio digital Brut el pasado viernes.

“No puedo permitir que se diga que estamos reduciendo las libertades en Francia”, afirmó el jefe de Estado. “Es una gran mentira. No somos Hungría ni Turquía”, añadió.

El presidente reconoció algunas actuaciones violentas de la policía, a las que consideró “inadmisibles” y que, aseguró, serán sancionadas. De todas maneras, señaló que en la mayoría de los casos las fuerzas del orden francesas actúan con mesura y dentro de las reglas deontológicas.

Macron admitió también actos racistas en la policía, sobre todo en los controles de identidad, que señaló que se centran más en personas que no son de piel blanca, una frase que le valió las críticas de los sindicatos policiales.

Inicialmente, el proyecto de ley pretendía multar con hasta 45.000 euros y un año de cárcel a quienes difundan y publiquen imágenes de fuerzas de seguridad “con el objetivo de dañar el bienestar físico o mental de los agentes”.

CON INFORMACIÓN DE EFE Y EUROPA PRESS

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Graves incidentes entre la policía francesa y manifestantes que protestaban contra la nueva ley de seguridad impulsada por el gobierno

Macron logró aprobar una ley de “seguridad global” que prohíbe grabar a la policía francesa