Alemania presentará un proyecto de ley para indemnizar a los soldados discriminados por su orientación sexual

La ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, ha reconocido que si bien no se puede revertir “la forma en que estas personas han sufrido”, el Gobierno busca ofrecer una serie de reparaciones

La ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer
La ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer

El Gobierno de Alemania tiene previsto presentar este miércoles ante el Parlamento un proyecto de ley con el que busca la reparación e indemnización de los soldados alemanes expulsados, o discriminados, del Ejército por su condición homosexual.

La ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, ha reconocido que si bien no se puede reparar “la forma en que estas personas han sufrido”, el Gobierno busca ofrecer una serie de reparaciones con las que “cerrar este oscuro capítulo de la historia de las Fuerzas Armadas”.

“No podemos compensar el sufrimiento que han padecido estas personas, pero queremos dar un ejemplo donde sea posible”, ha dicho Kramp-Karrenbauer a la agencia Red Editorial Alemania (RND, por sus siglas en alemán).

Las indemnizaciones y reparaciones están destinadas a aquellos soldados que se vieron discriminados debido a su condición sexual, ya bien porque fueron expulsados, trasladados, o no contaron con las mismas posibilidades para ascender en el escalafón castrense.

El proyecto de ley abarcará tanto a los soldados de la Bundeswehr (las Fuerzas Armadas de Alemania), como a los militares del Ejército Popular Nacional de la desaparecida República Democrática Alemana (RDA).

Entretanto, los jefes de Gobierno de los estados federados alemanes han acordado normas especiales para Navidad y Año Nuevo que contemplan la posibilidad de reuniones de hasta diez personas de diferentes hogares, con niños menores de 14 años excluidos de este cálculo, según informan los medios locales.

Los primeros ministros regionales, que este miércoles se reunirán con la canciller alemanaAngela Merkel, para presentarle sus propuestas en relación a posibles medidas adicionales para lograr una rebaja consolidada de los nuevos contagios, están de acuerdo con extender hasta el 20 de diciembre las actuales restricciones impuestas para contener el avance de la pandemia.

La Canciller alemana, Angela Merkel y la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer
La Canciller alemana, Angela Merkel y la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer

Su objetivo es mantener las medidas para poder relajarlas entre el 23 de diciembre y el 1 de enero, durante las festividades de Navidad y Año Nuevo.

Para ello, proponen que los ciudadanos cumplan una cuarentena voluntaria antes de las fiestas de varios días, que podría apoyarse, además, avanzando el inicio de las vacaciones escolares, señalan los jefes de Gobierno regionales en su borrador de acuerdo.

Solicitan también a los empleadores que estudien la posibilidad de cerrar sus empresas entre el 21 de diciembre y el 3 de enero por vacaciones o bien ofrecer la modalidad de teletrabajo.

En lo que respecta al uso de petardos en la última noche del año, los poderes regionales consensuaron una prohibición parcial, y recaerá en las autoridades locales determinar qué calles y plazas se verán afectadas.

Este punto fue de los más controvertidos, ya que los jefes de Gobierno socialdemócratas abogaron por una prohibición total, sobre todo para no colapsar el sistema sanitario, no sobrecargar a bomberos y policía y evitar aglomeraciones.

Los cristianodemócratas, por su parte, se pronunciaron en contra de prohibir de manera generalizada la venta y uso de pirotecnia -menos en lugares concurridos- y prefieren apelar a la responsabilidad civil de la población.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

La ONU condenó el “racismo estructural” en Brasil tras el asesinato de un hombre afro

Emmanuel Macron anunció que Francia comenzará vacunar contra el covid-19 a finales de diciembre o inicios de enero