La misteriosa desaparición de un profesor chino que criticó al presidente Xi Jinping por su manejo en la crisis del coronavirus

Un filoso ensayo publicado por Xu Zhangrun, en el que critica el sistema de censura y control del gobierno chino, desató la furia de las autoridades de Beijing

El profesor Xu Zhangrun.
El profesor Xu Zhangrun.

Sus usuarios en redes sociales fueron borrados y sus amigos no se han podido contactar con él. Nadie sabe del paradero del profesor Xu Zhangrun, quien osó en publicar un documento en el que criticaba al presidente chino, Xi Jinping, por el manejo de la crisis del coronavirus en el gigante asiático.

Alarma viral: cuando la furia supera el miedo’ es el nombre del ensayo, publicado en febrero, en el que Zhangrun critica el sistema de censura y control del gobierno chino y abrió un fuerte debate sobre la libertad de expresión en China. Sus amigos temen que el apasionado ataque del profesor a la autoridades del país sea la causa de su desaparición.

Luego de la muerte del médico Li Wenliang, uno de los primeros que había intentado alertar sobre el surgimiento del coronavirus a fines del año pasado pero fue reprendido y amenazado por la policía del régimen chino para que dejara de hablar sobre la nueva enfermedad, miles de chinos expresaron en redes sociales su enojo por su fallecimiento. Este hecho empujó al profesor a escribir su filoso ensayo.

La epidemia de coronavirus ha revelado el núcleo podrido del gobierno chino”, escribió Zhangrun, quien es profesor de derecho en Beijing. “El nivel de furia popular es volcánico, y un pueblo así enfurecido puede, al final, dejar de lado su miedo”, agregó.

Un memorial improvisado para el doctor Li Wenliang, en una de las entradas del Hospital Central de Wuhan, en China. 7 de febrero de 2020. REUTERS/Stringer
Un memorial improvisado para el doctor Li Wenliang, en una de las entradas del Hospital Central de Wuhan, en China. 7 de febrero de 2020. REUTERS/Stringer

Zhangrun sabía lo que podía ocurrir luego de publicar el ensayo. Sabía que podía ser castigado, que la autoridades chinas tomarían represalias. Había un antecedente: en marzo de 2019 fue suspendido de su empleo como profesor de Derecho de la Universidad Tsinghua de Beijing y sometido a investigación por las autoridades universitarias por criticar el culto a la personalidad en torno a Xi Jinping, así como la eliminación en la Constitución del límite de dos mandatos presidenciales.

“Ahora puedo predecir con demasiada facilidad que seré sometido a nuevos castigos; de hecho, esta puede ser la última pieza que escriba ", escribió al final de su ensayo.

Sus amigos están preocupados. La cuenta del profesor en WeChat, un aplicación de mensajes chinos similar WhatsApp, fue suspendida. Su nombre también fue borrado de Weibo, la red social más popular en china. Y desde el viernes su teléfono celular nadie lo contesta. Sus allegado no saben si está detenido, tampoco pueden ir hasta su hogar porque los controles y cuarentenas impuestas por las autoridades para evitar que se esparce el virus imposibilitan los traslados de un lugar a otro, informó The Guardian.

A pesar de saber que lo que iba escribir podría tener consecuencias graves sobre él, el profesor en una acción valerosa publicó su ensayo: “No puedo permanecer en silencio”.

Un hombre con mascariila revisa su teléfono móvil mientras viaja en metro por la mañana después del prolongado día festivo del Año Nuevo Lunar causado por el novedoso brote de coronavirus, en Pekín, China, el 10 de febrero de 2020.  REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Un hombre con mascariila revisa su teléfono móvil mientras viaja en metro por la mañana después del prolongado día festivo del Año Nuevo Lunar causado por el novedoso brote de coronavirus, en Pekín, China, el 10 de febrero de 2020. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Y así, llamó a la ciudadanía a exigir elecciones libres y libertad de expresión, en un país donde no está permitida ningún tipo de disidencia. “Ira contra la injusticia; deja que tu vida arda con una llama de decencia; atraviesa la oscuridad aterradora y da la bienvenida al amanecer", escribió.

En el ensayo el profesor criticó duramente a Xi Jinping por su manejo por la epidemia del coronavirus, que el domingo superó los 1.600 casos de muertes.

“Frente a este virus, el líder se ha sacudido”, escribió. “Aunque todos miran al Uno (Xi Jinping) para obtener el visto bueno, el Uno mismo no tiene ni idea qué hacer”.

Independientemente de lo buenos que son para controlar Internet, no pueden mantener cerrados los 1.400 millones de bocas en China”, agregó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Cómo fue que las cifras del coronavirus cambiaron tan drásticamente

La OMS advirtió que “todos los países deben prepararse para la llegada del coronavirus” porque es “imposible” predecir el futuro del brote

Las fallas con el coronavirus agigantan una preocupación mundial: ¿qué pasará cuando llegue la Gran Pandemia?