Diez personas murieron en la ola de violencia xenófoba (Reuters)
Diez personas murieron en la ola de violencia xenófoba (Reuters)

Una ola de saqueos y disturbios xenófobos ocurridos en Sudáfrica desde el domingo pasado ha causado ya diez muertos y 423 detenidos, confirmaron el jueves fuentes oficiales, mientras se suceden las críticas de otros países africanos.

"Sabemos que al menos diez personas han muerto en esta violencia, dos de las cuales eran extranjeras. No hay ira, frustración y agravio que puedan justificar esos actos de destrucción gratuita y de criminalidad", señaló el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, en un mensaje a la nación.

"No puede haber excusa para los ataques a los hogares y negocios de los extranjeros, así como no hay excusa de ningún tipo para la xenofobia o cualquier forma de intolerancia", recalcó el mandatario, cuyo país ha visto seriamente dañada su reputación internacional justo a la vez que acogía el Foro Económico Mundial para África en Ciudad del Cabo.

Los saqueos y disturbios fueron especialmente graves entre el domingo y el martes pasados y afectaron a distintas zonas de Johannesburgo y el cinturón metropolitano, hasta la vecina Pretoria.

Este jueves, la situación ha sido por lo general de calma, aunque anoche todavía se produjeron episodios violentos esporádicos en el este de Johannesburgo.

Una ola de violencia racial golpea a Sudáfrica (Reuters)
Una ola de violencia racial golpea a Sudáfrica (Reuters)

En total, las autoridades de la provincia central de Gauteng confirmaron hoy un total de 423 detenidos por los incidentes.

Con frecuencia, el objetivo de los atacantes fueron los comercios regentados por extranjeros, lo que desató fuertes críticas contra Sudáfrica de muchos países, instituciones y personalidades de la cultura del continente.

Las mayores tensiones se han vivido con Nigeria, país en el que Sudáfrica tuvo que cerrar hoy sus sedes diplomáticas por precaución, ante posibles represalias de la población.

También ha habido protestas contra la violencia xenófoba sudafricana en naciones como Zambia y la República Democrática del Congo (RDC), de acuerdo a la prensa local, y empresas sudafricanas como la telefónica MTN, la audiovisual Multichoice o la cadena de supermercados Shoprite cerraron tiendas y oficinas en varios países.

Zambia incluso canceló un amistoso de fútbol que estaba previsto con la selección de Sudáfrica en Lusaka para este sábado.

En su lugar, se fijó un encuentro con Madagascar, aunque hoy finalmente este decidió también rechazar la invitación.

Los fenómenos violentos con tintes xenófobos se repiten a menudo en Sudáfrica, especialmente en zonas de Johannesburgo y de su cinturón metropolitano con población de bajos recursos.

Pese al pobre desempeño de la economía sudafricana en los últimos años y el alto desempleo (29 %), Johannesburgo es un gran foco de atracción de inmigrantes de la región que buscan un futuro mejor en el corazón financiero de la nación más desarrollada de África.

Sudáfrica (Reuters)
Sudáfrica (Reuters)

Los graves problemas sociales, sin embargo, provocan tensiones subyacentes que estallan periódicamente y ponen en el blanco a las comunidades de inmigrantes.

Estas son a menudo responsabilizadas por la alta criminalidad y otros problemas, lo que en entornos de paro y pobreza desemboca frecuentemente en actos de violencia.

El caos es aprovechado, además, por bandas del crimen organizado para actuar con impunidad.

En esta ocasión, los primeros conatos de violencia se dieron el domingo, después de que tres personas fallecieran en un incendio de un edificio ocupado.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: