El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo
El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo

Estados Unidos tomará todas las medidas posibles para evitar que un petrolero iraní entregue petróleo a Siria en contravención de las sanciones internacional, advirtió este martes el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo.

"Hemos dejado en claro que cualquiera que lo toque, cualquiera que lo apoye, cualquiera que permita que un barco atraque está en riesgo de recibir sanciones de Estados Unidos", dijo Pompeo a los periodistas.

"Si ese barco se dirige nuevamente a Siria, tomaremos todas las medidas que podamos en consonancia con esas sanciones para evitar eso", agregó.

Estas palabras de Pompeo tienen lugar días después de que los británicos Royal Marines incautaran el barco en territorio británico de Gibraltar bajo sospecha de que estaba transportando petróleo a Siria en violación de las sanciones de la Unión Europea, lo que provocó un fuerte deterioro en las relaciones entre Teherán y Londres.

El petrolero Grace 1 estuvo retenido en Gibraltar
El petrolero Grace 1 estuvo retenido en Gibraltar

La Corte Suprema de Gibraltar ordenó la liberación del petrolero el jueves pasado, y funcionarios iraníes dijeron que había llegado una nueva tripulación para navegarlo. Las autoridades de la isla no accedieron a la solicitud de Estados Unidos de mantener retenido el barco.

Luego de que el petrolero Adrian Darya, anteriormente Grace 1, zarpara de Gibraltar, se esperaba que atracara en Grecia. "Este es un transportista de crudo muy grande, tiene más de 130.000 toneladas. No puede acceder a ningún muelle griego", dijo el ministro de Relaciones Exteriores Miltiadis Varvitsiotis a la cadena Ant1 TV.

El diplomático indicó, en tanto, que Atenas no pretende "facilitar el transporte de este petróleo a Siria bajo ninguna circunstancia".

Varvitsiotis dijo que el gobierno griego no estaba en contacto con Teherán por el buque, que originalmente se llamaba Grace 1, pero que pasó a llamarse Adrian Darya, y que no recibió ninguna solicitud de Irán.

El rastreador marítimo dice que se espera que el petrolero llegue a Kalamata el lunes, pero Varvitsiotis sugirió que tal vez no atraque en las aguas griegas. "Ha nombrado a Kalamata como su puerto de destino, pero esto no significa nada. Podría anclar en otro lugar", indicó.

Con información de AFP y Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA: